Cinco razones por las que el diésel no “tiene los días contados”

 |  @sergioalvarez88  | 

La Ministra de Transición Ecológica afirmó el miércoles en el Congreso de los Diputados que “el diésel tiene los días contados”, al presentar su hoja de ruta para combatir el cambio climático y la contaminación en las grandes ciudades. Una declaración tildada de alarmista, que ha sido duramente contestada por la industria española del automóvil, asociaciones de consumidores y medios de comunicación. Aunque el mensaje de fondo de Teresa Ribera habla de una retirada progresiva del protagonismo del diésel en España, las declaraciones no han estado acompañadas de medidas concretas o políticas más definidas.

Sabemos que el Gobierno de Pedro Sánchez subirá los impuestos al gasóleo de forma escalonada, equiparando su carga fiscal con la de la gasolina – el litro de gasóleo podría encarecerse hasta en 0,15 euros. Las medidas fiscales irán previsiblemente acompañadas de reformas a los impuestos de circulación – el famoso IVTM, de competencia municipal – y controles más severos a los sistemas anticontaminación y emisiones de los coches diésel, especialmente en las ITV. “Durará más o menos, pero sabemos que su impacto en partículas y en lo que respiramos es suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida”, sentenciaba en el congreso.

Ribera ve con buenos ojos las restricciones a la circulación de los coches más contaminantes en grandes ciudades, donde se acumula el grueso de la contaminación atmosférica.

El problema es que no existe una hoja de ruta para este “proceso de salida”. Un proceso de salida en el que los propietarios de un coche diésel tendrán las de perder, al menos económicamente hablando. Ribera no culpa a los ciudadanos que acaban de adquirir un coche diésel – afirmando que en muchas ocasiones el coste económico de un producto no refleja su coste social real – y propone que sean las señales de mercado y fiscales las que “nos permitan discriminar de una manera intuitiva, natural, sin tener que hacer análisis profundísimos sobre qué es lo que significa cada una de nuestras opciones de compra”.

Pero el diésel está muy lejos de desaparecer. Estas son cinco de las razones por las que el diésel no tiene precisamente los días contados, aunque la transición a formas más limpias de movilidad ya se haya iniciado – no hay más que ver que menos de 4 de cada 10 coches matriculados actualmente emplean mecánicas diésel.

1) El transporte de mercancías depende del diésel

La práctica totalidad del transporte de mercancías en nuestro país se lleva a cabo con vehículos alimentados por gasóleo. Tres de cada cuatro litros de combustible consumido en España son de gasóleo. A día de hoy, una parte anecdótica de los vehículos de transporta emplea gas natural, electricidad o gasolina. Para transportistas que recorren decenas de miles de kilómetros al año, no existe otro criterio que el de la rentabilidad. Si sus costes se elevaran de forma significativa y brusca, tened por seguro que el precio de todos los bienes, alimentos y muchos servicios, se elevaría en consonancia.

En 2016, el transporte por carretera supuso el 94,5% del transporte de mercancías en España, según el Centro Español de Logística.

Ningún gobierno se puede permitir que sus políticas influyan de forma salvaje en la tasa de inflación, o eleven el precio de determinados artículos de forma alarmante. Ya se ha valorado la posibilidad de continuar compensando a los transportistas el aumento del precio del gasóleo mediante la devolución del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, medida que excluye a cientos de miles de trabajadores autónomos y pequeños transportistas. La transición a otros combustibles debería estar fuertemente regada de subvenciones, incentivos fiscales y políticas que no dañen ni al tejido industrial ni al sector del transporte.

2) Hay más de 13 millones de turismos diésel rodando en España

En España hay en estos momentos unos 23 millones de turismos matriculados. Algo más de 13 millones de coches en circulación están movidos por motores alimentados por gasóleo – y la edad media de estos coches supera ya los 12 años. Tampoco podemos olvidar el parque móvil de vehículos industriales y autobuses, movido casi exclusivamente por gasóleo. Aunque el peso del diésel pueda ir disminuyendo de forma progresiva, es de ilusos pensar que este parque móvil desaparecerá en unos pocos años. Décadas de beneficios fiscales y subvenciones a su compra – el Plan PIVE benefició especialmente a los coches diésel, por su bajo nivel de emisiones de CO2 – tienen gran parte de culpa.

Deberían existir ayudas cuantiosas al achatarramiento de coches antiguos y contaminantes. El plan MOVALT se ha demostrado insuficiente y escaso.

3) Porque un coche diésel emite menos CO2 que uno de gasolina

Según un tweet del propio Ministerio de Transición Ecológica, España fue el país de la Unión Europea que más incrementó sus emisiones de gases efecto invernadero. El dióxido de carbono es el principal culpable del cambio climático. Los coches de gasóleo tienen consumos reales inferiores a los de un coche de gasolina, y por tanto menores emisiones de CO2. Aunque los nuevos gasolina son muy eficientes y sus consumos medios homologados se acerquen a los de los diésel equivalentes, la realidad es que en un ciclo realista de conducción el diésel sigue ganando la partida de la eficiencia, nos guste o no.

En 2017 se elevó por primera vez en décadas la cifra media de emisiones de CO2 de los coches nuevos matriculados en España. El apetito de nuestro mercado por los SUV y el descenso en cuota de los motores diésel tienen mucho que decir al respecto. Por supuesto, un diésel ha tenido tradicionalmente un nivel de emisiones contaminantes superiores, y somos perfectamente conscientes de lo dañinas que son las partículas en suspensión y los óxidos de nitrógeno. El diésel puede perder la batalla, pero la guerra se debería estar librando contra las emisiones de CO2. ¿Cómo va España a reducir sus emisiones con un parque móvil que cada vez emite más dióxido de carbono?

Si achatarramos un viejo Volkswagen Golf TDI y compramos un SEAT Ateca 1.4 TSI de 150 CV tenemos un coche más limpio, pero también un coche con unas emisiones de CO2 reales notablemente superiores.

4) Los diésel Euro 6 son extremadamente limpios

Los diésel han sido tradicionalmente motores muy contaminantes, emitiendo patrículas finas en suspensión y nocivos óxidos de nitrógeno – especialmente en el caso de coches mal mantenidos. No obstante, los nuevos diésel Euro 6 son extremadamente limpios, con un nivel máximo de emisiones de NOx de 80 mg/km, frente a los 60 mg/km de los gasolina. Sabemos que este nivel de emisiones homologado no se corresponde con la realidad, y por suerte, el advenimiento del ciclo WLTP trae bajo el brazo una prueba de emisiones en condiciones reales de circulación, mucho más severa y estricta con las emisiones reales de los coches.

Es decir, los motores están sometidos a un control de emisiones mucho más estricto que el de hace unos años. Ha tenido que ocurrir el fatídico Dieselgate de Volkswagen para que la maquinaria legislativa se pusiera en marcha – por suerte, como dice el refranero español, no hay mal que por bien no venga. No todo es del color de rosa: estos motores cuentan con sistemas anticontaminación tan eficaces como caros y complejos. Sistemas que elevan su coste de producción, su coste de adquisición y su coste de mantenimiento. Sistemas que funcionan mucho mejor en carretera y largas distancias que en un entorno urbano.

Los motores de gasolina también están empezando a montar filtros de partículas y sistemas anticontaminación avanzados.

5) Porque seguirán siendo rentables para quien recorra muchos kilómetros anuales

La solución no es eliminar al diésel de la ecuación, sino adecuarlo a la realidad. La fórmula para hacerlo está en manos del gobierno, que deberá buscar medidas justas y equitativas. Deberán comunicarse claramente los beneficios de cada tipo de mecánica, y también sus inconvenientes. Sabemos que es un combustible muy rentable para aquellos que recorren muchos kilómetros por vías extraurbanas, donde el efecto en la salud pública de sus emisiones contaminantes es mucho más bajo – como por ejemplo, los transportistas o los comerciales. Se quiera o no, el diésel sigue siendo necesario y seguirá siendo necesario durante años y años.

Lee a continuación: Fiat se enfrenta a un conflicto laboral por culpa del fichaje de Cristiano Ronaldo

  • Juan Alberto

    Encuentro que la respuesta de que el diesel no tiene los dias contados es mentira , en realidad si los tiene. por más que hagan sistemas anticonaminacion que se añaden al motor como EGR y filtro de particulas, cataliticos dps, etc la tierra no puede seguir contaminando emociones, a dia de hoy se ve que hasta la motosierras que son de 2 tiempos ya estan siendo cambiadas por las electricas. entonces se puede ver que el tema de la electricidad viene demasiado fuerte y es inesperable el cambio de autos electricos.

  • Rhombus Steel Lobo

    Lo triste es que mientras a VAG le compense el diésel, es decir, hasta que desquite sus (ejem ejem) inversiones en tecnologías diésel, seguirá teniendo futuro, si este grupo automotriz considera que le conviene que se borre de un plumazo de toda Europa los combustibles fósiles, no os preocupéis, que la “seño” Merkel (o su sustituto/a) se encargará de que así sea.

    Aquí hay una guerra de intereses de empresas, yo creo que nos harán la patata el cambio de diésel/gasolinas a eléctricos, para después de eléctricos a hidrógeno, a base impuestos te obligan a cambiar a lo que les de la gana, porque es más “eco” que cambiemos de coche cada 5 años que estirar la vida útil de un coche hasta que no de para más, comprar-tirar-comprar.

  • El Tio la Vara

    Los diésel Euro 6 son extremadamente limpios, ¡Mentira! Hace unos días decíais que se ha demostrado que siguen emitiendo 18 veces más Nox de lo permitido.
    https://www.diariomotor.com/noticia/un-estudio-concluye-que-los-diesel-siguen-emitiendo-hasta-18-veces-mas-nox-de-lo-permitido/
    – Porque seguirán siendo rentables para quien recorra muchos kilómetros anuales: Mentira, en mi empresa todos los comerciales hacemos mas de 35.000 año, y poco a poco nos estamos pasando al híbrido por que los números salen.
    Porque un coche diésel emite menos CO2 que uno de gasolina: ¡Mentira!, un híbrido emite entre 80-84 gr de Co2, el diésel 120 como poco, y si hacemos caso al articulo citado antes 18 veces más.

    El que quiera comprarse un diésel que prepare la cartera de las reparaciones. Los sistemas anticontaminacion tan sofisticados se atascan, y sus consecuencias múltiples averías de otros sistemas que hacen que no compense su compra.

    • Havelock Vetinari

      Vamos a ver, 35.000km año para un un coche de flota o comercial es francamente poco. Supongo que se tratará de comerciales de provincia y en ese caso un híbrido, ya que los eléctricos pueden no encajar con las pautas de uso, es una buena solución, sobre todo si te mueves en ciudad habitualmente.
      Algunos de los vehículos de la empresa donde trabajo pasan de los 70.000km al año de largo (más del 75% en carretera/autovía), y conozco empresas que cambian de vehículo cada 3 años con medias de 250.000km.
      Sin ir más lejos esos 35.000 se los hacía yo al mío particular antes de alternarlo con la moto sólo con ir a trabajar y un par de viajes al año.

  • Juanlup

    Sergio, como un experto en el mundo del motor, te pido tu opinión. ¿Te comprarías un TDI 116 o un TFSI 150?

    Buen artículo.

    • Depende del uso que le vayas a dar y cuántos kms recorras al año. Si haces más de 20 o 25k al año, y son fundamentalmente en carretera, diésel. Para todo lo demás, TFSI.

  • danieurocable

    Resptecto a lo del CO2, en fin, se ha hablado mucho. Pero el CO2 no es toxico, simplemente desplaza el oxigeno, lo que es critico en las grandes ciudades son los NOx (que SI son toxicos) que los diesel emiten 4 veces mas que el gasolina. Lo que se pretende en las grandes ciudades es reducir la contaminación local ya que eso origina asmas y alergias ademas de problemas de respiración.

  • jesus27

    Los diesel no tienen contados los días o los días contados, como lo queramos ver o entender.

    Si este gobierno chabaquero, lleno de promiscuos que utilizan dinero ajeno para sus fines sociales e íntimos y verdaderamente fuesen cualificados y no simples analfabetos con el único fin de llenar su cartera trabajando la palabrería y riéndose en la puta cara de toda la gente, más aun en quienes votan esta chusma….. pues el diesel tendría los días contados.

    Pero como vamos a dar algo por acabado, cuando no tenemos alternativa viable para el 70% de la población??

    Que si que si, que tenemos coches eléctricos, coches que la mayoría no subsanan la mayoría de las necesidades personales por presupuesto, autonomía y puestos de recarga, osea infraestructura.

    Lo fácil? subir los impuestos, recaudamos más por lo mismo, y los cuatro o diez o 80.0000.000 gilipollas analfabetos nos aplauden mientras jodemos a gran parte de la población, la asfixiamos más aun y para colmo te sueltan la mierda de que por tu salud.

    Yo no quiero pagar más por lo mismo, quiero soluciones las cuales me hagan plantearme la compra de un eléctrico de forma seria y poder decir adios al diesel, gasolina..

    Y con analfabetos peseteros en el gobierno…….. nos vamos a comer mierdas como panes.

    • Rafael Zavala Castillo

      En vez de preocuparse de sacar los coches diésel, porque nose preocupan 1ero en que la gente tenga sueldos dignos no hayan tantas subcontratas que no hayan tantas Ett que los empresarios hagan fijos a la gente. 1ero preocupensen que políticos, diputados y alcaldes no roben y que devuelvan todo el dinero que han robado y que los jubilados no Le roben su dinero que tanto trabajo Le ha costado a tenerlo en su juventud.

      • Borja Pancete

        Y la etiquete esa de marras que se la pongan al sitio final a donde van esos coches, que cierren aeropuertos como el 1/11/11 que contamina mas que nada como asi se demostro, que no se eche co2 en invernaderos, que multen a quien no respete al mayor contaminador de la capa de ozono, que no traigan a acoger gente de climas mas calidos a otros mas frios,…

  • guss

    En esta España cateta, con gobiernos de vagos, y maleantes; efectivamente tenemos un transporte por carretera vergonzante. En vez de resolver con ferrocarill, Por precio, eficiencia, y sostenibilidad.
    No, a contaminar España, saturando las carreteras de caminones de alto tonelaje, la peora.
    Por otra parte es evidente que no se puede seguir INTOXICANDO ciudadanos impunemente porque un 30 % de la población tenga coche, y decía pasearse con esos malos humos.
    NO.
    Dicen que pagan impuestos, y somos los ciudadanos sin coche, los que tenemos que mantener todo el destrozo que van dejando los de los coches.
    Destrozo, alergías, enfermedades, y muertes prematuras, ese es tu fin, conductor. MATAR.
    Así que, por favor; Deja YA de pasearte en ese coche, Gracias.
    A los del eléctrico advertirles que no penseis que vais a llenar ahora las poblaciones de chatarras a pilas, para seguir atropellando a las personas. Fuera de la ciudad el abuso del coche, su ruido, su violencia, y su toxicidad. HAy que recuperar el espacio en las ciudades para poder disfrutar como personas, y no asediados por las máquinas infernales, asesinas, gracias …

  • Carlos Fernandez Teso

    Ha habido un receso importante en la compra de vehículos, la inseguridad y la no confianza en el coche eléctrico, hace que alarguemos más la vida de nuestros coches, por otro lado está el afán recaudatorio. Que si no! el ciudadano de a pie no va a quejarse o va asumir los precios abusivos todo en pro de cuidar el medio ambiente. El año pasado hemos quemado un 23% de carbón para abastecer el suministro eléctrico, como piensan asumir esto con un parque automovilistico que dependa de la electricidad, abriendo más centrales nucleares? Te menten una piruleta por el ojete, te dicen que es de fresas y todos tontos ;-)