ESPACIOS
ELÉCTRICOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR
Híbridos

4 MIN

Es el sistema de propulsión más lógico y ventajoso en 2024: la demanda de esta clase de coches supera a la de los 100% eléctricos

Aunque ciertas marcas de vehículos pretendan comunicar lo contrario para condicionar las decisiones de compra de los consumidores con base en la estrategia comercial que han definido en el medio plazo (y a la que, de alguna forma, les han obligado un grupo de políticos), el crecimiento de los coches eléctricos en el Viejo Continente no es, ni mucho menos, desorbitado. De hecho, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), la demanda de los BEV se ha desacelerado en los últimos meses.

En cambio, la mayoría de firmas está detectando, desde hace un tiempo, un aumento considerable del interés y de las ventas sobre los híbridos enchufables, lo que les está llevando a replantear sus paradigmas sobre el comportamiento de los clientes en uno de los mercados más maduros del planeta. Lo más interesante es que esto ocurre en un momento clave para la industria: la paridad de precios entre térmicos y eléctricos está cerca, al tiempo que nuevas fórmulas energéticas cobran fuerza de cara al futuro.

La incertidumbre que transmite el sector y la ralentización en la adopción de los BEV hace que muchas compañías no cesen la inversión en motores de combustión interna.

Los PHEV vuelven a crecer más que los BEV

Las matriculaciones de los coches híbridos enchufables crecieron más rápido que las de los eléctricos de batería en Europa el mes pasado (febrero de 2024), revirtiendo lo que venía siendo una tendencia. Las ventas de PHEV se incrementaron en un 12% respecto al mismo periodo de 2023, mientras que las de los BEV apenas aumentaron un 10%. Se trata de datos de la ACEA, la cual pone de relieve que es un sistema de propulsión cuya evolución ya es más rápida que la del mercado general. Esto también ocurre en EE.UU.

Los PHEV en cuestión, a menudo vistos como coches con una tecnología de transición o de cumplimiento normativo en el camino hacia la electrificación total, han recuperado impulso este año a medida que se desacelera el crecimiento de los BEV. Ello va a forzar a los fabricantes a depender cada vez más de ellos para hacer frente a sus objetivos de emisiones impuestos por la Unión Europea. Sin embargo, tanto los fabricantes como los políticos son conscientes de que, en la práctica, contaminan más de lo homologado.

Los PHEV tienen, de media, emisiones más altas que en la teoría porque parte de sus usuarios no cargan sus baterías normalmente. Quizá la UE endurezca su homologación.

Beneficios de los híbridos enchufables: la compra más inteligente y ventajosa en 2024

El hecho de que las versiones híbridas enchufables de modelos como el Volvo XC60 o el Ford Kuga estén en boga se debe a las ventajas que esta clase de productos ostentan sobre otras tecnologías de impulsión. Por una parte, se obtienen los mismos beneficios fiscales y de circulación que los eléctricos puros (en España no pagan varios impuestos y reciben la etiqueta 0 de la DGT). Por la otra, cuentan con un mayor grado de libertad y flexibilidad, pues prescinden de cargadores de alta potencia durante los viajes largos.

Además, la recarga regular del acumulador energético de estos coches permite ahorrar dinero en los trayectos cortos. El consumo de carburante por carretera con la pila «vacía» es superior que en un térmico equivalente, pero queda compensado si el PHEV se usa habitualmente en entornos urbanos y se circula así en modo eléctrico. El único inconveniente es que se trata de automóviles relativamente más caros, pues equipan componentes de un ICE y un BEV. Es el precio por aunar los beneficios de dos mundos.

Las ventajas de los PHEV, que serán muy relevantes durante el próximo lustro, no se pueden eliminar con efecto retroactivo, de modo que adquirir uno ahora es inteligente.

Cargando...