comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

3 MIN

El PSOE se moja y propone aumentar los impuestos al gasóleo para los coches diésel

quiero-pagar-menos-gasolina-02-1440px

Aumentar los impuestos nunca es popular, como tampoco lo será aplicar las restricciones al tráfico que ya se están planteando en muchas ciudades. Pero el gran problema que nos encontramos está en que, mientras los políticos retrasan la toma de decisiones, los ciudadanos que quieren comprar un coche se encuentran con la incertidumbre de no saber qué va a suceder en los próximos años. Tal vez por eso las ventas de coches diésel hayan caído a mínimos históricos, y entre particulares, solo uno de cada tres compradores se decante por esta opción. El PSOE se ha mojado y ha propuesto aumentar los impuestos al gasóleo que utilizan los coches diésel, en casi unos diez céntimos por litro, hasta equipararlo con la gasolina.

La subida de impuestos a los coches diésel

Últimamente hemos hablado largo y tendido sobre los diésel, y también sobre sus impuestos. Ya os contamos cómo los coches diésel se benefician de la fiscalidad en España, con impuestos favorables que van desde la compra de un coche diésel, hasta los impuestos que gravan el hidrocarburo. Es precisamente este último el que también ha generado diferentes noticias en los últimos días. En marzo conocíamos que el Gobierno pretendía aumentar los impuestos al diésel y hace unos días una Comisión de Expertos proponía aumentar los impuestos en un 28,6%, para contribuir en la financiación de la revisión del modelo energético del país.

Ver artículo: Dieselgustazo, así se benefician los coches diésel de la fiscalidad en España.

El Gobierno también habría planteado diferentes escenarios para aumentar el gravamen al diésel, mientras el PSOE incluye esta idea en sus presupuestos alternativos, y una Comisión de Expertos como condición indispensable de la revisión del modelo energético del país

La propuesta de impuestos a los diésel del PSOE

Mientras el Gobierno presentaba los Presupuestos Generales del Estado, que se aprobarán próximamente si el partido en el Gobierno, el Partido Popular, llega a un acuerdo con otras fuerzas políticas, el PSOE proponía unos Presupuestos Generales del Estado Alternativos. Así lo han denominado. En esta alternativa presupuestaria se planteaba el incremento de los impuestos a los diésel, con el fin de aumentar la recaudación en 2.140 millones de euros, si se produjera de una vez, y en 600 millones de euros este año, si se aplicará de forma escalonada.

La propuesta del PSOE pretende equiparar los impuestos del diésel, el gasóleo, con los de la gasolina. Actualmente el tramo estatal del impuesto por hidrocarburos es de 30,7 céntimos de euro por litro de gasoil, y 40,25 céntimos de euro por litro de gasolina. La equiparación pretendería que el impuesto ascienda a 40,25 céntimos de euro por litro de gasóleo, a excepción del gasóleo para profesionales y bonificados, que se mantendría en las tasas impositivas actuales.

Ciertamente la medida no sería nada popular, pero tampoco podemos olvidar otras cuestiones. La primera, que fuentes no oficiales aseguran que el Gobierno también está trabajando soluciones similares. Que la Comisión de Expertos convocada por el Gobierno no ve otra opción para financiar la revisión del modelo energético español. Y que la Unión Europea lleva echando el rapapolvos a España por la baja fiscalidad de los hidrocarburos, y especialmente el gasóleo, desde hace tiempo. Con lo cual todo apunta a que este acontecimiento, a que el aumento de los impuestos al diésel, al gasóleo, se producirá más temprano que tarde.