CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Híbridos enchufables

6 MIN

Prueba del Bentley Flying Spur Hybrid, el híbrido que cambiará tu forma de entender el lujo

David Clavero | @ClaveroD 29 Dic 2022
Bentley Flying Spur Hybrid 2022 Prueba Dcd 40
Bentley Flying Spur Hybrid 2022 Prueba Dcd 40

El salto a la electrificación de Bentley es ya una realidad y por ello hoy vamos a conocer a fondo a su nuevo estandarte en materia de propulsión eléctrica. Hoy probamos el Bentley Flying Spur Hybrid, una berlina de lujo que por primera vez en su historia hace uso de un motor híbrido enchufable. Vinculados históricamente a enormes motores V8 y W12, hoy vamos a descubrir si el motor eléctrico está a la altura de lo que exige un automóvil de lujo y por qué cambiará para siempre tu forma de entender este tipo de coches.

Si echamos la mirada atrás, Bentley basa su historia en el uso de motores de alta cilindrada, mecánicas de 8 y 12 cilindros que en estas últimas décadas se han convertido en todo un símbolo de poderío, distinción y exclusividad. Pero el futuro de la industria habla de cero emisiones y por ello en Bentley ya trabajan en una gama donde todos sus coches sean totalmente eléctricos, recorriendo el primer tramo de este camino a través de mecánicas híbridas enchufables gracias a su capacidad para combinar lo mejor de dos mundos.

¿Y si el verdadero lujo está en el silencio, el confort y el aislamiento?

El corazón del Flying Spur Hybrid está compuesto por un motor gasolina 3.0 V6 Twin-Turbo de 416 CV y 550 Nm, un motor eléctrico de 136 CV y 400 Nm y una batería de iones de litio con 14,1 kWh de capacidad útil. La suma de todos estos ingredientes da como resultado una potencia máxima combinada de 544 CV y un par máximo de 750 Nm, permitiendo recorrer hasta 40 Km en modo totalmente eléctrico e incluso obtener la etiqueta CERO de emisiones con todo lo que ello implica de cara a la puesta en marcha de las ZBE en 2023.

Más allá de este nuevo propulsor, el Flying Spur se mantiene fiel a su receta, haciendo uso de un cambio automático de 8 relaciones, un eficaz sistema de tracción total con reparto variable del par motor entre trenes y una sobresaliente suspensión neumática. De este modo, tener la etiqueta Hybrid no supone renunciar a las altas prestaciones, más bien todo lo contrario, pues este Flying Spur es capaz de hacer el 0-100 Km/h en 4,3 segundos y alcanza los 285 Km/h de velocidad máxima.

Pero esta es la teoría, por lo que ha llegado el momento de hablar de la práctica. Teniendo en cuenta que el Flying Spur es hoy por hoy una de las mejores berlinas de lujo en tanto a dinámica de conducción y comportamiento, la primera sorpresa que nos encontramos en este motor híbrido enchufable es que no hay sorpresas, ni siquiera el aumento de peso a costa de las baterías pasa factura (2.500 Kg).

El rodar de la berlina de lujo de Bentley sigue siendo intachable, ofreciendo empuje más que de sobra y acometiendo cualquier maniobra con la mayor de las suavidades. Con o sin batería, el sistema híbrido gestiona la entrega de potencia eléctrica para que en los primeros metros siempre sea protagonista el motor eléctrico, lo cual considero todo un acierto por la contundencia e inmediatez que esto supone en un coche de este tamaño y peso. De hecho, la aparición del motor eléctrico incluso aporta un plus de agilidad al Flying Spur, lo que permiten gobernar a este buque con más facilidad en entornos urbanos y giros pronunciados.

La eficiencia es otra de las buscadas consecuencias en este nuevo motor, y lo cierto es que conseguimos obtener consumos más bajos que los que registrados con las versiones V8 o W12 en anteriores pruebas y en el mismo recorrido.

El Flying Spur Hybrid que hemos probado, puede además configurarse en versión S para añadir un plus de deportividad, o Mulliner para subir otro peldaño en lujo y exclusividad

Sin energía en las baterías es posible movernos en el entorno de los 10 l/100 Km sin practicar ningún tipo de conducción eficiente, mientras que con las baterías a plena carga pudimos conseguir autonomías en modo eléctrico de hasta 32 kilómetros y rebajar las cifras de consumo hasta los 7,5-8 l/100 Km. La gestión del esquema en tanto a cómo usar la propulsión eléctrica acierta en la gran mayoría de ocasiones, asistiendo al motor gasolina para ganar más aceleración, pero también para aliviarle de las cargas de trabajo menos eficientes.

Y llegamos a la que considero que es la mayor ventaja en este esquema híbrido, que no es otra que la suavidad, el silencio y la falta de vibraciones que aporta esta configuración. Si ya los V8, y más aún los W12, se caracterizan por un sedoso funcionamiento, con el motor eléctrico pudiendo trabajar a velocidades de hasta 130 Km/h, nos encontramos con un desplazamiento excepcional donde nada consigue perturbar a los ocupantes de esta limusina. Con la llegada de este motor híbrido, la sensación de aislamiento y desconexión con respecto del exterior es a todas luces la mejor que se ofrece en la gama, demostrando que el potencial del motor eléctrico en este tipo de automóviles de lujo es muy elevado. Si bien el confort ofrecido por el Flying Spur ya era sobresaliente, el silencio absoluto que consigue esta versión permite disfrutar aún más de esta cualidad.

Aunque no es fácil renunciar al estatus y exclusividad que aporta un doce cilindros, la suavidad y contundencia del motor eléctrico son imposibles de igualar

Curiosamente, el hecho de perder cilindros podría entenderse a priori como un inconveniente en este Bentley, pero dado el enfoque del Flying Spur como berlina de lujo, el motor híbrido enchufable me parece que es a día de hoy la mejor elección que existe en la gama, más aún si nuestro objetivo es viajar siempre en las plazas traseras. Salvo que busquemos el lado más prestacional y exclusivo que puede ofrecer este coche, que es donde cobran sentido las variantes S o Speed, no podemos sino reconocer que el motor eléctrico ha llegado para quedarse, pues se muestra imbatible a la hora de dar vida a esa experiencia de conducción total que se persigue en todo automóvil de lujo, esa que destaca sobremanera en suavidad, confort y aislamiento.

51
FOTOS