CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Porsche

4 MIN

RUF SCR 2018: el coche deportivo más purista del momento no es un Porsche 911

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 7 Mar 2018
ruf_2018_scr_p
ruf_2018_scr_p

Porsche ha presentado en el Salón de Ginebra su impresionante GT3 RS, una bestia de circuitos, dotada con un motor atmosférico de 4,0 litros y 520 CV, de altísimo régimen de giro. No obstante, tememos deciros que no ha sido el Porsche 911 más purista del salón. El RUF SCR 2018 lo ha sido. Antes de que os extrañéis, no, el RUF SCR no es un Porsche 911. No comparte ni una sola pieza o panel con el Porsche 911, aunque haya tomado como inspiración estilística el precioso diseño clásico de los Porsche 964.

El RUF SCR ha sido creado desde cero por RUF. Todos sus componentes, su desarrollo, su producción. En las casi cuatro décadas de vida de RUF, la marca se ha especializado en transformaciones de alto nivel con vehículos Porsche como base. No obstante tanto este SCR como el CTR Yellowbird presentado el año pasado en Ginebra son coches de creación propia. Para entender al actual RUF SCR es necesario volver al pasado. El RUF SCR fue uno de los primeros coches preparados por RUF en Pfaffenhausen, a finales de los años 70.

RUF es mucho más que un preparador. A día de hoy es un fabricante por derecho propio.
5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Aunque la marca se hizo famosa con bestias como el CTR Yellowbird del año 1987 y sus misiles turboalimentados acaparan toda la fama, los SCR retenían propulsores atmosféricos y un carácter más puristas. En 2016, en el Salón de Ginebra, RUF presentó el SCR 4.2, basado en un Porsche 964 extensamente modificado - en el que se montó un Metzger de 4,2 litros refrigerado por agua. Aquél SCR tenía base Porsche y era un restomod "a la Singer". El SCR 2018 es un coche 100% original, en el que no se ha escatimado un solo euro.

Para empezar, está construido en torno a un chasis monocasco de fibra de carbono, el mismo que usa el RUF CTR 2017. Sobre este chasis se ha construido una carrocería, también de fibra de carbono. Esta carrocería está inspirada en un Porsche 964 a nivel de proporciones, pero se puede comprobar que sus pasos de rueda, ópticas o llantas - con bloqueo central y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 - nada tienen que ver con Porsche. Esta misma inspiración clásica también la podemos encontrar en su interior.

La ligereza por bandera: el RUF SCR 2018 pesa sólamente 1.250 kilos. Son casi 200 kilos menos que el Porsche 911 más ligero.

Alcantara, baquets y una jaula antivuelco integrada es lo que encontraremos en un habitáculo de inspiración retro abiertamente enfocado a la conducción, sin florituras ni lujos. Pero el protagonista del RUF SCR es un nuevo motor atmosférico de 4,0 litros, un bóxer de seis cilindros - de nuevo, sin vínculos con Porsche - capaz de desarrollar 510 CV a 8.270 rpm, con un par máximo de 470 Nm. Toda la potencia es canalizada al tren trasero a través de una caja de cambios manual de seis relaciones.

La suspensión del coche es de tipo push-rod, enfocada al máximo rendimiento en circuito. Su equipo de frenado está a la altura de un coche de sus prestaciones. La marca ha anunciado que la velocidad punta del RUF SCR es de 320 km/h, pero no ha ofrecido un 0 a 100 km/h - que valoramos en cerca de 3 segundos. RUF no ha anunciado precios para el SCR 2018.

Vídeo del RUF SCR 2018:

En un Salón de Ginebra en el que se ha hablado mucho de coches eléctricos, compartidos, y sin conductor, RUF nos ha mostrado su última creación, un Porsche 911 clásico que incluso sin necesidad de encender su motor y conducirlo ya nos transmite tantas sensaciones como las que nos describe nuestro compañero @david_g_artes #ruf #porsche

Una publicación compartida de Diariomotor (@diariomotor) el