ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

3 MIN

El downsizing y la electrificación no terminan de funcionar en Mercedes-AMG y por eso el regreso de los V8 gasolina es más posible que nunca

La electrificación no termina de cuajar y el mercado es el mejor termómetro para saberlo. Por ello, aunque los avances en sistemas de propulsión se están produciendo a una velocidad realmente vertiginosa, lo cierto es que las ventas no terminan de acompañar a esta apuesta y por eso hay marcas como Mercedes que se están replanteando muy seriamente su futuro eléctrico. Y tanto es así que, tras lanzar uno de los motores híbridos más avanzados del mercado, Mercedes-AMG se plantea seriamente reemplazarlo por un V8.

El híbrido más deportivo y avanzado no es suficiente, ni siquiera en AMG

E-Performance es la forma con la que en Mercedes-AMG han decidido electrificar progresivamente toda su gama de coches deportivos. La clave de esta estrategia pasa por la combinación de motores térmicos de alto rendimiento, pero menor cilindrada, y un sofisticado sistema de propulsión eléctrica derivado de la Fórmula 1 en pos de brindar las mejores prestaciones y no la máxima eficiencia.

Si bien en los modelos más prestacionales y de mayor tamaño de la gama AMG los sistemas E-Performance toman como punto de partida un motor V8, en las variantes 63 de los modelos Clase C y GLC se emplea un propulsor gasolina 2.0 Turbo de 4 cilindros con 476 CV como base que, junto al sistema híbrido enchufable, alcanza los 680 CV de potencia máxima junto a unos más que intimidantes 1.020 Nm de par máximo.

El nuevo motor híbrido es mejor en todo, excepto en lo más importante, que son las ventas

Tecnológicamente estamos ante uno de los sistemas de propulsión más avanzados y eficaces del momento, superando en todo a su antecesor… o no en todo. Y es que en Mercedes-AMG se han dado cuenta de que el reemplazo del anterior 4.0 V8 Twin-Turbo por el nuevo 4 cilindros hibridado no está funcionando a nivel de ventas.

Por esta razón, según informan desde Autocar aludiendo a fuentes de la propia marca, de cara al lanzamiento del nuevo Mercedes-AMG CLE 63, un coche que tendría que emplear el mismo motor híbrido de los C y GLC 63, se habría decidido recuperar el motor V8 Twin-Turbo aunque ello suponga ofrecer cifras de potencia y rendimiento inferiores.

Esta decisión aún no ha sido confirmada por el fabricante alemán, sin embargo tendría mucho sentido si tenemos en cuenta que además el CLE ya cuenta con una versión AMG CLE 53 impulsada por un motor 3.0 Twin-Turbo de 6 cilindros en línea que rinde 470 CV.

Vídeo destacado del Mercedes Clase C

Imagen para el vídeo destacado del Mercedes Clase C Botón de play

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Clavero

Desempeñando la labor de redactor y probador de coches desde su incorporación, su experiencia le ha permitido convertirse en presentador, creador de contenidos y coordinador editorial en diferentes proyectos dentro de Diariomotor.

Cargando...