CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Porsche

4 MIN

Atmosférico, manual, 510 CV... ¿qué sabemos sobre el nuevo Porsche 911 (992) GT3?

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 26 Nov 2020
Audi Sq5 Sportback Tdi
Audi Sq5 Sportback Tdi

El Porsche 911 de la generación 992 que todos los puristas están esperando es el icónico GT3. El 911 más pasional de toda la gama volverá a la palestra en la generación más avanzada y digitalizada de la historia del deportivo alemán. Y afortunadamente, Andreas Preuninger - el jefe de desarrollo de los Porsche más deportivos con apellido GT - ha confirmado que retendrá los elementos clave que le dan su innegable personalidad. Es decir, será atmosférico, de propulsión, y gozará de una caja de cambios manual. ¿Qué más sabemos de este 992 GT3?

Posiblemente hayas visto ya los vídeos que los geniales Henry Catchpole y Chris Harris han grabado con Andreas Preuninger para Carfection y Top Gear UK.

Pero en Diariomotor vamos a contaros paso por paso, qué sabemos sobre los cambios del nuevo Porsche 911 GT3, en caso de que no hayáis visto los vídeos, o queráis una aproximación diferente a este deportivo de élite. En primer lugar, es un coche que ha crecido, con respecto a su predecesor, tanto en ancho como en largo. Es especialmente patente a causa del mayor ancho de vías de los Porsche 992.

La receta no cambia, solo mejora. En estos tiempos, para un coche como el 911 GT3, es digno de celebración.

Casi parece un Porsche de competición, en verdad. En su frontal se pueden ver dos canales aerodinámicos y de refrigeración en el capó, así como llantas de serie de 20 pulgadas en el eje delantero, y 21 pulgadas en el trasero. Afortunadamente, el Porsche 911 GT3 seguirá siendo un coche de propulsión, con una receta que no cambia con respecto a su predecesor. Y lo mejor de todo, es que seguirá siendo un coche muy ligero. Gracias a la obsesión de Preuninger por mantener su peso a raya, con el depósito lleno y el conductor a bordo, pesará poco más de 1.400 kilos.

Y esta dieta de adelgazamiento es impresionante, ya que el Porsche 911 GT3 tendrá piezas más pesadas en su tren de rodaje. Para empezar, su suspensión delantera es de doble horquilla, similar a la de los 911 RSR de competición de la marca. Además, el equipo de frenado crece en tamaño: los discos delanteros pasan de tener un diámetro de 380 mm a medir 408 mm. De serie montará discos ventilados de acero, los carbonocerámicos seguirán siendo opcionales. El eje trasero ha sido rediseñado y la dirección es aún más directa que en los 991.2.

Su esquema delantero de suspensiones permite más ajustes de puesta a punto y un comportamiento aún más efectivo.

En lo tocante a la mecánica, el alma del coche será el mismo bóxer de 4,0 litros de los 991.2. No se trata de una evolución del bóxer de 4,0 litros de los Porsche Cayman GT4, derivado del bloque biturbo de tres litros del resto de Porsche 911. La potencia del motor no ha sido anunciada, pero teniendo en cuenta que en los Porsche 911 Speedster desarrollaba 510 CV, todo apunta a que esa potencia será prácticamente la definitiva. No es tan potente como un Turbo... y no hace falta.

No hace falta porque ese bóxer de 4,0 litros tiene más carácter que cualquier motor turbo que Porsche pueda vendernos. Aunque ahora estará asociado a un filtro de partículas, Porsche promete que se han encargado de retener el característico aullido de estos motores. Además de una línea roja que comienza en 9.000 rpm, seguirá disfrutando de tacos de motor activos, y estará asociado a una caja de cambios manual. Sí, manual. Un delicioso cambio manual de seis relaciones con punta-tacón automático opcional. Opcionalmente podrá equipar una caja PDK automática de siete relaciones, no de ocho.

El coche de producción será presentado de forma inminente. Tenemos unas ganas increíbles de conducirlo.

Se podrá usar en modo "manual" tanto desde las levas tras el volante como desde la propia palanca del cambio. Preuninger insiste en que el GT3 involucrará en la conducción a su piloto como lo han hecho sus predecesores, siendo más rápido, más eficaz y más controlable. Su aerodinámica mejorada tendrá mucho que decir al respecto. El elemento clave de su aerodinámica será el enorme spoiler trasero. Un spoiler de dos piezas que permite instalar un spoiler tipo "duck-tail" en posición inferior.

El resultado es una enorme carga aerodinámica, sin un ángulo de ataque tan exagerado, que permita una alta velocidad punta. El difusor trasero también ha crecido de forma considerable. Todos estos ingredientes contribuirán a la experiencia de conducción purista que demanda el público que compra un GT3. A mayores, todo apunta a que seguirá existiendo un GT3 RS aún más radical, mucho más enfocado en la conducción en circuito.

Galería de fotos del Porsche 991 GT3

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vídeo destacado del Porsche 911

0