El primer vídeo del Porsche Taycan demuestra que Porsche sí sabe vender coches, aún sin enseñárnoslos

 |  @davidvillarreal  | 

Porsche prepara un lanzamiento sumamente importante, el primer modelo de una nueva generación de coches eléctricos entre los cuales, no lo dudes, habrá más modelos. Porsche no ha querido perder ni un instante, y tras habernos anunciado su nombre, que se llamará Porsche Taycan, nos presenta un primer vídeo que ha de servirnos de anticipo de lo que está por llegar. Y es que si hay algo que sabe hacer Porsche es vendernos un coche, incluso cuando aún no hemos visto cómo será este Porsche Taycan.

Porsche apela al valor de lo intangible

Porsche apela de nuevo al valor intangible de las emociones, del trabajo de sus ingenieros, del valor de pasar un día a los mandos de uno de sus coches y, según la publicidad de Porsche, echar de menos todas esas sensaciones al subirse a cualquier otro coche. Porsche apela en definitiva al alma de sus coches, y todo apunta a que esa será la estrategia comercial que seguirán con este nuevo Porsche Taycan. Porsche quiere demostrar que el hecho de disponer de un motor eléctrico, en vez de uno de sus de cilindros enfrentados o formando una uve, no implica renunciar a esas sensaciones.

La precipitación de los acontecimientos, primero anunciando su nombre, ahora presentando un primer vídeo, es un claro indicio de que la presentación del Porsche Taycan está cada vez más cerca. Su lanzamiento, en cualquier caso, se espera para el año que viene, para 2019.

¿Qué podemos esperar del Porsche Taycan?

Sabemos que el Porsche Taycan contará con motores eléctricos muy potentes y es lógico pensar que en el entorno de los 600 CV de potencia, en cifras similares a las del Porsche Mission E que nos lo anticipó. Aquel prototipo presumía de cifras realmente espectaculares, de un 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y de alcanzar los 200 km/h desde parado en apenas 12 segundos.

Pero sobre todo estaremos ante un coche eléctrico con una autonomía que superará los 500 kilómetros, con baterías compatibles con sistemas de carga de alta potencia. El objetivo de Porsche era tan ambicioso como recargar un 80% de los ya mencionados packs de baterías en apenas 15 minutos.

Ver más imágenes del Porsche Mission E:

Vídeo del Porsche Mission E

Sigue todas nuestras pruebas y reportajes en vídeo, suscribiéndote a nuestro canal de Youtube en este enlace.

Vídeo destacado del Porsche Taycan

Lee a continuación: Porsche Taycan: el primer eléctrico de Porsche ya tiene, por fin, nombre

  • Chechu Quiroga

    Muchas ganas de ver su versión final!

  • Ariza Ariza Mclaren 720S

    Lo que se anuncia en Alfa es algo similar a este proyecto teuton, por aya sucederá en el año 2025 , dicen que un Sedan que reemplaza al desaparecido Alfa166, seria hecho bajo la plataforma de la siguiente Ghibli totalmente eléctrico y híbrido, pero lo que se viene en Porsche es otra cosa, esperemos si esta al nivel de belleza del Fisker EMotion.
    Saludos.
    https://gas2.org/wp-content/uploads/2018/01/emotion-butterfly-doors-vendetta-studios-1-800×445.jpg

  • Internecio

    El 80% de batería en 15 minutos es razonable, pero el problema mas evidente de los eléctricos es ese, los poquísimos puntos de recarga que hay (y mas con esa potencia) para cualquier viaje largo, y el descomunal tiempo que se suele tardar en recargar el coche.

    Hacer un viaje de 400km es un riesgo aun si se demuestra que el coche tiene 500km reales de autonomía. En teoría llegas, pero con que cojas un atasco por un accidente o unas obras, te puedes quedar tirado. Si tienes la suerte de encontrar cargadores para lo cual muchas veces habría que desviar la ruta y hacer aun mas Km, todavía te queda una espera normal de mínimo dos horas… Si vas a comer, puedes aprovechar, pero si no… te mueres del asco… Hay que planificar los viajes de forma que el repostaje coincida con la comida o la cena, usar las rutas recomendadas donde hay cargadores… Libertad libertad, poca.

    Para ciudad y recorridos muy inferiores a la autonomía, si son válidos. Para lo demás, es una aventura, y una incomodidad.