Renault tiene un plan para acabar con los diésel y reconoce que "nos dirigimos hacia su final"

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Renault Diesel 02

Cada vez son más los que hablan de un futuro en el que el diésel no será, ni mucho menos, la opción más relevante. Los más atrevidos incluso hablan de su muerte lo cual, sin duda, nos parece un tanto descabellado en el corto y medio plazo. Renault ya habla abiertamente del declive del gasóleo y de su plan para acabar con los diésel en su gama, si bien es cierto aún reconoce que no podrán prescindir de él en algunos casos. Y esto no deja de ser sorprendente en una marca para la que, ciertamente, el diésel ha sido muy importante en los últimos años. Renault ya tiene un plan para acabar con los diésel y, tal y como reconocía su CEO, Carlos Ghosn, "el juego se ha acabado". ¿Cómo pretende Renault desplazar, hasta eliminar, los diésel de su catálogo?

Por qué Renault ha dejado de apostar por los diésel

Carlos Ghosn no solo reconocía que, según su opinión, y según recogen medios como Reuters, se ha acabado el juego para los diésel, sino también que entiende que, ante la incertidumbre, el cliente tenga dudas a la hora de adquirir un diésel, pensando en que dentro de tres o cuatro años podría tener problemas para utilizarlo, o venderlo, un punto que a nuestro juicio puede ser exagerado. Ghosn declaró que "obviamente nos dirigimos hacia el final de los diésel".

También se refería al momento que vivimos y al hecho de que los fabricantes tengan que buscar alternativas, "interpretar las tendencias políticas" y determinar que tecnología será la que triunfará.

Carlos Ghosn, CEO de Renault, da por muerto al diésel, mientras la marca dibuja una gama en la que los híbridos e híbridos enchufables serán la alternativa

Renault Diesel 01

¿Cómo pretende acabar Renault con el diésel?

Renault estima que en los próximos años (no especifican cuántos años) sus ventas de diésel se habrán reducido a la mitad. Pensemos en lo que eso significa, también para las fábricas españolas, en las que Renault no solo ensambla coches, sino también motores y, por supuesto, motores diésel. De ahí que al menos tranquilice que Renault haya confirmado que sus nuevos híbridos, las correspondientes versiones híbridas de Renault Captur y Renault Mégane, vayan a fabricarse en España.

Por otro lado, y aunque Ghosn pronostique la muerte del diésel, reconoce que Renault no podrá prescindir, aún, del gasóleo. Algunos de sus modelos seguirán comercializándose con motores diésel y seguirán manteniéndolo en ciertos "nichos y segmentos" donde el diésel sigue siendo popular y necesario. Lo que unido a todo lo anterior nos hace pensar que el diésel lo tiene muy complicado en productos como Clio, Captur, o incluso Mégane.

Las alternativas que planteará Renault para que la ausencia de diésel no penalice serán híbridos e híbridos enchufables que, según anunciaron en el Salón de París, estarán presentes en las gamas Clio, Captur y Mégane a partir de 2020. También imaginamos que las soluciones micro-híbridas jugarán un papel fundamental en esta transición hacia una gama sin diésel. Recordemos que Renault ya se ha anticipado, y dispone en su gama de varios modelos con un sistema micro-híbrido, y tecnología de 48 voltios, algo que estamos empezando a ver en marcas premium.

Lee a continuación: Aunque no les cierra la puerta, el Grupo PSA (Peugeot, Citroën, Opel) detiene el desarrollo de motores diésel

Ver todos los comentarios 8