Advertisement

El SsangYong Rodius es el único monovolumen del mercado con siete plazas reales y un buen maletero

 |  @sergioalvarez88  | 

El SsangYong Rodius es un coche ciertamente exótico hoy en día. No solo por tratarse de un monovolumen de siete plazas con opción de equipar una caja de cambios con reductora. Si no porque es el único monovolumen de siete plazas reales y un buen maletero disponible en el mercado hoy en día. El segmento ha sido arrollado por los SUV y los crossover, destrozando el pequeño nicho en el que habitaban este tipo de coches. Aunque coches como el Lancia Voyager o el Renault Espace han desaparecido, aún queda un firme defensor en pie: el incombustible y gigantesco SsangYong Rodius.

Nos deberíamos referir al monovolumen coreano como un autobús. Mide la friolera de 5,13 metros de largo y tiene siete plazas reales, en configuración 2 + 2 + 3. Esta configuración la encontramos también en furgonetas de pasajeros, las únicas que pueden competir en espacio interior y capacidad de carga con el Rodius. Ahora bien, el monovolumen de SsangYong no es un coche de origen industrial, es un turismo con todas las de la ley. Gracias a un tamaño XXL, sus siete plazas pueden acoger a siete adultos, que no sufrirán estrecheces ni incomodidades en largos viajes por carretera.

La tercera fila de asientos es tan amplia como el resto, y a plena ocupación aún disfrutamos de un maletero de dimensiones muy generosas.

Una de las principales diferencias con otros monovolúmenes grandes – como pueden ser los SEAT Alhambra o Ford Galaxy – es que incluso su tercera fila es amplia y cómoda en viajes largos. Además de llevar cómodamente a siete pasajeros, su maletero cubica 875 litros con todos los asientos desplegados. En este punto aventaja no solo a otros monovolúmenes, sino incluso a algunas furgonetas de pasajeros, permitiendo que sus siete ocupantes viajen sin restricciones de equipaje. Si quieres un coche con un espacio equivalente, tus opciones se limitan a furgonetas como las Mercedes Clase V o las Volkswagen Caravelle.

El actual Rodius es esencialmente el mismo coche que fue lanzado por la marca en 2013, si bien presenta una estética más moderna y ha recibido un nuevo propulsor, con más potencia y menores consumos. Actualmente disfruta de un turbodiésel de 2,2 litros y 178 CV de potencia, asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones, o a un cambio automático de convertidor de par, siete relaciones y origen Mercedes-Benz. Una peculiaridad del SsangYong Rodius es que sus versiones de tracción total cuentan con una reductora y bloqueo del diferencial central, garantizándole un gran comportamiento fuera del asfalto.

Es un monovolúmen con ciertas capacidades todoterreno: cuenta con reductora y bloqueo del diferencial central en sus versiones de tracción total.

Tras haberlo probado, puedo certificar que su comportamiento no es ni ágil ni dinámico, pero sí responde de forma sorprendentemente voluntariosa, sus reacciones son seguras y es muy cómodo en viajes de larga distancia. Sobra decir que es un coche con limitaciones, especialmente a la hora de maniobrar en espacios estrechos o párkings, donde hemos de vigilar la altura disponible. Para nuestras impresiones completas de habitabilidad, calidades y equipamiento, consulta nuestra prueba a fondo de su versión 2013 – esencialmente idéntica a nivel de habitáculo. Además, no es un coche en absoluto caro.

Sus precios arrancan en 25.100 euros para una versión básica, con acabado Line, tracción trasera y cambio manual. Por 28.600 euros te podrás llevar un Rodius versión 2018, con acabado Premium y caja de cambios manual.

Lee a continuación: El SsangYong Rodius encara 2019 con un diseño renovado y la mejor relación precio-espacio del mercado

El SsangYong Rodius es un monovolúmen grande con siete plazas reales y un maletero grande. Se vende con un único motor turbodiésel de 178 CV.

Ver todos los comentarios 1
  • EstifenJokinGalactico

    Por Dios que le hacía falta un rediseño al Rodius, verlo pasar ya daba vergüenza ajena.

Advertisement