CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

3 MIN

El encanto de lo sencillo, o cómo estrenar un Peugeot 205 1.1 Style de solo 50 CV

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 27 Nov 2021
Peugeot 205 Subasta Stile P
Peugeot 205 Subasta Stile P

Desde hace ya años, siento que la industria del automóvil, y por ende, los coches que conducimos, se han hecho excesivamente complejos. Salvo contadas excepciones, nada tienen que ver con los simples coches que conducíamos hace no tanto. Las normativas anticontaminación, las asistencias a la conducción, y la tecnología que desbordan nuestros coches los han hecho caros, complicados y pesados. En ocasiones, conviene mirar al pasado y comprobar el encanto que tenía un coche tan sencillo como un Peugeot 205 Style con motor de 1,1 litros.

Y es que recientemente se ha subastado un verdadero unicornio. Pero Sergio, ¿cómo va a ser un unicornio un Peugeot 205 de acceso? No, el coche en sí no es especial. Lo verdaderamente especial es que esta unidad nunca fue matriculada y tiene solamente 65 km en su odómetro. Es un coche que está a estrenar, pese a tener 31 años. Se subastó en Benzin.fr por la friolera de 13.700 euros. La historia del coche es curiosa: fue adquirido por un concesionario de Peugeot de la región de Emilia-Romagna, en Italia, que decidió nunca utilizarlo ni matricularlo.

Es una cápsula temporal. Y se encuentra en perfecto estado de funcionamiento.

En primavera de 2021, se deshicieron del vehículo y fue vendido a un particular, que es quien lo ha subastado, presumiblemente con un pingüe beneficio. En cualquier caso, lo destacable de este vehículo es que su estado es completamente original. Tanto su pintura como su mecánica están de estricto origen, al igual que su habitáculo. Parece una cápsula del tiempo. Y es entonces cuando de verdad apreciamos el encanto de su sencillez. Fijaos en su volante, de plástico, sin un solo botón. En su consola central no hay equipo de sonido, ni más de seis mandos.

Su instrumentación siquiera tiene cuentavueltas, ya que se cambia de oído. Y sin embargo, está repleto de huecos de almacenamiento y aun siendo extremadamente básico, parece un interior diáfano y bien construido. El motor es otro soplo de aire fresco: es posible identificar todos sus componentes a simple vista. Por no tener, este propulsor de 1,1 litros y 50 CV siquiera tiene inyección, está alimentado por un sencillo carburador, perfectamente visible. Sus llantas de 13 pulgadas conservan sus neumáticos originales, y están cubiertas por tapacubos.

¿Cuando se volvieron tan complicados incluso los coches más sencillos?

Este era un coche muy sencillo y básico incluso en su momento. Por supuesto, cualquier coche moderno está a años luz en prestaciones, seguridad, fiabilidad y tecnología. Pero con todo, siento que hemos perdido la esencia de un coche sencillo y barato, y la muestra es quizá el altísimo precio que ha comandado un coche tan básico como este, 30 años después. Dudo que su propietario vaya a conducirlo habitualmente, pero en cualquier caso, seguiremos añorando lo sencillos y desenfadados que eran los coches, y como eso ha cambiado tan rápido.

10
FOTOS
VER TODASVER TODAS