Hemos probado el nuevo SEAT Ibiza, ¿pero con qué motor de gasolina nos lo compraríamos? ¿con tres o cuatro cilindros?

 |  @davidvillarreal  | 

El nuevo SEAT Ibiza ya está prácticamente preparado para su lanzamiento. Y a la espera de que se produzca su llegada a los concesionarios, nosotros ya lo hemos probado (ver prueba del SEAT Ibiza) y os hemos hablado de una de sus grandes virtudes. Sin duda estamos ante uno de los coches más ágiles y precisos en su conducción, quizás el que más, de su categoría. Si estás pensando en adquirir un SEAT Ibiza también te diremos que lo más interesante de la gama está en sus motores de gasolina, salvo que quieras recorrer tantos kilómetros al año que no puedas plantearte otra alternativa que el diésel. Ahora bien, ¿con qué motor nos lo llevaríamos? ¿Me lo llevo con tres o con cuatro cilindros? ¿Nos quedaríamos con un SEAT Ibiza 1.0 TSI o con el nuevo y flamante 1.5 TSI EVO?

Gama de motores de gasolina del SEAT Ibiza

El SEAT Ibiza estará disponible con dos bloques de motores de gasolina, un tricilíndrico, y un cuatro cilindros. El tricilíndrico a su vez estará disponible en dos sabores, un 1.0 MPI con 75 CV de potencia, atmosférico, y recomendable esencialmente para aquellos que busquen el Ibiza más barato posible, con unas prestaciones muy modestas, y para hacer eminentemente ciudad. Y por otro lado un 1.0 TSI disponible con 95 o con 115 CV de potencia, con turbo, y con garantías para cubrir las necesidades de cualquier cliente del SEAT Ibiza, independientemente de que su conducción vaya a practicarse en ciudad, o también en carretera. Estas dos variantes del tricilíndrico, y tres motores, estarán disponibles desde su lanzamiento en junio. Más tarde, antes de que acabe el año, llegará un motor completamente nuevo, el 1.5 TSI EVO de 150 CV de potencia.

Los diésel llegarán a partir del verano, con un 1.6 TDI que llegará al menos con 95 y 115 CV de potencia.

Tras los 1.0 TSI con que se estrena la gama Seat Ibiza en junio llegarán los diésel, y antes de que acabe el año hará lo propio el 1.5 TSI de 150 CV

El nuevo motor 1.5 TSI disponible en el SEAT Ibiza es la punta de la lanza de los motores del Grupo Volkswagen

Al respecto del motor 1.0 TSI – que nosotros hemos probado con 115 CV de potencia – no hay demasiado que decir. Es un motor que ya estaba presente en su predecesor, enérgico y ahorrador, con solo tres cilindros. Una apuesta segura. Un motor que puedes encontrarte tanto en un SEAT Ibiza, como en un Volkswagen Golf, como en un Audi Q2.

Acerca del 1.5 TSI EVO sí que hay mucho que decir. Se trata de un motor completamente nuevo, tan nuevo que el SEAT Ibiza prácticamente tendrá el honor de ser el primer modelo del Grupo Volkswagen en estrenarlo, porque de momento solo ha llegado al actualizado Volkswagen Golf. Tecnológicamente estamos ante un motor brillante, que sustituye a un motor que ya era el más interesante de la gama compacta del Grupo Volkswagen, el 1.4 TSI. Como aquel motor, el nuevo 1.5 TSI EVO seguirá contando con un sistema capaz de desactivar dos cilindros, automáticamente, y sin que te percates de ello, para reducir el consumo mitigando las pérdidas por arrastre. La propia electrónica decide en qué momento es adecuado desactivar cilindros, y volver a activarlos, generalmente en situaciones de baja carga, por ejemplo cuando circulamos a velocidad de crucero por carretera, en llano, o leve pendiente descendente, y pisando ligeramente el acelerador.

El motor 1.5 TSI, como su predecesor, es capaz de desconectar automáticamente dos cilindros para ahorrar combustible reduciendo las pérdidas por arrastre

Pero eso no es todo. Este motor 1.5 TSI EVO, que de momento está disponible con 150 CV de potencia, llegará en diferentes sabores y versiones, también con 130 CV de potencia y en modelos especializados en el ahorro de combustible. Más allá de las importantes mejoras que se han practicado, tales como la reducción de la fricción entre componentes, o la mejora del rendimiento térmico, sabemos que equipará un sistema innovador en un coche que no es híbrido. Un sistema de parada y arranque automático del motor que es capaz de detener el motor térmico, por completo, incluso cuando estamos viajando por carretera a velocidad de crucero. Esta tecnología se ofrecerá solidaria al cambio de doble embrague DSG – que desacoplará el motor cuando este se detenga – y ha sido optimizado para que el proceso sea transparente y seguro.

Pero esta tecnología aún no estará disponible ni en Volkswagen Golf y SEAT Ibiza, y llegará un poco más adelante.

Con este motor, SEAT y el Grupo Volkswagen conseguirán que pueda detenerse en marcha, y en cruceros en carretera a baja carga, para “llanear” sobre la carretera sin consumir una gota de combustible

Al ponernos a los mandos del nuevo SEAT Ibiza con el motor 1.0 TSI de 115 CV de potencia, que ya conocíamos previamente, no hay sorpresas. No es un motor que brille por su suavidad, o una baja sonoridad, pero ni es demasiado brusco, ni demasiado ruidoso y las vibraciones, aunque haberlas haylas, no resultan demasiado incómodas. Sí es un motor que agradará especialmente a los acostumbrados a conducir un diésel, muy contundente en la parte baja y media del cuentarrevoluciones. Es un motor incluso divertido, y picante, aunque se agota pronto y pasar de las 5.000 rpm no tiene mayor sentido que el de hacer mucho ruido. Es un motor que está pensado para llevarlo siempre en la parte media del cuentarrevoluciones, que será el rango en el que rinda mejor.

Si os he de ser sinceros, este sería el motor que recomendaría a la mayoría de amigos que me llamasen por teléfono para buscar consejo acerca de la compra de un SEAT Ibiza. Es el más completo, y el más adecuado para todos los públicos, salvo que la necesidad de recorrer muchos kilómetros imponga la adquisición de un diésel, o que se busque algo más deportivo y picante.

Contundente en bajas y medias, el 1.0 TSI es un motor recomendable para todos los públicos

Sin ser un motor de altos vuelos, el 1.5 TSI de 150 CV de potencia sí es, con diferencia, el más deportivo y picante, y ya no solo por ser el más potente, ni porque el coche en el que lo hayamos probado vista como SEAT Ibiza FR. Es un motor excelente para cualquier conductor, porque ofrece las prestaciones que necesitamos, y porque es el más suave y agradable que de momento vamos a encontrar en un SEAT Ibiza. Aunque también implica que estemos dispuestos a pagar más por él por su potencia, y por estas cualidades que mencionamos.

Con respecto a su predecesor, ha mejorado apreciablemente a medio régimen, empuja con más fuerza, aunque sigue siendo sorprendentemente progresivo para lo que acostumbramos a encontrar en otros motores modernos de baja cilindrada y en coches compactos y de pequeño tamaño. Sigue siendo tan suave como hasta ahora y también muy agradecido con el conductor a la hora de disfrutar engranando marchas, o acercándonos a la zona roja del cuentavueltas sin que, como en el tricilíndrico, nos encontremos con que se ha agotado y ha dejado de empujar.

El motor 1.5 TSI brilla por su suavidad, su progresividad, y ser divertido, empujando hasta la zona roja del cuentavueltas

Precisamente la mayor diferencia entre el 1.0 TSI y el 1.5 TSI la encontramos en el desarrollo de sus prestaciones, y no tanto en su potencia. Mientras el 1.0 TSI es todo contundencia en bajas y altas, el 1.5 TSI a ese régimen empuja con fuerza pero con progresividad y, aunque no sea del todo necesario, este último nos invita a jugar más con el cambio y buscar un régimen de revoluciones más alto.

El 1.0 TSI de tres cilindros, curiosamente, se estira hasta el entorno de las 6.500 rpm. Pero os aseguro que desistiréis de subir más allá de las 5.000 rpm, no solo porque generará ruido, sino también porque para entonces se habrá agotado y habrá dejado de empujar. El 1.5 TSI de cuatro cilindros, por su parte, no llega a un régimen tan alto sin cortar, y apenas supera las 6.000 rpm. Pero garantiza que podamos estirar y disfrutar las marchas hasta prácticamente el corte sin que el motor se agote, y este siga empujando. Una característica que seguro agradecerán los que quieran un motor para disfrutar en este coche, aún sin ser un deportivo puro, en un buen tramo de curvas.

Al respecto de los consumos me temo que poco puedo contaros más allá de lo que figura en las fichas técnicas, y ni eso en el caso del 1.5 TSI. Nuestra primera prueba del SEAT Ibiza apenas transcurrió durante un par de horas, fuera de nuestras carreteras habituales, y de las condiciones que estimamos oportunas para ofreceros una aproximación real de consumo. Aunque más adelante trataremos de hacerlo poniéndonos de nuevo a los mandos de este SEAT Ibiza.

Con 115 CV de potencia, el 1.0 TSI homologa un consumo combinado de 4,7 litros/100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 108 g/km, gracias a las cuales está exento de pagar el Impuesto de Matriculación. Del 1.5 TSI aún no disponemos de datos definitivos de su homologación, ni tampoco precios.

Lee a continuación: Vídeo: así funcionan los nuevos motores 1.5 TSI EVO de Volkswagen Golf y SEAT Ibiza, su turbo de geometría variable y otras tecnologías

Solicita tu oferta desde 10.860 €