Confirmada la “herejía” en competición: ¿Habrá un Porsche 911 RSR de calle con motor central?

 |  @davidvillarreal  | 

Se venía rumoreando, como todo secreto a voces, desde hace mucho tiempo. Y lo esperábamos, desde hace aún más tiempo. Decía mi compañero Eloy de Diariomotor Competición en su artículo sobre el nuevo Porsche 911 RSR de la categoría GTE que la herejía queda confirmada. Y no podemos estar más de acuerdo con él. Si por algo se ha definido Porsche durante todos estos años es por su defensa, a ultranza, de la esencia del Porsche 911. En la calle y en los circuitos. Los ingenieros de Porsche han luchado, durante cinco décadas, para vencer a sus rivales empleando una arquitectura a la postre errónea, el famoso motor trasero del Porsche 911. Y así han acumulado victorias durante años. Y finalmente se han decidido por lanzar un Porsche 911 RSR que, como quien no quiere la cosa, ha colocado su motor en posición central, por delante del eje trasero. ¿Significa eso que por fin veremos un Porsche 911 de calle con motor central?

Lo que significa, de momento, es que habrá un Porsche 911 RSR con 510 CV de potencia. Su motor, aunque en posición central, por delante del eje trasero, sigue siendo un seis cilindros enfrentados. Un bloque atmosférico de 4.0 litros, que tratará de competir en igualdad de condiciones con otros deportivos de carrera con turbo, gracias a un reglamento en el que mediante el correspondiente balance de prestaciones se trata de equiparar el rendimiento de motores turbo y atmosféricos.

Porsche ha anunciado este RSR como el Porsche 911 de carreras más espectacular jamás creado. Nosotros tenemos nuestras dudas al pensar en el antiguo Porsche 911 GT1, si bien es cierto que quizás incluso Porsche recuerde a aquellos deportivos de carreras como auténticos prototipos, y no un puro Porsche 911. El Porsche 911 RSR contará, incluso, con asistencias a la conducción como un sistema de radares que detectará a otros rivales para avisar al piloto y evitar colisiones. Una solución sumamente interesante teniendo en cuenta que rodará con deportivos de carreras mucho más rápidos de categorías superiores, como los LMP1.

Pero vayamos al quid de la cuestión, ¿habrá un Porsche 911 RSR, con motor central, de calle?

Según Porsche, el desarrollo de un Porsche 911 RSR de carreras con motor central no exige que exista un Porsche 911 de calle, propiamente dicho, con motor central. El reglamento LM-GTE permite modificaciones, a priori tan importantes, como desplazar el motor por delante del eje trasero. Esta solución no solo aporta a Porsche una gran ventaja en la puesta a punto, la agilidad, y en definitiva el rendimiento de su nuevo coche de carreras, frente a su predecesor de motor trasero. Al desplazar el motor hacia delante Porsche también ha podido desarrollar soluciones aerodinámicas más avanzadas, como la instalación de un difusor de mayor tamaño, y un inmenso alerón que según Porsche ha sido heredado de su hermano mayor, el LMP1, el Porsche 919 Hybrid.

Y dado que el reglamento admite esta modificación, Porsche no necesitará producir un Porsche 911 con motor central de calle, tal y como reconocía el propio jefe de Porsche Motorsport, el Dr. Frank-Steffen Walliser. Quien lanzaba balones fuera y descartaba que, de momento, el Porsche 911 fuera a optar por esta configuración.

Buenas noticias para los puristas que, aún así, no evitan que sigamos pensando en ello. ¿Es demasiado descabellado que Porsche apueste más temprano que tarde por lanzar un Porsche 911 de altos vuelos – halo de GT2 o GT3 – y motor central, en series limitadas? Sinceramente no lo creo.

Fuente: Porsche
En Diariomotor:

Lee a continuación: Vídeo: ¡la Volkswagen T1 con motor de Porsche 911 Turbo y 530 CV asalta Nürburgring de nuevo!

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • Junior

    Es que no tendría sentido lanzar un 911 con motor central , para eso tienen el cayman que es el porsche perfecto …..El nuevo RSR está hermoso ….

  • Paco Tce

    Lo dudo. No obstante, que Porsche pierda el culo en el momento que el reglamento se lo permite indica lo que todo el mundo sabe desde hace décadas, tener el motor colgado lastra el coche.