El Skoda Octavia estrena motores 1.5 TSI y 2.0 TSI, homologados bajo el ciclo WLTP

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El Skoda Octavia es uno de los coches con mejor relación calidad-precio del mercado. Desde que lo hemos probado en sus diferentes versiones estamos convencidos de ello. En 2017 recibió un completo lavado de cara, y con la llegada del ciclo de homologación WLTP, Skoda ha actualizado sus mecánicas. Este artículo confirma el adiós definitivo de los motores 1.4 TSI de 150 CV y 1.8 TSI de 180 CV, que son reemplazados por modernos 1.5 TSI de 150 CV y 2.0 TSI de 190 CV, con mejores prestaciones y menores consumos. En todos los coches del Grupo Volkswagen acabará ocurriendo lo mismo, en cuestión de semanas.

El motor 1.5 TSI de 150 CV - acompañados de 250 Nm de par motor máximo - se convertirá en uno de los más vendidos de la gama, especialmente en estos tiempos de aversión al diésel. Y es un motor que por derecho propio es de las mejores opciones en la gama de gasolina del Skoda Octavia. Asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones, propulsa al Octavia hasta los 100 km/h en 8,3 segundos, consumiendo una media de 5,0 l/100 km según datos NEDC correlacionados. El anterior 1.4 TSI de 150 CV era 0,2 segundos más rápido hasta los 100 km/h, pero también consumía 0,2 l/100 km más que el nuevo 1.5 TSI.

Ambos motores se pueden también encargar asociados a una caja de cambios DSG de siete relaciones.

Por su parte, el 1.8 TSI de 180 CV es reemplazado por un nuevo 2.0 TSI, de mayor cilindrada y potencia. El nuevo cuatro cilindros desarrolla 190 CV y 320 Nm de par motor máximo - casi tanto como un 2.0 TDI de 150 CV. En este caso sí es más rápido que su predecesor, acelerando hasta los 100 km/h en sólo 7,3 segundos, con una velocidad punta superior, de 236 km/h. Es más rápido que el Skoda Octavia RS con motor 2.0 TDI de 184 CV. Su consumo medio de combustible también se ha reducido con respecto al 1.8 TSI: ahora es de 6,0 l/100 km frente a los 6,1 l/100 km de su predecesor.

Este motor sólo se puede asociar a una caja de cambios DSG de siete relaciones y doble embrague - con embragues bañados en aceite. En cuanto al resto de la gama - aunque las versiones RS están aún en proceso de homologación - se conservan las mismas mecánicas. El 1.0 TSI de 115 CV sigue siendo el motor de acceso, junto a un económico 1.6 TDI de 115 CV. El motor 2.0 TDI de 150 CV completa la gama diésel por arriba, mientras que la versión G-Tec pasa a usar un 1.5 TSI de 130 CV, alimentado por GNC (gas natural comprimido). Ver artículo del Skoda Octavia G-Tec 2019.

Fuente: autoevolution

Lee a continuación: El Skoda Octavia Combi Y-Line es un familiar, con un toque más deportivo, y excelente relación entre calidad y precio

Toda la información que necesitas sobre el modelo Skoda Octavia Combi: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 1
  • Siro

    Teniendo en cuenta las pocas gasolinera con GNC y el poco deposito de gasolina que tiene es pegarse un tiro en el pie quien lo quiera comprar. Puede que cada 200 km tengas que ponerle gasolina. Me temo que es un error de estrategia y eso siempre y cuando el GNC se imponga al GLP