CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

El arcaico truco que incluye el manual de Tesla para abrir las puertas cuando las manetas se han congelado

Elena Sanz Bartolomé | 22 Feb 2022
Tesla Manetas Congeladas  01
Tesla Manetas Congeladas  01

Hay ciertos elementos de un coche que se han ido perfeccionando con el paso del tiempo hasta alcanzar la forma idónea: a partir de ese momento su evolución se detiene porque si funciona, ¿para qué cambiarlo? Es lo que ha sucedido con el volante o con las manetas de la puerta: tiras de ellas y abres… hasta que llegaron los coches eléctricos y la aerodinámica alzó la voz. Muchos de estos modelos optan por manetas enrasadas que no se llevan bien con el frío. Tesla lo sabe y por eso ha incluido un inverosímil truco en su manual para solucionar este problema.

A diferencia de una maneta normal que sobresale de la puerta que sí podemos agarrar, la marca de Elon Musk (como otras tantas) han optado por un modelo enrasado que se integra en la carrocería. Lo cierto es que quedan fenomenal, ayudan a mejorar la aerodinámica del coche y en el caso de los eléctricos, esto favorece a su rango de autonomía. Eso sí: ¿qué pasa cuando se acumula la suciedad o cuando hace tanto frío que se congela? Nos quedamos sin palanca para abrir la puerta.

Tesla Model 3 y Tesla Model Y

Es lo que sucede en el Tesla Model 3 y en el Tesla Model Y: sus manetas están integradas en la carrocería y se abren manualmente a diferencia del Tesla Model S y el Tesla Model X, que cuentan con un sistema que empuja los tiradores. Trasladar este mecanismo eléctrico a los dos primeros modelos o implementar una aplicación semejante sería una solución para el problema que tienen muchos propietarios de estos coches eléctricos: no pueden abrirlos en invierno debido a la congelación de las manetas. Tesla, sin embargo, tiene otro método más arcaico.

Lo cierto es que la marca californiana consideró esta posibilidad a la hora de diseñar el Tesla Model 3 y el Tesla Model Y e incluyó en el manual del propietario del primer modelo la forma de solventarlo. El enfoque es imple: básicamente consiste en golpear el coche. Unos vehículos que, por cierto, cuestan como mínimo 47.970 y 64.980 euros, respectivamente. Eso sí: la marca te explica cómo debes llevar a cabo esta acción con un pequeño dibujo que indica la técnica que debes usar.

La técnica de Tesla

Los toques no pueden ser demasiado fuertes. De acuerdo con el manual del Tesla Model 3, las instrucciones sugieren usar una fuerza similar a la empleada cuando “llamas a la puerta de tu vecino” para evitar abollar el Tesla congelado. Habría que ver las maneras que adoptamos con según qué vecinos: no tenemos la misma actitud cuando vamos a pedir sal que cuando vamos, de madrugada, a pedir que apaguen la música de una vez por todas.

A pesar de las indicaciones de Tesla, algunos propietarios han publicado en Twitter sus propias soluciones al problema de las manetas congeladas. ‘Tesla Canuck’ apuesta por lo que él describe como “el método del hombre de las cavernas”. Otra recurre a un secador de pelo para calentar la puerta y hay quien pide métodos más avanzados a Elon Musk. Si nada de esto les convence, siempre pueden comprar un kit de agarradores tradicionales por internet.

Vídeo destacado del Tesla Model Y