comscore
MENÚ
Diariomotor
SEAT

3 MIN

Acero, aluminio, fibra de carbono... y ahora vainilla y arroz: los nuevos materiales de la industria automotriz

Tu Graz, Stefan Spirk & Team, Redox Flow Batterie

Hasta hasta hace relativamente poco tiempo los equipos de I+D de las diferentes marcas tenían un papel "sencillo", sólo debían diseñar piezas que fuesen más económicas, y a ser posible. también mejores. Sin embargo, la cosa se ha complicado mucho para todos esos ingenieros y las propias marcas, pues el objetivo ahora es otro: crear componentes con el mínimo impacto ambiental intentando penalizar mínimamente otros aspectos como sus cualidades o el coste. Así pues, entre las más innovadoras líneas de investigación en la industria, nos encontramos con el uso de vainilla en baterías para coches eléctricos por parte de la Universidad de Graz (Austria) o algunas ideas presentadas por SEAT, como la utilización de cáscara de arroz e inyección de gas para realizar piezas plásticas.

La Universidad de Graz ya trabaja con baterías de vainilla

10
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Un estudio de la Universidad Tecnológica de Graz (Austria) dirigido por el profesor Stefan Spirk recoge unas investigaciones que demuestran que es posible sustituir el electrolito líquido de las baterías de flujo redox por uno a base de vainilla, es decir, se estaría pasando de usar metales nocivos y difíciles de conseguir, como lo son las tierras raras que frecuentemente se suelen emplear, por un compuesto tan mundano como es la vainilla, y que se puede encontrar en cualquiera de nuestras cocinas.

Sin embargo, para obtener la vainilla es necesario refinar un polímero orgánico llamado lignina, para lo que estos científicos han validado un proceso químico en el que no usan ningún catalizador tóxico o de elevado precio, siendo además posible llevarlo a cabo a temperatura ambiente, aspectos muy fundamentales en pos de esa sostenibilidad ambiental. Por el momento están ensayando una batería de 3 kWh de capacidad con buenos resultados, según cuentan ya hay empresas interesadas, siendo posible aplicar esta tecnología desde a un móvil o portátil, hasta a la batería de un coche eléctrico o híbrido.

SEAT ya estaría experimentando con paneles de cáscara de arroz como sustituto del plástico

Por su parte, SEAT ha presentado en el Innovation Day que tuvo lugar en CASA SEAT un peculiar proyecto piloto en el que varios componentes de un León, como el portón trasero, el doble piso de carga o el techo, normalmente fabricados en plástico, los han realizado en Oryzite, un producto que está hecho principalmente de cáscara de arroz, la cual es un desecho de ese tipo de plantaciones que supone unas 140 millones de toneladas a nivel mundial y que en la mayoría de los casos acaba siendo quemada.

Así pues, el beneficio medioambiental de estos paneles es doble, o incluso triple, pues no solo promueven una economía circularreduciendo las emisiones de CO2, sino que también disminuye la dependencia del petróleo y de la industria petroquímica para la elaboración de esas piezas plásticas, además de que esos nuevos componentes resultan ser más ligeros que los actuales.

Asimismo, también se presentó en la sede de la compañía de Martorell en el Paseo de Gracia otros proyectos interesantes, como la posibilidad de introducir gas a las piezas que se obtienen por inyección de plástico, dando lugar a un componente cuyo interior sería parecido a una espuma, ofreciendo un menor peso y ahorrando material, aunque si bien es cierto que ya se trabaja en la industria plástica en general con técnicas similares a esta.

Imágenes: TU Graz