CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

8 MIN

Conducimos el renovado Toyota Aygo X Cross: la acertada apuesta de Toyota de ir contracorriente

Daniel Valdivielso | @valdi92 | 4 May 2022
Toyota Aygo X Cross Chili Red Conduciendo 40
Toyota Aygo X Cross Chili Red Conduciendo 40

Si has seguido mínimamente la trayectoria de Toyota en el mundo del producto durante los últimos años te habrás dado cuenta de que en sus últimos lanzamientos parece haber cierto aroma a "rebeldía", a necesidad de ir en contra del dictamen del mercado. Me he desplazado hasta Barcelona para ponerme a los mandos de la nueva generación del Toyota Aygo, ahora rebautizado como Toyota Aygo X Cross, y me he vuelto a casa con la misma sensación: una vez más, Toyota acierta al ir contracorriente.

El Toyota Aygo puede parecer un producto menor para un fabricante de la talla de Toyota, pero la realidad es bien distinta: se trata de un vehículo que ha estado en la gama del fabricante japonés de manera ininterrumpida desde 2005, con dos generaciones desarrolladas y construidas de la mano con Peugeot y Citroën. Con la desaparición de ese acuerdo, el Toyota Aygo parecía correr el riesgo de terminar igual que sus primos, los ya desaparecidos Citroën C1 y Peugeot 108, pero la realidad era muy diferente: Toyota sigue apostando fuerte por el segmento A.

Pongámonos en antecedentes: el Toyota Aygo X Cross entra de lleno en un segmento A con tintes "crossoverizados" si me permitís el palabro, y lo hace con el firme propósito de convertirse en líder y, sobre todo, con la intención de impulsar aún más las ventas de la familia crossover del fabricante. Las previsiones de fabricación lo dejan claro: la marca podrá ensamblar más de 150.000 uds anuales del nuevo Aygo X Cross, cifras de auténtico superventas.

67
FOTOS

Un vistazo al diseño del Toyota Aygo X Cross

Es evidente que este nuevo Aygo ha crecido, y lo ha hecho de manera notable. De hecho, ha crecido 23 cm en longitud para alcanzar los 3,7 metros, lo que unido a una anchura mayor y a una altura ligeramente superior, hace que la imagen del Aygo X Cross sea, definitivamente, la de un coche mayor, más grande, más maduro. Evidentemente, a esta sensación contribuye también a propia imagen del modelo, con un aspecto más crossover y más SUV que el de su antecesor, completamente "turismo".

El frontal del nuevo Aygo X Cross es donde más sensación de "coche grande" he encontrado: es un frontal mucho más vertical, más grande, con grupos ópticos más cuadrados y menos puntiagudos, y, en general, más agresivo. Cuadra además muy bien con las líneas del lateral, que claramente inclinadas hacia abajo, me dan la sensación de que el coche está "en tensión", esperando saltar. En la parte trasera los cambios, pese a ser evidentes, son menos agresivos ya que se mantienen detalles como el portón de cristal o los grupos ópticos verticales enmarcados en los "hombros" de la trasera.

Pese a ser un vehículo completamente nuevo, este Toyota Aygo X Cross mantiene algunas de las características de sus antecesores, como unos voladizos casi inexistentes, una superficie acristalada no muy grande y unas puertas traseras con un tamaño muy comedido.

El interior del nuevo Toyota Aygo X Cross

Si en el exterior los cambios son sustanciales, en el interior lo son aún más: nada más abrir la puerta me encuentro con un habitáculo que nada, absolutamente nada tiene que ver con el de su antecesor. Este nuevo Aygo X Cross ha dado, a mi parecer, un importantísimo salto adelante en este aspecto con un salpicadero de líneas mucho más maduras y mucha mejor ergonomía. Sí, los materiales son todos duros (sin excepción), pero el aspecto visual es un claro avance.

Una vez sentado en su interior me encuentro con un salpicadero bien construido, con una enorme pantalla de hasta 9 pulgadas bien integrada (no flotante ni sobresaliendo por la parte superior del salpicadero) y una instrumentación que mezcla lo analógico (para el velocímetro) con lo digital. Los asientos me resultan cómodos aunque no ofrecen una sujección y un soporte especialmente bueno, aunque no debemos perder de vista el tipo de coche que vamos a conducir.

En la parte trasera no me siento tan cómodo: la apertura de las puertas es pequeña, el ángulo de entrada no muy bueno y, una vez sentado dentro, la luminosidad y visibilidad no son especialmente brillantes. En cualquier caso, la banqueta trasera (para dos ocupantes) resulta suficiente para realizar trayectos cortos-medios. El maletero, por su parte, pasa de 168 a 231 litros (un aumento considerable) permitiendo así mejorar su capacidad de carga aunque ojo, hay que superar un importante umbral para luego depositar la carga bastante abajo.

Conduciendo el Toyota Aygo X Cross

El nuevo Aygo estrena plataforma: deshecha la anterior para construirse en una plataforma adaptada sobre la base de la GA-B que ya emplea la marca japonesa en otros modelos como el Toyota Yaris o el Toyota Yaris Cross. Estamos, por tanto, ante una versión acortada de una plataforma de coche más grande. Este hecho tiene muchos beneficios a nivel dinámico que más tarde os comentaré.

A nivel mecánico no hay tantos cambios: este pequeño japonés se comercializará con únicamente un motor térmico: el mismo 1.0 tricilíndrico de su antecesor pero convenientemente actualizado. Así pues, el 1KR-FE (código interno del propulsor) cuenta con numerosas modificaciones enfocadas a mejorar la eficiencia, como un sistema EGR que ahora está refrigerado internamente, distribución variable tanto en admisión como en escape o un aumento en la relación de compresión, que alcanza ahora los 11.8:1.

En términos de potencia no hay actualización alguna: seguimos contando con los mismos 72 CV y 93 NM que ofrecía el anterior Toyota Aygo. Este motor se puede asociar a una transmisión manual de 5 velocidades o a una CVT inédita hasta la fecha en el Aygo. Las prestaciones son discretas: de 0 a 100 km/h en casi 15 segundos y una velocidad punta de 151 km/h para el automático y 158 km/h para el manual, aunque con unos buenos consumos: entre 4.7 y 5.2 litros/100 km dependiendo de la configuración. Como no hay electrificación alguna (otra vez a contracorriente), este Aygo X Cross recibe la etiqueta C de la DGT.

Al volante, las primeras diferencias con su antecesor no tardan en aparecer, derivadas de la adopción de la plataforma que os he comentado antes: el rodar de este coche es mucho mejor en términos generales, mejor aislado, más estable y mucho más agradable de conducir. En ciudad es un coche muy maniobrable, y en carretera no me da la sensación de llevar un coche de segmento A.

Eso sí, los neumáticos que calza este coche (de 17 o de 18 pulgadas dependiendo de la versión) se me antojan claramente excesivos pese a que la anchura de mantiene en unos comedidos 175 mm. De cualquier manera, con unas llantas de 15 o 16 pulgadas a lo sumo (recordemos, 1000 kg de peso, segmento A, 70 CV...) este Aygo X Cross iría más que suficientemente calzado.

El motor se muestra voluntarioso, refinado y poco sediento, pero con la fuerza justa. En caso de elegir uno, yo me decantaría por una unidad con cambio automático sin ninguna duda: el tacto del manual no resulta especialmente atractivo y el CVT mantiene siempre el motor en el régimen óptimo de respuesta, acortando además algo el desarrollo final y, por tanto, mejorando la vivacidad del coche. La sensación de resbalamiento sigue ahí cuando se pisa a fondo, pero en general, y sobre todo en ciudad, el tacto es muy muy agradable.

La gama del Toyota Aygo X Cross

El coche de acceso a la gama Toyota está ya disponible para adquirirse en la red de concesionarios de la marca con tres niveles de equipamiento disponibles: Play, Trendy Edition y Limited Edition. Ya desde el básico encontramos de serie elementos como el aire acondicionado, el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil o el sistema de seguridad preventiva Toyota Safety Sense, que incluye sistema de frenada autónoma de emergencia, control de crucero adaptativo o detección de cambio de carril involuntario.

La versión Trendy será, según Toyota, la más vendida. Estará disponible con cuatro decoraciones bicolor (Cardamomo, Chili, Ginger y Juniper) e incluirá otros elementos adicionales como la iluminación delantera full LED, el climatizador automático o los sensores de luz y lluvia. Por encima, la Limited Edition, que estará limitada únicamente a los primeros meses de comercialización, incluye detalles en color Mandarina, asientos calefactados o sistema de sonido JBL.

Los precios de este nuevo Toyota Aygo X Cross arrancan en 13.600€ al contado, aunque si nos acogemos a las ofertas de financiación de la marca se descontarán 1.250€ al precio final.

67
FOTOS

Vídeo destacado del Toyota Aygo X Cross