CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

8 MIN

Vídeoprueba del SEAT León e-Hybrid: ¿compensa comprar el enchufable antes que el diésel o gasolina?

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 4 Jun 2021
Prueba Seat Leon Phev
Prueba Seat Leon Phev

Quieres cambiar de coche y te gusta el SEAT León. Y ahora, a la clásica duda entre diésel y gasolina se une una versión enchufable, que todas las marcas nos venden como el futuro. Y es normal tener dudas: con el Plan MOVES III el PHEV de 204 CV es 2.000 euros más barato que el diésel equivalente, y solo 2.000 euros más caro que el gasolina. En este vídeo te vamos a ayudar a decidir si el SEAT León que necesitas es la versión enchufable, o si por el contrario, deberías comprar una versión convencional 100% térmica.

Qué cambia en el SEAT León híbrido

Lo cierto es que a nivel estético no cambia nada, más allá de una discreta chapita en la parte de atrás y la toma de carga, situada en la aleta delantera. Tampoco cambia el habitáculo, del que nos sigue gustando su diseño, su amplitud y sus calidades, y del que sigue sin gustarnos el equipo de infoentretenimiento y sus controles hápticos. En esta versión Sportstourer, pero también en el cinco puertas, la batería provoca que el espacio de carga se vea mermado: perdemos el doble fondo del maletero, que pasa de los 620 litros a los 470 litros.

El depósito de combustible es más pequeño: solo tiene 40 litros de volumen.

Si queréis conocer todas las impresiones del interior del SEAT León, os remito a nuestra prueba a fondo de la versión de cinco puertas. A nivel técnico, el SEAT León e-Hybrid combina un motor 1.4 TSI de 150 CV - con turbo de geometría variable - con un motor eléctrico de 115 CV y una caja de cambios DSG de doble embrague y seis relaciones. La batería de iones de litio tiene 9,8 kWh de capacidad útil y sobre el papel, permite una autonomía eléctrica WLTP de 63 km en la versión familiar. En modo 100% eléctrico, el coche puede alcanzar los 135 km/h.

La potencia combinada del sistema es de 204 CV y 350 Nm de par motor, permitiendo un 0 a 100 km/h de solo 7,7 segundos - si queremos algo más rápido en la gama León, tenemos que ir a tocar a la puerta de CUPRA. Su potencia de carga es uno de los aspectos más discutibles: solo se puede cargar a 3,6 kW de potencia, demorando cuatro horas para una carga completa. Si lo cargamos a 2,3 kW de potencia en una toma doméstica, la recarga subirá a seis horas. Al igual que cualquier coche eléctrico, podemos programar la hora de carga preferida.

En el CUPRA León contamos con una versión híbrida algo más potente, con 245 CV de potencia.

Igualmente, podemos reservar parte de la carga - por ejemplo, si sabemos que al final del día tenemos que entrar en ciudad - o cargarla con el propio funcionamiento del motor, causando un pequeño incremento en el consumo. Este proceso de recarga con el propio motor térmico es un proceso largo, que puede demorar incluso un par de horas.

Al volante del SEAT León e-Hybrid

El León enchufable es un coche con varias personalidades. Como coche eléctrico es un vehículo de 115 CV, con una respuesta ágil en condiciones convencionales y un rodar bastante silencioso. Al estar el motor eléctrico entre la caja de cambios y el motor térmico, la caja de cambios va engranando velocidades, por tanto tenemos seis relaciones eléctricas y un gran empuje en todas ellas. En el modo de funcionamiento híbrido, el comportamiento del coche depende en gran medida de la carga de la batería, como ocurre en otros enchufables.

El cambio DSG no es especialmente rápido. Un DSG-7 más moderno encajaría mejor con el carácter del coche.

Si la batería está cargada, el coche prioriza el uso de la batería al máximo posible, y si activamos el modo Sport, ambos motores entregan lo mejor de sí mismos. No obstante, en ocasiones, el motor eléctrico entra en funcionamiento con demasiada brusquedad, y llega a abrumar al eje delantero, provocando interferencias en la dirección, disminuyendo la precisión de guiado. Cuando la batería comienza a estar descargada la intensidad del empuje disminuye de forma considerable, y cuando está descargada, el coche se comporta como un híbrido estándar.

Es decir, si queremos aprovechar al máximo su aceleración, solo lo podremos hacer con un mínimo de carga en la batería. En verdad la batería no se descarga nunca del todo, queda un pequeño buffer que es usado como apoyo al motor térmico en momentos puntuales. Por lo demás, del comportamiento dinámico del León solo podemos decir buenas cosas: el tarado del chasis es sensacional y en las versiones FR la suspensión adaptativa DCC nos permite elegir entre 15 durezas diferentes, personalizando al máximo la experiencia de conducción del coche.

El peso de la batería se nota, pero puede usarse (para bien) como arma arrojadiza en según qué curvas.

Los únicos peros están en la falta de retroalimentación de la dirección y en esos "problemas de comunicación" entre el motor eléctrico y el motor térmico.

Prueba de consumos

En cuanto a sus consumos, hemos logrado un gasto medio de 3,2 l/100 km en un ciclo mixto de ciudad y carretera de unos 75 kilómetros, partiendo con la batería completamente cargada. La batería se agotó al recorrer 45 kilómetros. Bajo nuestra experiencia, la batería nunca logró superar los 50 km con una sola carga, y en un uso de autovía a 120 km/h, se agotó al recorrer solamente 33 kilómetros, en un recorrido con unos 10 km de pendiente ascendente.

Circulando con la batería descargada y a un ritmo sostenido en el que el coche no es capaz de hacer uso del sistema híbrido, el consumo del coche es comparable al del León con motor 1.5 TSI de 150 CV, con un gasto que oscila entre los 6 y los 7,5 l/100 km, en función del uso del vehículo. La conclusión es clara: si quieres maximizar la eficiencia del coche, ¡carga la batería siempre! De lo contrario, estarás arrastrando 200 kilos de lastre, y pagando un dinero adicional por hacerlo, más allá del extra de consumo de combustible.

Si lo cargamos a diario, obtendremos consumos muy aquilatados.

Conclusiones y precios

El SEAT León e-Hybrid puede ser una gran compra si quieres un coche familiar compacto y te decantas por un híbrido enchufable. Ahora bien, debes tener claro que si no enchufas el coche a la red eléctrica - ya sea en tu casa o en tu trabajo - y no cargas su batería habitualmente, estarás haciendo una compra poco inteligente. Si no vas a aprovechar al máximo su capacidad eléctrica y exprimir a diario su autonomía, es mejor que te decantes por un diésel o un gasolina, ahorrarás una importante cantidad de dinero y evitarás dolores de cabeza.

Si tienes donde cargar el coche y vas a usarlo diariamente en modo eléctrico, sí es un coche que merece la pena. No solo tiene buenas prestaciones y un gran agrado de funcionamiento, es un coche ágil, práctico y de respuesta viva, además de estar construido con una buena calidad y contar con una gran carga tecnológica. Además, es un coche con pocos rivales: si quieres un compacto familiar con esquema mecánico enchufable, fuera del Grupo Volkswagen solo podrás optar por los Kia Ceed Tourer PHEV o los Renault Mégane Sport Tourer E-Tech PHEV.

Si quieres un familiar compacto enchufable el SEAT León es una de las pocas alternativas de mercado.

Tenemos también que hablar de precios. El Seat León enchufable con carrocería familiar tiene un precio de tarifa de 32.480 euros en su versión Xcellence. Si achatarramos un coche y nos acogemos al Plan MOVES III, su precio se reduce hasta 27.480 euros, un precio 2.000 euros inferior al de un León con motor 2.0 TDI de 150 CV. Si no achatarramos un coche y solicitamos la ayuda del Plan MOVES III, tendrá un precio casi idéntico a una versión diésel. Aún con ayudas y achatarramiento, siempre será unos 2.300 euros más caro que una versión de gasolina de 150 CV.

Precios del SEAT León Sportstourer e-Hybrid

Xcellence e-Hybrid: 32.480 euros
Xcellence e-Hybrid MOVES sin achat.: 29.980 euros
Xcellence e-Hybrid MOVES con achat.: 27.480 euros
Xcellence 2.0 TDI 150 CV: 29.440 euros
Xcellence 1.5 TSI 150 CV: 25.250 euros

El Plan MOVES III es de gran ayuda para reducir la factura de compra de un coche enchufable, y además, te pueden subvencionar hasta el 80% del coste del punto de carga y su instalación. Ahora bien, debes recordar que estas ayudas están sujetas a tributación - tributan como ganancia patrimonial en la declaración del IRPF - y para que sean realmente cuantiosas, debes achatarrar un coche de tu propiedad con más de 7 años. Un coche, que por otra parte, aún podría tener años de vida por delante en el mercado de segunda mano.

Fotos del SEAT León e-Hybrid

32
FOTOS
VER TODASVER TODAS