CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Berlinas

2 MIN

Así es la suspensión neumática activa del nuevo Audi A8: con un motor eléctrico en cada rueda y capaz de salvarte la vida

A177331_large

Audi sigue destapando poco a poco a esa inminente nueva generación del Audi A8, un nuevo buque insignia en la flota de Ingolstadt que contará con un avanzado sistema de suspensión, un componente a cuidar (y mucho) en el segmento en el que se desenvolverá esta berlina, peleando con el BMW Serie 7, viéndose las caras con el Mercedes Clase S... ¿qué tiene de especial la suspensión del Audi A8? Hora de descubrirlo.

En milisegundos esta suspensión se adaptará a baches, badenes y curvas:

El nuevo Audi A8 contará con un sistema de suspensión neumática activa capaz de adaptar el tarado de cada rueda de manera individual gracias a la presencia de un motor eléctrico en cada rueda que es alimentado por el sistema eléctrico de 48 voltios.

Gracias a la cámara frontal el nuevo Audi A8 es capaz de detectar los imprevistos de la carretera para adaptar la suspensión, permitiéndonos así gozar de un confortable rodar frente a elementos como badenes o baches, configurando el tarado de cada suspensión en unos pocos milisegundos. Además esta suspensión activa también será capaz de absorber los balanceos en curva y el cabeceo frontal al acelerar o frenar.

Además en caso de impacto inminente el coche se prepara aumentando su altura en 80 mm:

Pero hay más...

Este sistema de suspensión activa también ayudará al nuevo Audi A8 a afrontar mejor un impacto, ¿cómo? En caso de detectar un impacto lateral inminente a más de 25 km/h, gracias al sistema Audi pre sense 360, nuestro Audi A8 aumentará su altura en 80 mm, en medio segundo, para que el impacto se dirija a zonas donde es más segura la recepción de este golpe.

Este sistema se apoya en cuatro motores eléctricos, uno por cada rueda

Más allá de esta nueva suspensión Audi también nos ha querido advertir de que el nuevo Audi A8 contará con un eje trasero direccional, permitiéndonos así gozar de una mayor agilidad, de una mejor estabilidad en conducción deportiva, disponiendo de diferentes configuraciones para su dirección y con un radio de giro mejor que el de un Audi A4, teniendo en cuenta que, claro, el Audi A8 es considerablemente más grande.