CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

3 MIN

Este es el coche con el que Toyota quiere demostrar que la movilidad sostenible es posible con un motor de combustión

Elena Sanz Bartolomé | 7 Dic 2022
Toyota Corolla Cross H2  00
Toyota Corolla Cross H2  00

Los coches de hidrógeno son una de las opciones que Toyota mantiene abiertas para un futuro marcado por la movilidad sostenible. Hasta ahora habíamos visto los experimentos de la marca en el mundo de la competición con el Toyota GR Yaris H2 o el Toyota Corolla, pero ahora han trasladado el conocimiento adquirido a los modelos convencionales que cualquier conductor podría comprar en un futuro. El Toyota Corolla Cross H2 es el primer coche de calle que funciona con hidrógeno y acaba de entrar en la etapa de prototipo.

Para el Toyota Corolla Cross H2 ha elegido el mismo esquema mecánico del Toyota GR Corolla y del Toyota GR Yaris. Esto quiere decir que está equipado con el famoso motor sobrealimentado de tres cilindros y 1.6 litros que desarrolla 261 CV y tiene un par motor de 360 Nm, pero, en lugar de usar el hidrógeno en un proceso electroquímico para impulsar eléctricamente al coche, lo emplea como combustible.

8
FOTOS

Sí, el Toyota Corolla Cross H2 tiene un bloque térmico que utiliza hidrógeno como combustible y para ello han modificado el sistema de inyección y el suministro de combustible porque este elemento químico se quema a un ritmo más rápido que la gasolina. Los depósitos y el proceso de repostaje son herencia del Toyota Mirai, pero con algunos matices porque en la berlina la pila de combustible genera una reacción que crea la energía necesaria para el motor eléctrico.

Un coche para la vida real

El Toyota Corolla Cross H2 será el primer vehículo de hidrógeno de la marca que pondrá a prueba la practicidad de esta tecnología en el mundo real: no en vano, puede llevar a cinco ocupantes con su correspondiente equipaje… y esto es algo que no pueden decir los modelos que habíamos visto hasta ahora. En ambos, las plazas traseras y el maletero estaban ocupadas por los depósitos de hidrógeno y algunos elementos básicos para su funcionamiento.

Toyota destaca que el Toyota Corolla Cross H2 conserva las sensaciones acústicas y sensoriales de los motores de combustión convencionales y es respetuoso con el medio ambiente. Y, además, se puede fabricar utilizando los métodos de producción de los modelos térmicos sin olvidar que reduce la dependencia de metales preciosos como el níquel y el litio, ambos necesarios para los eléctricos.

Las lecciones aprendidas

De su participación en la Super Taikyu, una serie de carreras que se celebra en Japón, Toyota no sólo ha sacado valiosas lecciones: también mejoras que puede aplicar a los coches de hidrógeno que podría vender en un futuro. La marca japonesa ha mejorado notablemente la eficiencia del motor de combustión de hidrógeno: este era uno de los principales problemas porque perdía tanto potencia como par. Ahora, ha logrado aumentar la primera en un 24% y el segundo en un 33% para situarlo al nivel de los motores de gasolina.

La autonomía de sus modelos de competición era inferior a la de un coche de gasolina equivalente, otra limitación que han minimizado: los ingenieros de Toyota han conseguido incrementar ese rango en un 30% durante la temporada. Del mismo modo, el tiempo de recarga de combustible se redujo considerablemente: de unos cinco minutos a sólo noventa segundos.

Los planes de futuro

El Toyota Corolla Cross H2 no tardará en comenzar las pruebas de invierno en Japón, pero conviene caminar con pies de plomo. Toyota cree que su nuevo coche de hidrógeno sólo ha recorrido el 40% del camino que le separa de una posible comercialización, ya que la marca, todavía, no sabe a ciencia cierta si alcanzará la madurez necesaria para poder llevarlo al mercado.

8
FOTOS

Vídeo destacado del Toyota Corolla