Toyota desembarca en el SEMA con cinco Corolla tuneados, con gusto y mucha actitud

 |  @sergioalvarez88  | 

El SEMA Show de Las Vegas está en plena ebullición, con la participación de cientos de empresas de aftermarket, así como fabricantes de coches. Toyota ha sido una de las marcas más comprometidas con el aftermarket desde el nacimiento del SEMA Show, y en esta edición han presentado varios vehículos muy interesante. El Toyota Corolla es la principal novedad mundial de la marca japonesa, y para celebrar su lanzamiento, nos han presentado nada menos que cinco preparaciones. Cinco preparaciones de índole muy diversa, encargadas a algunos de los preparadores más afamados de Estados Unidos.

Toyota Corolla by Hoonigan: el coche cámara definitivo

Diseñado por Larry Chen y el equipo de Hoonigan, este Toyota Corolla Hatchback es un coche cámara inspirado en el mundo de los rallyes. Sobre su techo se puede montar una gigantesca cámara-grúa Motocrane Ultra, con un carísimo gimbal Freefly Movi XL. A nosotros nos llaman más la atención sus bonitas llantas Integrale de 17 pulgadas firmadas por Fifteen52, sus guardabarros o sus faros “cuneteros” Hella. Su sistema de escape es de nueva factura, así como el labio del paragolpes delantero, la admisión del coche o la suspensión rebajada de RSR Performance. Dentro, cuenta con baquets NRG FRP y cinturones de seguridad de seis puntos.

La cámara-grúa y el gimbal son desmontables, y están diseñados para ser transportados dentro del coche.

El Toyota Corolla de drifting y 850 CV de Stephen Papadakis

Stepehen Papadakis es una de las promesas estadounidenses del mundo del drifting, y el coche con el que comite en la Fórmula Drift es un Corolla. Un Toyota Corolla que abandona la propulsión delantera, y cuenta con un motor 2AR-FE de cuatro cilindros, que envía hasta 850 CV al tren trasero. Un coche en el que los subchasis han sido profundamente modificados, así como todo su tren de rodaje, que ahora cuenta con caídas muy marcadas y ángulos de giro imposibles en un coche de calle. Un espectacular kit widebody ha sido diseñado ad-hoc, resultando en un coche de aspecto muy poderoso.

Existen dos versiones del mismo coche, una de ellas de competición, y la otra, destinada a exhibiciones con un vinilado 100% noventero.

Inspiración racing para el Toyota Corolla de Super Street

La publicación Super Street es una institución en el mundo del tuning, una revista que forjó su reputación en la década pasada, era dorada del tuning de alto rendimiento. Su propuesta para el Toyota Corolla es la de las actuales tendencias de mercado, con un resultado que resulta muy apropiado para los fans del JDM y el #stance. El coche ha perdido gran parte de su altura libre al suelo gracias a sus coilovers RS-R, lleva unas llantas Volk y está pintado en color rojo, con neones del mismo tono bajo sus faldones. Su escape A’PEXi tiene cuatro colas y lleva una nueva admisión, de marca HPS.

Es un coche pensado con los circuitos en mente. Su equipo de frenado es un Wilwood de alto rendimiento y lleva baquets Corbeau para piloto y copiloto.

El Corolla de Muscle Tuner Automotive se inspira en el mítico AE86 de los 80

El Toyota AE86 es uno de los mitos de la marca, y posiblemente el coche que contribuyó en gran medida al nacimiento de lo que se ha convertido en la vibrante escena actual del drifting. Este homenaje al Toyota Corolla AE86 GT-S no es un coche de propulsión, pero sí cuenta con un esquema visual similar al del clásico de los años 80 – con un vinilado de tonos grises y negro para su carrocería y un rotulado de aspecto retro. El motor del coche ha sido potenciado mediante una nueva admisión, un sistema de óxido nitroso Nitrous Express y un escape de tramo recto de fabricación artesanal.

Sus llantas de aleación ultraligera son cortesía de Rays Engineering, y monta unos coilovers de RS-R, aún en versión prototipo.

SoCal Kustomz y su inspiración en el mundo de los hot rods

¿Cómo se convierte en un hot rod a un coche compacto japonés de última generación? Es una pregunta que se convirtió en un reto para un taller acostumbrado a los grandes V8 americanos y los coches clásicos. SoCal Kustomz ha transformado el Corolla en un coche inspirado en los Toyota Supra de los años 90, concretamente en uno de los que aparecían en la primera película de “A Todo Gas”. Al menos a nivel visual. Luego han aprovechado su experiencia en fabricación de modificaciones para diseñar una nueva admisión, y han instalado en el coche un nuevo escape Borla, así como un sistema de inyección de óxido nitroso.

Es un coche pensado para la generación que creció con las películas de “A Todo Gas” como referente cultural automovilístico.

Lee a continuación: Estamos enamorados de este delicioso restomod de un Chevrolet Blazer K5, firmado por Ringbrothers

Ver todos los comentarios 2