ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

10 MIN

Prueba del Porsche 911 S/T, el 992 más purista jamás creado (+vídeo)

Este es el Porsche 911 perfecto. 525 CV atmosféricos, cambio manual, menos de 1.400 kilos… un corte de inyección por encima de las 9.000 vueltas, ¡y un sonido bestial! Se llama Porsche 911 S/T, y es la edición especial del 911 con el que Porsche celebra el 60 aniversario de su deportivo incombustible. Solo se van a fabricar 1.963 unidades, y ya están todas vendidas. Es uno de los 911 de calle más caros jamás creados y es el Santo Grial de cualquier purista de la marca. Dejadme que os cuente qué lo hace tan especial.

El Santo Grial del purismo en la gama Porsche 911

En primer lugar, su nombre. A finales de los años 60, Porsche fabricó un puñado de 911 preparados para competir, tanto en rallyes como en circuito. Estaban basados en los ligerísimos Porsche 911 T, en los que se montaban los motores más potentes de la gama, procedentes de los 911 S, y se potenciaban por encima de los 250 CV. Se aligeraban aun más para correr y su tren de rodaje destacaba por un notable ensanchamiento de vías, con pasos de rueda modificados en fibra de vidrio.

Se produjeron poco más de 60 unidades del ST original, y su sucesor fue el icónico 911 Carrera RS 2.7

Fotos del Porsche 911 S/T

El Porsche 911 S/T del año 2023 es un coche de calle, pero se inspira en los ST originales combinando en un mismo coche el motor atmosférico de 525 CV del Porsche 911 GT3 RS, un cambio manual de seis relaciones y una construcción especialmente ligera, con un peso inferior a los 1.400 kilos. La razón de ser de este coche no son las prestaciones puras, para eso ya está un Turbo S, o la efectividad pura en circuito de un GT3 RS.

Su razón de ser es ponernos la piel de gallina en carretera abierta, emocionarnos con su sonido y tacto, hacernos sentir muy especiales, mientras degustamos su puesta a punto. Cosa que vamos a hacer en las espectaculares carreteras de la región italiana de Calabria donde fue desarrollado por el mismo equipo que pergeñó los Porsche 911 con apellido GT. El S/T es realeza en la gama “nueveonce”.

Un equipo de ingenieros se dedicó en exclusiva a la puesta a punto de este coche durante más de un año

La ligereza es una de las claves más importantes del Porsche 911 S/T. Este coche pesa solo 1.380 kilos en orden de marcha, a falta de que se suba el conductor. Es un peso nada menos que 38 kg inferior al de un Porsche 911 GT3 Touring manual, 70 kg inferior al de un 911 GT3 RS, y es casi 400 kg más ligero que un Porsche 911 Targa de tracción total, el peso más pesado de la gama. El Porsche 911 S/T es el 992 más ligero – con diferencia.

Esa ligereza también se consigue con paneles de CFRP en techo, puertas y aletas delanteras. En unas llantas de magnesio de 21″ que reducen las masas no suspendidas en 10,5 kilos, y en cuyo interior hay frenos carbonocerámicos de serie, ligeros y de efectividad indudable. En el interior, en asientos deportivos de fibra de carbono de solo 8 kilos, supresión de los asientos traseros, cristales más finos, alfombrillas más finas y menos aislamiento. Bajo el capó, en una batería de iones de litio 3 kg más ligera.

La jaula antivuelco es opcional, pero los más puristas no la montarán, porque pesa unos 12 kilos

Pero el ahorro de pesos también en la eliminación de elementos mecánicos del chasis que sí tenemos los Porsche 911 GT3 y GT3 RS, en los que el 911 S/T está basado a nivel de arquitectura mecánica. Aunque tenemos la misma suspensión de doble horquilla en el eje delantero, no contamos con un eje trasero directriz, y tampoco tenemos el diferencial deportivo ajustable, o la aerodinámica mágica de los 911 más radicales.

Pero como dice el dicho, menos es más. Y lo que sí tenemos es una caja de cambios manual de seis relaciones, que por primera vez en muchos años, está asociada al mismo motor que podemos encontrarnos en un Porsche 911 GT3 RS. Hablamos de un cambio de seis relaciones “pata negra”, reservado exclusivamente a modelos con apellido GT3 en la marca. No tiene nada que ver con el cambio manual de siete relaciones que podemos encontrar en los 911 con apellido Carrera.

Esta caja de cambios tiene unos desarrollos un 8% más cortos que los que podemos encontrar en un 911 GT3 manual, su pomo es un cm más corto, y se conecta al motor mediante un volante de inercia monomasa y un disco de embrague de menor diámetro. El conjunto es 10,5 kg más ligero que el de un GT3, y su inercia rotacional es tres veces inferior. Esto hace que el motor suba de vueltas con más explosividad y rapidez, y que un simple toque al pedal derecho provoque una reacción mecánica equivalente.

El embrague tiene un tacto al que cuesta acostumbrarse, y es común calar el coche. En ese sentido, son sensaciones cercana a un coche de carreras. El funcionamiento del cambio es una absoluta delicia. Preciso, mecánico, rápido y con una palanca aun más corta, querrás cambiar de marchas solo por el puro placer hacerlo, algo que no puedes hacer en un coche equipado con un cambio PDK: por muy buen cambio que sea, no nos ofrece la conexión con la máquina de un cambio manual de siempre.

No se vende con caja de cambios PDK, el cambio manual es la única opción

Aunque en el 911 S/T tenemos pedales posicionados perfectamente para el punta-tacón, hay un sistema automático que lo ejecutará perfectamente por nosotros. Y hablando de delicias, llegamos a la joya de la corona. El corazón mecánico de este 911 S/T es uno de los mejores motores de combustión interna jamás creados: 4,0 litros, aspiración atmosférica, 525 CV a 8.400 rpm. 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y 300 km/h de velocidad punta. Una joya mecánica idéntica a la que encontramos en un GT3 RS, y en los 911 Cup de competición.

Este motor es harina de otro costal. Su sonido es absolutamente embriagador, y aunque podemos disfrutarlo a bajo y medio régimen, porque tiene par motor de sobra para ello, es a partir de las 6.000 rpm cuando empieza la verdadera fiesta. A 7.500 rpm tu cabeza te ha dicho hace tiempo que tienes que cambiar de marcha, pero aun te quedan 1.500 rpm para jugar. Al corte de inyección, su aullido es pura gloria para los oídos. Creo que queda claro por qué nos ponemos tristes cuando decimos que los motores atmosféricos están en peligro de extinción: intentad hacer esto con un motor turbo…

Ya tenemos todos los ingredientes de la receta del 911 S/T en el bol, y es ahora cuando se infusionan con su ligereza y una suspensión adaptativa, especialmente puesta a punto para el S/T y dotada con componentes en CFRP. Una puesta a punto que se forjó con la dedicación exclusiva de un equipo de ingenieros durante nada menos que año y medio. El resultado es una experiencia de conducción ya no sin igual en la gama 911, si no sin igual en el mundo de los coches deportivos.

Es un faro de purismo y tacto analógico en un mundo que ha cambiado enormemente en los últimos años

Aunque podríamos decir que es un coche que se siente cercano a un Porsche 911 GT3 Touring manual, el extra de potencia, su menor peso, y menor aislamiento, hacen que tenga un punto más ácido. La falta de eje trasero directriz también hace que las reacciones del coche sean más predecibles y directas, sin dobleces que solo podríamos aprovechar en circuito. De hecho, ni siquiera tiene un selector de modos de conducción…toda una declaración de intenciones.

El Porsche 911 S/T es un coche tremendamente rápido y ágil, con un paso por curva abrumador, y que en estas zonas tan reviradas se siente como en casa, a excepción de que por ancho, en algún paso estrecho con otros vehículos vamos a «apretar un poco el culo». Además de ágil, es un coche que nos habla constantemente a través de una dirección precisa, de unos asientos que nos sujetan el cuerpo a la perfección y de un chasis donde sentimos todo lo que ocurre bajo las ruedas.

Tiene esa cualidad intangible que nos envenena cuando lo conducimos, que nos «calienta» y nos hace querer «correr»

En cuanto a experiencias que puedes vivir a bordo de un coche… esto es casi imposible de igualar. Pero no todo va a ser conducir el 911 S/T a ritmos delictivos. Recordemos, este es un coche de carretera, no de circuito. A ritmos tranquilos, en ciudad o en un viaje, este es un coche tan práctico como cualquier otro 911. Un coche hecho para ser usado y disfrutado. Incluso los baquets son cómodos, pero si te empeñas, puedes reemplazarlos sin coste por unos asientos deportivos menos «agresivos».

Su interior está ejecutado con un mimo sensacional en cuanto a diseño y materiales, tenemos un maletero frontal y muchos detalles nos recuerdan lo especial que es este edición, como el cuentavueltas, los emblemas repartidos por el habitáculo o el emblema trasero conmemorativo. Sí, podemos afirmar y afirmamos que el Porsche 911 S/T es posiblemente el 911 más perfecto creado hasta la fecha. Y no solo lo decimos nosotros, también lo dice un tal Walter Röhrl, que lo pudo probar unos días antes en estas mismas carreteras.

Porsche Design Timepieces vende un reloj automático a juego con este coche. Cuesta 12.150 euros y solo lo podrás comprar si te has podido comprar un S/T

El Porsche 911 S/T combina los ingredientes más puristas de la familia 911 en un cóctel donde lo más importante no es el tiempo de vuelta o que haga el 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, si no las sensaciones, lo verticales que se ponen los pelos de nuestro cuerpo al degustarlo. Un manjar para petrolheads, y una forma inmejorable de celebrar los 60 años de un icono de la automoción.

Conclusión

Tras esta prueba confío en que haya quedado claro qué es el Porsche 911 S/T. Más que un Porsche 911 GT3 Touring aligerado, con el motor de un 911 GT3 RS, cambio manual y una orientación especialmente purista. Un coche absolutamente delicioso en todos los aspectos, del que solo podemos criticar, por ser un poco quisquillosos, un precio que arranca en algo más de 349.000 euros, y el hecho de que será imposible estrenar una unidad, ya que toda su producción ya tiene clientes. Por nuestra parte, esperamos que hayáis disfrutado de esta prueba.

Ha sido un honor y un verdadero placer ponernos al volante de este coche tan especial. Una oda al purismo y a la combustión interna de la que nunca nos olvidaremos. Un pasado glorioso que contaremos a nuestros nietos, mientras un taxi autónomo eléctrico nos pasea.

Fotos del Porsche 911 S/T

Vídeo destacado del Porsche 911

Imagen para el vídeo destacado del Porsche 911 Botón de play

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Sergio Álvarez

Conociendo a Sergio Álvarez ¿Cómo comenzó tu pasión por los coches? ¿Cuál fue el primer coche que te llamó la atención?

Porsche 911 992 00027
Logo de la marca porsche Porsche 911
Ahorra 27.300 €  122.002 €

El Porsche 911 es el gran icono universal de los coches deportivos. Por un lado, incluye lo mejor de la tecnología de Porsche y, por otro, es un coche fiel a una larga tradición de décadas en la que se respeta el esquema original de motor trasero y se mantienen las líneas maestras del primer modelo. El 911 al volante es uno de los mejores coches del mundo, sin lugar a dudas.

Ficha 911
Solicita tu oferta
Cargando...