Probamos el BMW M2 CS: más y mejor para crear el M definitivo

David Clavero  |  @ClaveroD  | 
Bmw M2 Cs Prueba 0920 Portada 01

La saga M2 de BMW va camino de convertirse en una nueva leyenda de la historia BMW Motorsport. Mejor dicho, tras esta prueba del BMW M2 CS estoy convencido de que este deportivo se habrá consagrado como coche de culto y futuro clásico, animándote a acompañarnos en este viaje a los mandos del M2 CS para descubrir qué tiene de especial su receta y por qué gastarse 103.900 euros en comprar una de las 75 unidades que llegarán a España es uno de los mejores caprichos que un petrolhead se puede permitir a día de hoy. Arrancamos.

Tras unos M2 y M2 Competition que crearon escuela, ahora llega un M2 CS que hace posible hablar de un coche todavía mejor

Antes de meternos en faena quiero puntualizar un aspecto clave de este análisis, y es que antes de ponerme a los mandos del M2 CS he de confesaros que acudía a esta presentación con los deberes bien hechos. Es decir, antes del M2 CS probé bien a fondo los M2 (370 CV) y M2 Competition (410 CV), pudiendo así saber de primera mano en qué brillaban las anteriores evoluciones y en qué se podía mejorar.

Bmw M2 Cs

Cómo viene siendo costumbre en BMW M, la idea de evolución constante se esconde detrás de cada nueva iteración. No hay cambios drásticos, pero sí mejoras y modificaciones que hacen que cobre sentido poner un apellido nuevo. De esta forma el M2 CS supone el culmen del M2 a base de una aproximación clara a lo mejor que pudimos ver en la anterior generación del BMW M4. Quedarnos con su mejora en prestaciones sería ver solo la superficie de un paquete de cambios de gran calado, y es que el M2 CS no pretende ser solo un coche más rápido, sino también más eficaz.

Bmw M2 Cs 2020 Filtrado 12

En la receta del BMW M2 CS nos encontramos como principal protagonista un 3.0 Twin-Turbo de 6 cilindros en línea capaz de desarrollar 450 CV de potencia máxima y 550 Nm de par. A este motor se une transmisión manual de 6 relaciones - nuestra unidad de pruebas - o un cambio automático de doble embrague opcional con 7 relaciones. Terminando en un diferencial controlado electrónicamente para domar el eje trasero. Por primera vez en un M2 nos encontramos suspensión adaptativa, al igual que por primera vez es posible instalar opcionalmente un equipo de frenos carbocerámico con discos de 400 mm delante y 380 mm detrás, equipo instalado en nuestra unidad de pruebas. Y para terminar nos encontramos unos neumáticos Michelin Sport Cup 2 que, si así se quiere, pueden ser reemplazados por unos Super Sport para aquellos que busquen un uso del coche más polivalente.

Bmw M2 Cs

Las llantas forjadas doradas de 19" y el color Misano Blue son exclusivas del M2 CS

No iba a olvidarme del apartado estético, un punto donde este M2 CS actualiza su imagen para ganar en deportividad y aligerar el peso de algunos componentes. La fibra de carbono llega al splitter delantero, al capó (con toma de aire integrada), el techo, los retrovisores, el spoiler trasero y el difusor donde se cobijan 4 salidas de escape en acero inoxidable. En el interior los cambios son más comedidos, manteniendo esa imagen sobria y analógica típica de BMW, pero empleando piel, alcantara y fibra de carbono para dar vida a un volante de tacto perfecto, un cambio manual bien rematado y unos asientos deportivos de gran factura y excelente relación sujeción/confort. La sensación de calidad es alta, la postura de conducción excelente, pudiendo poner como única pega esa atmósfera de tintes clásicos que contrasta tanto con algunos de sus rivales.

Bmw M2 Cs 2020 Filtrado 13

Y llegamos al momento clave. Es hora de despertar a este M2 CS para ver en qué se traducen todos los cambios realizados y la promesa de un 0-100 Km/h de 4,2 segundos y una velocidad punta de 280 Km/h (autolimitada). Cómo decíamos al principio de esta entrada no encontramos cambios radicales, pero sí modificaciones que se notan y se sienten desde el primer momento. Hemos ganado en agilidad, en precisión y también en eficacia.

Bmw M2 Cs

El 6 en línea brilla más, y lo hace con un carácter más progresivo y con un empuje más brioso en la zona alta, ofreciendo una experiencia más plena que además se acentúa con el delicioso cambio manual. Este coche está diseñado para estirar cada relación hasta el corte, haciendo aullar a los 450 CV y jugando con el punta-tacón automático que acompaña al cambio en cada reducción. Es cierto que la transmisión automática rebaja 0,2s el 0-100 Km/h, añadiendo un extra en confort y rapidez de transiciones, pero ya os adelanto que solo hacen falta un par de curvas para caer rendido ante el tacto del cambio manual. Por contra, no todo iba a ser positivo, el sonido del escape no llega al tono y contundencia que esperábamos, algo que se justifica con la entrada en vigor de nuevas restricciones que penalizan el sonido en favor de unas menores emisiones.

Bmw M2 Cs 2020 Filtrado 11

Bmw M2 Cs

Siguiendo la ruta que nos ha propuesto BMW para probar el M2 CS en la sierra de Madrid me voy encontrando con una eje delantero más preciso, más directo y obediente, algo que se agradece a la hora de buscar los límites de la carretera. Justo en este punto también brillan las gomas escogidas, unas Michelin muy deportivas que hay que calentar y alejar del agua, pero que en conducción deportiva ofrecen un nivel de agarre extraordinario. En curvas cerradas salen a relucir los nuevos frenos carbocerámicos, que se muestran infatigables y con potencia de sobra, y la nueva suspensión adaptativa, permitiendo ahora personalizar su comportamiento según nuestras preferencias. Para mi sorpresa este CS no ofrece un tarado radical, todo lo contrario, sujetándose muy bien pero sin penalizar las espaldas de sus ocupantes.

Bmw M2 Cs

Llegada la hora de poner punto y final a esta prueba no puedo negar que me bajo del BMW M2 CS con una gran sonrisa. La fórmula que ya conocíamos ahora brilla más y mejor, algo que no era fácil de conseguir. Estamos ante un coche de culto diseñado por y para puristas, con un precio que lo distancian claramente del M2 Competition (+28.250 €) y con una producción limitada a 75 unidades en España. De esta forma, hablamos de un rara avis en el mercado, que olbiga a desembolsar más de 100.000 euros por él, pero que a cambio ofrece una receta y experiencia que está en serio peligro de extinción.

Lee a continuación: El BMW M235i Gran Coupé es un BMW M3 en miniatura de 306 CV

El BMW Serie 2 es un coupé de tamaño compacto sucesor del BMW Serie 1 Coupé y derivado del BMW Serie 1, con quien comparte el grueso de sus componentes mecánicos y detalles del habitáculo.

Ver todos los comentarios 1