CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

5 MIN

¿Cómo pretende Porsche ser una marca eléctrica sin perder su esencia? La respuesta la tiene el nuevo Macan… y Audi

Elena Sanz Bartolomé | 14 Nov 2022
Porsche Macan Electrico Plataforma Ppe  00
Porsche Macan Electrico Plataforma Ppe  00

Entre la ciudad de Brescia y el Lago de Iseo, en plena Lombardía italiana, se encuentra uno de los Porsche Experience Center que la marca alemana tiene repartidos por el mundo. Hasta allí hemos viajado para conocer cómo será el futuro de Porsche: sí, la marca sabe que, inevitablemente, pasa por la electrificación y que deben adaptarse a ella sin perder su esencia. ¿Cómo pretenden conseguirlo? La respuesta la tiene el Porsche Macan y su nueva plataforma, la PPE, desarrollada junto a Audi.

Porsche espera que, en 2025, más de la mitad de los que coches que vendan tengan algún tipo de electrificación: eléctricos puros o híbridos enchufables. En 2030 el objetivo será más ambicioso: para entonces. El objetivo es que más del 80% de sus entregas estén protagonizadas por modelos completamente eléctricos. La Premium Platform Electric (PPE) es sólo una de las herramientas que les ayudará con este propósito.

13
FOTOS

La Premium Platform Electric (PPE)

Porsche y Audi han desarrollado, juntas, esta plataforma que permite comercializar (de manera rentable) modelos de gran volumen que estarán electrificados y, además, cumplirán con los altos estándares técnicos que se espera de un vehículo formado en las líneas de producción de Stuttgart.

La PPE será el punto de partida para dar forma a modelos con varios niveles de rendimiento con tracción trasera y total. Vehículos en los que han dado un paso adelante en la electrónica: para que sean más eficaces han sustituido el silicio como material semiconductor por carburo de silicio (SiC). El recubrimiento de los componentes electrónicos también es innovador: Porsche ha solicitado una patente para su Integrated Power Box que reduce los componentes necesarios y, en consecuencia, minimiza el peso y los costes.

La nueva Premium Platform Electric de Porsche y Audi será, además, el punto de partida para modelos de diferentes segmentos porque ofrece la posibilidad de escalar la distancia entre ejes, el ancho de vía y la distancia al suelo. Esto, al mismo tiempo, permite a la marca alemana conservar su carácter.

El ADN del Porsche Macan eléctrico

En el Porsche Experience Center de Franciacorta (Italia), tuvimos la oportunidad de ver, en primera persona, un prototipo muy camuflado del Porsche Macan eléctrico que llegará a las carreteras en 2024. Nos explicaba Dominik Hartmann, ‘Chassis Manager’ del SUV alemán, que tomar la Premium Platform Electric como punto de partida les ha permitido concebir un modelo eléctrico con el ADN de Porsche.

¿Qué nos encontraremos dentro de un año medio o dos años? Un Porsche Macan con un marcado estilo coupé en el que su motor eléctrico estará colocado “particularmente atrás”: esto dará como resultado un reparto de pesos 48:52. Si hasta añadimos que el ancho de rueda de los ejes delantero y trasero será diferente para adaptarse a esa distribución y que las llantas podrán ser de hasta 22 pulgadas, tendremos entre manos un SUV con una mejor capacidad de respuesta, mejor precisión en la dirección, un guiado más preciso, una rigidez transversal más alta y, en general, un comportamiento superior al actual.

Para llevar esto a otro nivel, las versiones superiores tendrán (de serie) el Porsche Torque Vectoring Plus: un bloqueo electrónico del diferencial trasero, que garantiza una mayor tracción, estabilidad y dinámica. Con el Porsche Active Suspension Management (PASM), el coche reaccionará al estado de la carretera, pero también a la velocidad, la aceleración, a la fuerza aplicada al pedal del acelerador, al comportamiento de la dirección y a la posición del vehículo. Y es que, dependiendo del ritmo, podremos bajar la carrocería para mejorar la aerodinámica y, en consecuencia, la autonomía.

La parte eléctrica del nuevo Porsche Macan

Conocido cómo es, sobre el papel, el comportamiento del nuevo Porsche Macan, llega el momento de abordar la parte eléctrica. Dominik Hartmann nos contó que la potencia del SUV alemán rondará, inicialmente, los 450 kW (600 CV) con un par máximo de más de 1.000 Nm.

Contará con un sistema de tracción total en el que cada eje tendrá un motor eléctrico: así se podrá realizar un control rápido y preciso de las cuatro ruedas, además de llevar a cabo una distribución de par totalmente variable basada en el modo seleccionado, en la conducción y en la demanda entre ambos ejes.

La energía estará suministrada por una batería de iones de litio, ubicada en la parte inferior de la carrocería. Estará formada por doce módulos compuestos por celdas prismáticas y tendrá una capacidad total de unos 100 kWh. Para lograr una mayor densidad de energía, Porsche ha apostado por una mezcla de níquel, cobalto y manganeso con una proporción de 8:1:1.

El Porsche Macan tendrá, igual que el Porsche Taycan, una arquitectura de 800 voltios con la que el proceso de recarga se reduce porque, además, la capacidad de carga superará los 270 kW de la berlina eléctrica. No en vano, en un punto de carga potente, la batería puede pasar del 5 al 80% en 25 minutos. Y no sólo eso: si la estación utiliza tecnología de 400 voltios, el Porsche Macan puede dividir esos 800 voltios en dos partes iguales de 400 voltios para que cada una se pueda cargar en paralelo.

Con este planteamiento, Porsche pretende que el Porsche Macán eléctrico recoja el exitoso relevo de la versión de combustión para convertirse en “el modelo más deportivo de su segmento”. Lo podremos comprobar en 2024.

13
FOTOS

Vídeo destacado del Porsche Macan