CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Skoda

4 MIN

Divertida, amarilla y con un fantástico secreto: así era la Skoda Felicia Fun

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 31 Oct 2022
Skoda Felicia Fun P
Skoda Felicia Fun P

Es posible que añoremos los años noventa porque en aquella época teníamos muchas menos preocupaciones - hablo por mí mismo aquí - o porque era una época optimista y de bonanza, donde mirar al futuro era esperanzador y maravilloso. Los productos de la industria automovilística reflejan la cultura de los tiempos en que han sido desarrollados y vendidos, y es quizá el motivo por el que la Skoda Felicia Fun es un vehículo tan maravilloso. Una pick-up derivada de un turismo. Divertida, amarilla y con un divertidísimo y fantástico secreto.

La Skoda Felicia Fun es la heredera directa de las Skoda Favorit Pick-up, pequeñas pick-up orientadas al trabajo que Skoda vendió entre los años 1991 y 1995. Estaban derivadas del Skoda Favorit, el último coche que Skoda desarrolló tras el "telón de acero". Eran vehículos de bajo coste, en los que la capacidad de carga y la sencillez mecánica eran los atributos más importantes. En 1994 comenzó a venderse el Skoda Felicia, un profundo lavado de cara del Favorit que ya se beneficiaba a nivel técnico de la compra de Skoda por parte de Volkswagen.

Era un producto desenfadado, pero era el Felicia más caro de la gama y se vendieron solo 4.016 unidades.

El Skoda Felicia, que rivalizaba con coches como el Renault Clio o el Opel Corsa, se vendió también en versión furgoneta, familiar y en versión pick-up. En 1995, no obstante, llegó la exótica versión llamada Skoda Felicia Fun. El Felicia Fun fue presentado en el Salón de Ginebra del año 1995, y estuvo a la venta durante cinco años, terminando su producción en el año 2000. Sufrió un lavado de cara y solo se fabricaron 4.016 unidades. Es un coche exótico, de ventas más bien escasas, y que estaba abiertamente orientado al mercado de Europa occidental.

No es sencillo definir qué era la Skoda Felicia Fun. Estaba basada en las Felicia Pick-up, pero era un vehículo divertido, orientado al ocio. Su mayor peculiaridad estribaba en la división entre el habitáculo y la zona de carga. La división contaba con una luneta eléctrica y un sistema pivotante, bajo el que se podían desplegar dos asientos adicionales. En cierto modo, una solución muy similar a la del Citroën Mehari, con el extra de poder cerrar el habitáculo. Estos dos asientos adicionales no estaban guarecidos de los elementos, iban "al aire".

La Skoda Felicia Fun pasaba rápidamente de dos a cuatro plazas.

Skoda llamaba "party trick" a estos asientos, en línea con su nombre: "fun", que significa divertido. Por tanto, era un vehículo que combinaba en una misma carrocería una pick-up y un descapotable. Su longitud total era de 4,24 metros, y con los asientos traseros desplegados, la longitud de su plataforma de carga pasaba de 1,37 metros a 0,85 metros, pero aun tenía mucho espacio de carga. Skoda elevó la altura libre al suelo del Felicia Fun en 60 mm para que fuese posible atravesar caminos rotos y pistas forestales con ciertas garantías.

Estéticamente, el Skoda Felicia Fun se diferenciaba de otros Felicia pick-up en su arco antivuelco, spoiler trasero y defensa delantera específica, además de un kit de carrocería con los pasos de rueda y llantas pintados del color de la carrocería. Todas las fotos y material oficial solo muestran al Felicia Fun en color amarillo, pero en internet se pueden encontrar fotos de Felicia Fun de otros colores e incluso combinando colores entre carrocería y pasos de ruedas. Oficialmente, eso sí, solo se vendió en color amarillo.

La práctica totalidad son de color amarillo, pero existen unidades en otros colores.

El interior también tenía muchos detalles en amarillo, tanto en el volante - forrado en cuero amarillo - como en el tapizado de los asientos. Las Skoda Felicia Fun se vendieron con tres mecánicas: dos gasolina de cuatro cilindros, de 1,3 y 1,6 litros - con potencias respectivas de 68 CV y 75 CV, y un diésel atmosférico de 1,9 litros y 64 CV. A día de hoy el Skoda Felicia Fun es una auténtica rareza y es complicado encontrar unidades a la venta. Las pocas a la venta en Europa tienen precios que superan los 6.000 euros y son futuros clásicos.

16
FOTOS