Este inofensivo Skoda Superb es un sleeper de 560 CV capaz de merendarse al mismísimo BMW M5

 |  @sergioalvarez88  | 

No me cansaré de repetirlo. Los sleepers son mis coches favoritos. Coches de apariencia completamente inofensiva, pero que en sus entrañas esconden motores potenciados hasta extremos casi ridículos. Es el caso de este Skoda Superb de tercera generación. Aunque la marca checa nunca ha lanzado una versión RS del Superb, es el coche más rápido de su gama – puede equipar un sistema de tracción total y un motor 2.0 TSI de 280 CV. El propietario británico de este Skoda Superb con acabado Laurin & Klement ha decidido modificarlo un “poco” más, con el objetivo de que sea más rápido que el mismísimo BMW M5.

Sobre el papel, el Superb más potente no es un coche lento: hace el 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y tiene una velocidad punta limitada a 250 km/h. Es casi un segundo más rápido que el Skoda Octavia RS 245 hasta los 100 km/h, aunque su puesta a punto no es ni mucho menos tan deportiva. Sobre esta base, y aprovechando la enorme comunidad de aficionados a la potenciación de mecánicas del Grupo Volkswagen, decidió convertirlo en un coche muy rápido. Tras jugar un poco con el motor original del coche, adquirió el motor de un Audi S3, con el objetivo de convertirlo en todo un misil mecánico.

El propietario de este Skoda Superb tiene también un Abarth 595 para divertirse en circuito. Este es el coche “de diario”.

El motor ha sido modificado hasta la médula, pero sin descuidar su capacidad de utilización diaria. Por ejemplo, sus componentes internos son ahora forjados y su turbocompresor es una nueva unidad de mayor tamaño. El escape ha sido construido de forma artesanal por el proveedor de escapes de Aston Martin y es capaz de inyectar una solución de agua-metanol en la admisión para rebajar su temperatura en condiciones extremas. Es una tecnología muy parecida a la que usa el BMW M4 GTS, sólo que en este coche, en vez de buscar más potencia, busca una mejor refrigeración en condiciones exigentes.

La electrónica del coche también ha sido completamente desarrollada ad-hoc. El resultado de todo esto es una potencia final de 560 CV, exactamente el doble de la potencia de serie. La caja de cambios es una DSG de seis relaciones, que ha recibido un juego de embragues APR modificados, diseñados para soportar el mayor par motor. Sólo unas llantas deportivas de 17 pulgadas y neumáticos Toyo pueden dar alguna pista de sus prestaciones. Exteriormente, ha oscurecido emblemas y calandra, e instalado logotipos “Greenline” y “Sportline” para confundir a los profanos. En su salpicadero puede leerse un “TDI Sport Edition”.

Este Skoda Superb “sleeper” está a la venta, y actualmente su propietario pide 34.995 libras por llevárselo a casa.

Pero que su aspecto exterior no te confunda. Completa el cuarto de milla a más de 290 km/h y es capaz de acelerar hasta los 96 km/h en sólo 2,9 segundos. El BMW M5 es capaz de completar el mismo registro en 3,2 segundos, para que os hagáis a la idea. Este tremendo sleeper puede verse en acción sobre estas líneas, en un vídeo grabado en YouTube por un canal británico.

Fuente: Motor1

Lee a continuación: Los planes de Skoda van más allá de lanzar un pequeño crossover

Con la nueva generación a la venta desde julio de 2015, el Superb gana en imagen, calidad de acabado y posibilidades de equipamiento. Los motores pueden alcanzar los 280 CV de potencia

Ver todos los comentarios 5
  • Antonio Luis Ramirez Navarro

    Lo del cuarto de milla a 290km/h debe de ser una errata (grande). Un mclaren 720s lo hace a 240 250km/h

    • Antonio Luis Ramirez Navarro

      De hecho le harían falta como 1000cv más para poder acercarse a esa cifra

  • Jonathan Gonzalez Martinez

    ¿Coger el motor de un s3? Será una errata o rompería el antiguo. El motor de este skoda y el del s3 son el mismo. Solo varía software.

  • BottomCentre

    Habría que ver lo que le ha costado en total ese Skoda…

    • Raught

      Lo dice en el vídeo, unas 75.000 libras, de las que 40 mil son el coche, y 35 mil la preparación.

Con la nueva generación a la venta desde julio de 2015, el Superb gana en imagen, calidad de acabado y posibilidades de equipamiento. Los motores pueden alcanzar los 280 CV de potencia