CUPRA está lista para independizarse de SEAT: el nacimiento de una nueva marca española de deportivos

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Todos los fabricantes aspiran a más, también SEAT. Y eso ya no solo significa vender más coches, sino también diversificar la gama y apostar por estrategias hasta ahora inéditas para muchas marcas. Las marcas más distinguidas y, por decirlo de alguna forma, premium, quieren que el cliente de un generalista acabe en su concesionario y adquiera alguno de sus productos. Las marcas modestas, con perdón, quieren atraer al cliente que tradicionalmente hubiera comprado un Audi, un BMW o un Mercedes-Benz, mejorar sus márgenes de beneficio. Y esa sería razón más que suficiente para entender que SEAT esté preparándose para el nacimiento de CUPRA como marca independiente. ¿Pero cómo se producirá el aterrizaje de CUPRA como marca bien diferenciada de SEAT?

La pista de esta nueva estrategia la obteníamos del registro de la propiedad intelectual. A finales de mayo, SEAT registraba una nueva marca bajo la denominación CUPRA, y con un emblema propio. No ha sido el único movimiento realizado por SEAT en los últimos meses. SEAT también ha registrado nuevos nombres de producto, que antaño vimos en diferentes prototipos, SEAT Bolero, Salsa y Tango , o incluso el emblema SEAT BORN y BORN-E, que a nadie se le escapa podría encajar con sus planes de lanzamiento de coches eléctricos para los próximos años.

Ahora bien, ¿qué sucede con CUPRA? ¿Cómo pretendería SEAT articular una nueva marca y diferenciarla del resto de su gama de productos?

SEAT no solo ha registrado CUPRA como marca comercial, sino también un emblema propio, que nos lleva a imaginar que el acrónimo de Cup Racing podría independizarse para ser una marca propia

 title=

A la derecha, el emblema registrado por SEAT para su nueva marca CUPRA.

El mero hecho de que un fabricante registre un nombre comercial no implica necesariamente que de él vaya a nacer una marca, y ni tan siquiera un producto. No obstante, sí que puede proporcionarnos una visión muy clara del objetivo que persigue un fabricante, o al menos de las líneas que están abiertas de cara a su evolución como marca.

Estos días, El Confidencial iba más allá y apuntaba a un hecho no menos interesante. El registro de CUPRA como marca, e incluso de un emblema propio, significaba el nacimiento de una nueva marca parcialmente independizada de SEAT. Una independencia que significaría contar con productos propios.

Los modelos Cupra representarían actualmente un 3% de las ventas totales de SEAT y hasta un 11% de las ventas del SEAT León en mercados concretos, como Alemania.

Los modelos denominados como Cupra tienen cierto éxito, especialmente en algunos mercados como Alemania

 title=

Ver galería de imágenes de la historia deportiva del SEAT León.

Llegados a este punto, a nadie se le escapaban los precedentes del actual presidente de SEAT, de Luca de Meo. El italiano fue uno de los artífices de la separación en marcas independientes del Grupo Fiat y el consecuente nacimiento, también como marca independiente, de Abarth, que se transformaría en algo más que el emblema empleado por los productos deportivos de Fiat. ¿Hará lo propio con SEAT diez años más tarde?

Luca de Meo fue uno de los artífices del resurgir de Abarth como marca independiente,
y su transformación en algo más que una versión deportiva de los productos de Fiat

 title=

Desde hace más de veinte años, CUPRA, acrónimo de Cup Racing, ha sido la denominación escogida para los SEAT de calle más deportivos, con diferentes generaciones y actualizaciones de los SEAT Ibiza Cupra y SEAT León Cupra que bien serán recordadas entre los productos más deportivos y capaces de su categoría.

El futuro de algunas versiones Cupra es incierto, sobre todo de la versión Cupra del Ibiza. De manera que el escenario más favorable para preservar este emblema, y el que podría encajar con la línea de productos de esta nueva marca, es el que quizás menos nos guste a los más puristas, y los amantes de los deportivos más pasionales. El futuro de los Cupra se entiende en clave SUV, y en su expansión a las gamas SEAT Arona y SEAT Ateca.

Hasta ahora sabíamos que el futuro de los Cupra de SEAT pasaba necesariamente por los nuevos todocamino de la marca española, por Ateca y Arona

 title=

Con este movimiento, CUPRA podría profundizar aún más en esa separación como marca independiente. De manera que no solo contarían con un emblema propio, sino también con una estrategia de comercialización independiente e incluso con una red de distribución y ventas propia, siempre bajo el paraguas de SEAT. Una estrategia que, de nuevo, no es tan diferente que la que a lo largo de la última década ha llevado a cabo Abarth.

La pregunta del millón, en cualquier caso, no puede ser otra. ¿Es CUPRA una marca con suficiente potencial, y los productos que SEAT escoja para ella, como para poder comercializarse independientemente y generar tanta atracción sobre sus clientes como Abarth?

Tal vez pronto lo sepamos. Aunque aún seguiremos a la espera de que SEAT haga oficiales sus planes.

Ver galería de imágenes de la historia deportiva del SEAT León.

Lee a continuación: ¡Pillados! SEAT registra el nombre de SEAT Born, ¿se avecina un modelo eléctrico?

Un auténtico deportivo por prestaciones, tacto de conducción y diversión al volante, que se beneficia de una carrocería totalmente práctica y funcional y de un precio de venta muy bajo si comparamos potencia y rendimiento real con la competencia directa de compactos prestacionales.

Ver todos los comentarios 11

        Un auténtico deportivo por prestaciones, tacto de conducción y diversión al volante, que se beneficia de una carrocería totalmente práctica y funcional y de un precio de venta muy bajo si comparamos potencia y rendimiento real con la competencia directa de compactos prestacionales.