comscore
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

3 MIN

Umberto Palermo presenta un Alfa Romeo 4C muy especial: ¿debería haber sido así el deportivo italiano?

02 Alfa Romeo 4c Up Design P

El Alfa Romeo 4C es uno de esos coches que son capaces de enamorar a todo el que le puede echar el guante encima. Es uno de los pocos en los que el equipo de Diariomotor tiene un consenso inquebrantable: aunque tenga muchos defectos y sea poco práctico, es pasional, divertido y puro como pocos. Demonios, ¡siquiera tiene dirección asistida! Es un deportivo muy especial que no volverá a repetirse. Un coche que ahora un carrocero italiano llamado Umberto Palermo ha reinterpretado en clave más agresiva, imaginándose el aspecto que tendría un hipotético lavado de cara.

Las imágenes que han suministrado parecen recreaciones por ordenador, pero presentarán el producto final en el Salone dell'Auto di Torino esta misma semana. El coche diseñado por Umberto Palermo se llama Mole Costruzione Artigianale 001 y ha sido desarrollado con la ayuda de Adler Group, una empresa especializada en trabajos en fibra de carbono y cuero. Comenzando con el aspecto exterior del coche, es patente que el diseño del coche cambia de forma muy sustancial, con una calandra mucho más grande y unas ópticas afiladas, similares a las de los Alfa Romeo Giulia o Alfa Romeo Stelvio.

Su frontal es también más largo y afilado. El coche ha crecido en unos 30 centímetros tras pasar por las manos de Umberto Palermo Design.

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El paragolpes también nos recuerda a los últimos lanzamientos de la marca, con grandes tomas de aire y LEDs diurnos. El coche ha sido ensanchado, e incluso se han rediseñado las tomas laterales de aire, necesarias para alimentar al motor 1.75 Turbo Benzina de 240 CV de potencia - no se han anunciado mejoras prestacionales o un incremento de potencia para el cuatro cilindros. Las puertas también tienen nuevos nervios de expresión, así como un logotipo específico de este ejemplar único. Pero sin duda la parte más espectacular de todo el coche es su zaga.

Para empezar, se pierde la luneta trasera y se instala una preciosa cubierta de láminas, de inspiración muy ochentera. El resultado es tan llamativo como apasionante. Las ópticas también se han rediseñado, y combinan en un mismo módulo el piloto en sí y una parte en plástico oscuro. En la parte inferior del coche se han instalado cuatro salidas de escape, con un aspecto similar al de los últimos Alfa Romeo deportivos. En su interior, se ha suprimido la radio y se han cubierto de cuero y materiales como aluminio y fibra de carbono muchas de sus superficies.

No hay aún información sobre su precio o posible tirada de producción. Ni siquiera tenemos claro si será un one-off.

Fuente: autoblog.nl