Prueba gama Lotus Elise, Exige y Evora: cuando descubres que menos es mucho más

David Clavero  |  @ClaveroD  | 
Lotus Exige 350 Sport 1019 026

Es imposible no pensar en un fabricante como Lotus cuando hablamos de verdadera deportividad, esa que se siente y se demuestra al volante y que no necesita justificar nada con números. Por ello hoy es un día especial, pues hoy nos ponemos a los mandos de toda la gama Lotus, lo que quiere decir que vamos a poner a prueba los Lotus Elise, Lotus Exige y Lotus Evora, incluyendo además los diferentes sabores en los que se fabrican. No hablamos solo de potencia, tampoco de velocidad, hoy vamos a disfrutar a lo grande descubriendo por qué menos puede ser mucho más.

Coches donde la electrónica o las ayudas a la conducción son meras espectadoras, y todo buscando ofrecer la experiencia de conducción más inmersiva

Lotus Exige 410 Sport 1019 022

Desde los inicios de Lotus como fabricante la firma inglesa siempre se ha distanciado del resto de la industria automovilística por una filosofía tan sencilla como efectiva, otorgando prioridad a la contención del peso y a la pureza de las sensaciones muy por delante de cifras de potencia o habilidades electrónicas. Hablamos de una herencia que se ha mantenido hasta nuestro días como homenaje a su creador Colin Chapman.

Los tiempos han cambiado mucho desde que Lotus comenzase a fabricar deportivos, sin embargo mientras sus rivales han emprendido caminos de todo tipo y condición, algunos con acierto y otros no tanto, Lotus se ha mantenido fiel a su esencia para regocijo de los más puristas. Ahora, bajo el control de Geely, el fabricante británico mira al futuro con nuevos e interesante proyectos como el Lotus Evija, sin embargo también promete seguir defendiendo la idea de coche deportivo que les ha traído hasta aquí. ¡Comienza el show!

Lotus Elise 220 Sport 1019 007

Lotus Elise: la pureza

El Lotus Elise sigue defendiendo hoy el acceso de gama de Lotus con gran maestría gracias a su concepto de coche escuela. Un deportivo diseñado por pilotos para pilotos, con gran nobleza y mucha sinceridad a los mandos, un coche ideal para aprender a pilotar y entender la física que hay detrás de una vuelta rápida en circuito. En un mundo donde la electrónica filtra y enmascara cada milímetro de un deportivo moderno, ponerse a los mandos del Elise nos reconcilia con el deportivo de verdad, el que pone los pelos de punta y nos hace sonrerir con cada curva que forzamos al límite.

No hay coche escuela como el Elise si tu objetivo es aprender a pilotar

Lotus Elise 250 Cup 1019 009

Disponible en versión de 220 o 250 CV a través de un bloque 1.8 sobrealimentado por compresor y de origen Toyota, el Elise es un coche donde experimentamos un nivel de disfrute elevadísimo incluso a baja velocidad gracias a su excelente chasis y condición de descapotable. Es un coche donde las concesiones al confort son las mínimas, pero ello se traduce en un vínculo constante con el coche y cada una de sus piezas. Es prácticamente un kart convertido en coche, lo cuál lo convierten en un juguete muy especial, un juguete analógico en plena era digital que sin ser deportivo ideal para todos los públicos, sí que es un coche que todo petrolhead debería conducir al menos una vez en la vida.

Lotus Exige 410 Sport 1019 003

Lotus Exige: el deportivo con mayúsculas

Imagina la receta del Elise mejorada y revisada para ser capaz de soportar hasta 430 CV… esta podría ser la mejor definición de lo que supone adentrarse en la gama Exige. Un modelo situado un peldaño por encima del Elise para ser rival de modelos como el Porsche Cayman GT4, pero ofreciendo un carácter y rabia que te prometo no tienen rival. En esencia encontramos mucho en común con el pequeño de la casa, puntos como el espartano habitáculo o la característica postura de conducción, sin embargo a poco te acomodas en sus baquets ya percibes que en el Exige toda va a pasar mucho, mucho más rápido.

Lotus Exige 430 Cup 1019 019

El juguete definitivo. Salvaje y adictivo, tanto como para no querer bajarte de él

Lotus Exige 410 Sport 1019 010

Partiendo del 3.5 V6 de Toyota, Lotus hace su magia añadiendo entre otras cosas un compresor con el que gana mucho empuje y rabia, tanto para que os asegure que estamos ante uno de lo sonidos de escape más deliciosos que mis oídos han escuchado. El feeling de kart se mantiene, pero aquí todo sucede a muchísima más velocidad, por lo que hablamos de un deportivo muy serio que nunca debe ser subestimado estando disponible además con 3 sabores: 350 Sport, 410 Sport y 430 CUP. El chasis sigue siendo lo mejor del conjunto, aunque ahora se combina con un motor capaz de seguir semejante ritmo, por lo que el concepto de juguete queda atrás para hablar de un serio coche de carreras capaz de ser matriculado. Salvaje y muy adictivo, y entre todas sus configuraciones, la 410 Sport fue la que me resultó más satisfactoria por su equilibrio como deportivo para calle y track days.

Lotus Evora Gt410 1019 007

Lotus Evora: un GT puede ser muy divertido

Podría parecer una locura el hecho de ver a Lotus fabricando un GT, sin embargo tras conducirlo solo puedo decir que esta reintreptación del concepto Gran Turismo en clave Lotus me ha convencido. Con unos Elise y Exige claramente enfocados en las prestaciones, para bien y para mal, Lotus ha querido ofrecer a sus clientes la posibilidad de saborear los 410 CV del V6 en un envoltorio no tan exigente, aunque sí muy disfrutable.

Lotus Evora Gt410 1019 010

Porque otros GTs son posibles. Tan deportivo como usable en el día a día

Lotus Evora Gt410 1019 018

Comparado con un Exige estamos ante un coche muy diferente, mucho más confortable, sencillo de conducir y polivalente, aunque eso sí, comparado con cualquier GT similar estamos ante un coche con mucha más raza en sensaciones, comportamiento y sonido. Lotus ha sabido fabricar su propia visión del GT y el acierto ha sido pleno. A ritmo tranquilo nos encontramos con un coche noble e incluso bastante confortable, pero solo con subir el ritmo y pulsar el botón “Sport” en el salpicadero despertamos ese lado oscuro que nos recuerda que estamos al volante de un GT muy especial.

Lotus Gama Prueba 1019 01

Poner un Lotus en tu garaje: ¿y por qué no?

Tras una jornada de pruebas a los mandos de toda la gama Lotus no puedo sino poner punto y final con una enorme sonrisa en mi rostro. Me lo he pasado muy bien con cada uno de estos coches, todos diferentes, aunque todos partiendo de una misma esencia que se percibe desde el primer instante a sus mandos. No me cabe la menor duda de que son coches muy especiales, no aptos para todos los públicos por su pureza y particular concepto de la deportividad. Y aún así no puedo sino recomendar como mínimo su prueba si es que estás barajando hacerte con uno de sus rivales. Créeme, la experiencia siempre merecerá la pena, aunque eso sí, puede que descubras tu lado más petrolhead y eso ya te adelanto que no tiene cura.

Lee a continuación: La batalla definitiva en circuito: Ford GT, Porsche 911 GT2 RS, Mercedes-AMG GT R y Lotus Exige Cup (+vídeo)

El Lotus Elise es un coche muy especial, uno de los deportivos Lotus más puros y esenciales que han existido y a la vez una especie en peligro de extinción. Con la ligereza por bandera y las sensaciones de conducción deportiva sin filtros por bandera, el Lotus Elise es un deportivo sin concesiones al confort o a la practicidad, una máquina diseñada únicamente para hacer disfrutar a su conductor.

Ver todos los comentarios 1
  • ch460

    Dios bendiga a Lotus y les dé muuuuchos años de vida (para que los puristas tengamos alguna alternativa de compra –en 1ª mano– realmente DIVERTIDA de conducir).

El Lotus Elise es un coche muy especial, uno de los deportivos Lotus más puros y esenciales que han existido y a la vez una especie en peligro de extinción. Con la ligereza por bandera y las sensaciones de conducción deportiva sin filtros por bandera, el Lotus Elise es un deportivo sin concesiones al confort o a la practicidad, una máquina diseñada únicamente para hacer disfrutar a su conductor.