En Rimac tienen sentido del humor: el C_Two esconde un “huevo de Pascua”, dirigido a Richard Hammond

 |  @sergioalvarez88  | 

El Rimac C_Two ha sido uno de los coches más impresionantes que hemos visto en este Salón de Ginebra, que por otra parte ha estado algo carente de la pasión de otras ediciones. Sea como fuere, el superdeportivo eléctrico – más bien hiperdeportivo, tiene 1.914 CV de potencia – es el sucesor del Concept_One. Rimac solo fabricó 10 unidades, y una de ellas sufrió una muerte un tanto violenta. Fue accidentada por Richard Hammond en la grabación de “The Grand Tour” y acabó siendo pasto de las llamas.

Rimac dio por perdida la unidad – las baterías del coche se incendiaron, y el coche quedó completamente calcinado – y afortunadamente, Richard Hammond salió relativamente ileso del accidente. El presentador británico fue trasladado en helicóptero a un hospital y tuvo que andar con muletas un tiempo, ya que se fracturó la rodilla en el accidente. A tenor de la violencia del accidente – una salida de vía a alta velocidad, en una carrera de ascenso – podemos considerar que fue todo un afortunado.

Así fue el terrible accidente sufrido por Richard Hammond. Pudo salir por su propio pie del coche, afortunadamente.

Los croatas han demostrado que se toman estos contratiempos con humor. Unas semanas después del accidente enviaron a Richard Hammond su reloj, que había sobrevivido al fuego que calcinó el coche. Ahora, en su sucesor han decidido equipar de serie un pequeño extintor. No será capaz de apagar un enorme fuego eléctrico, pero quizá sí de extinguirlo en sus primeros compases. Sea como fuere, este extintor está sujeto por una tira de cuero, en la que se puede leer un mensaje curioso.

“En caso de competición de ascenso, extinguir el fuego”. Es una clara referencia al accidente de Richard Hammond. Como no podía ser de otra manera, el británico se lo ha tomado con humor y deportividad, afirmando que nunca pensó que llegaría a tener una influencia personal en el diseño de un coche. Confiamos en que este extintor nunca tenga que ser usado, ni por Hammond ni por futuros propietarios del Rimac C_Two – que por cierto, es el eléctrico de calle más rápido del planeta.

El Rimac C_Two tiene un nivel de autonomía de nivel 4. Al menos el hardware está presente en cada uno de los coches.

El Rimac C_Two emplea cuatro motores eléctricos, con una potencia combinada de 1.914 CV y un par máximo de 2.300 Nm. Sobre el papel, hace el 0 a 96 km/h en sólamente 1,85 segundos, más rápido que el nuevo Tesla Roadster. Además de alcanzar los 160 km/h en 4,3 segundos, tiene una velocidad punta de 412 km/h. La energía eléctrica que mueve al Rimac C_Two procede de una batería de iones de litio de 120 kWh de capacidad, con la que teóricamente tiene una autonomía de 650 km.

Lee a continuación: Rimac C_Two: con 1.914 CV y 1,85 segundos en el 0-96 Km/h, el Tesla Roadster ya no es el rey (+34 fotos)

Ver todos los comentarios 2
  • mermadon

    Madre mía, a su lado el bugatti chiron parece sacado de la ex URSS en los años 50… Pura chatarra inútil contaminante y absolutamente anticuado.

    • Back machine

      Mejor el Bugatti que esta chatarra inutil y mal fabricada, pobre de ti, rabia de dolor, los de combustion les quedan MUCHOS años por delante