CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

5 MIN

Volkswagen está desatando las iras del lobby del automóvil, por una buena razón

David Villarreal | @davidvillarreal | 15 Jul 2021
Volkswagen Id 3 Trasera Frontal
Volkswagen Id 3 Trasera Frontal

En 2035 dejarán de venderse coches con motor de combustión interna, diésel y gasolina. Al menos esas son las intenciones de la Unión Europea, que ya ha adoptado este paquete de propuestas para reducir las emisiones de CO2 del automóvil. La industria del automóvil en Europa representa a uno de los grupos de presión más importantes.

Volkswagen es el fabricante más importante en Europa y, por relación transitiva, una de las empresas con mayor poder de presión en el continente. Pero la situación ha cambiado tanto en los últimos años que la industria del automóvil tiene cada vez menos fuerza para soliviantar las ambiciones de la Comisión Europea y Volkswagen, lejos de oponerse, se congratula de la presión ejercida por los estamentos europeos. Y Volkswagen habría desatado las iras de algunos fabricantes de la industria.

¿Qué está sucediendo?

Volkswagen se congratula de que la Comisión Europea proponga los objetivos más ambiciosos presentados hasta la fecha para la electrificación de la industria del automóvil, prohibiendo la venta de motores de combustión interna en 2035
Volkswagen ID.3 conectado a un punto de recarga de eléctricos.
109
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La Unión Europea frente a la industria del automóvil

La industria del automóvil europea, representada por asociaciones como ACEA, ha alertado de que los objetivos propuestos por la Comisión Europea solo podrán alcanzarse si existe un "compromiso vinculante de todas las partes involucradas" y eso implica que los países miembros inviertan en el desarrollo de una infraestructura de recarga de vehículos eléctricos. Conminan también a las instituciones europeas a "enfocarse en la innovación y no en las prohibiciones".

No solo eso. ACEA apunta que "el problema para el medioambiente no reside en el motor de combustión interna, sino en los combustibles fósiles", planteando otra alternativa que, a día de hoy, no considera la Unión Europea, la de los combustibles sintéticos de origen renovable. Y considera que el paso adelante que se ha dado estos días frenaría el desarrollo de esta alternativa y "sin suficientes combustibles de orignen renovable, y un objetivo de reducción de emisiones del 100% en 2035, se está prohibiendo de facto el motor de combustión interna".

Pero el consenso en la industria del automóvil parece estar roto.

Según declaraciones de un representante del lobby del automóvil a Politico, "Volkswagen está cabreando a todos"

Volkswagen se congratula de la ambición europea

Tal y como publica Politico, "Volkswagen está cabreando a todos". Algunos fabricantes de automóviles, y de la industria auxiliar en que se sustenta el sector del automóvil, habrían mostrado su descontento con las decisiones de la Comisión Europea, y también con la reacción de Volkswagen, que sí estaría a favor de los ambiciosos objetivos europeos.

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen, recibía la noticia de Bruselas congratulándose y con una declaración de intenciones: "el objetivo de la neutralidad climática no es negociable".

Protagonista de uno de los escándalos más sonados de la industria, y más importantes de la última década, esta bien podría ser la imagen de una nueva Volkswagen que tiene más interés que nunca en mostrarse como un fabricante comprometido con la cuestión medioambiental. De hecho, en los últimos años hemos sido testigos de cómo Volkswagen ponía todos sus esfuerzos en dar carpetazo a los problemas del pasado. Pero eso no es todo.

El primer coche 100% eléctrico de CUPRA, el nuevo CUPRA Born.
Para amortizar la inversión, y considerar su apuesta por el eléctrico un éxito, Volkswagen necesita vender muchos, muchísimos coches eléctricos

Volkswagen ha apostado todo por el coche eléctrico

Volkswagen es consciente de lo que hay en juego y ya ha tomado posiciones en la nueva industria del automóvil que se dibujará a lo largo de la próxima década. Volkswagen ha presupuestado una inversión de 73.000 millones de euros, entre 2021 y 2025, en electrificación y digitalización. La mitad de sus inversiones irán destinadas a este fin, de la cual 35.000 millones de euros se destinarán únicamente al coche eléctrico. En la presentación de su plan NEW AUTO, que tuvo lugar estos días, Volkswagen aseguraba que estas inversiones podrían ser aún mayores y que seguirán incrementándose en el próximo lustro.

Para el fabricante alemán, el momento actual es solo comparable al hito que supuso para la marca pasar del Volkswagen Beetle al Volkswagen Golf.

Volkswagen está invirtiendo una ingente cantidad de recursos en el desarrollo del coche eléctrico y el éxito de este plan depende únicamente de un objetivo. Para amortizar la inversión Volkswagen necesita vender muchos, muchísimos coches eléctricos.

Volvo considera que hay tiempo suficiente para transformar la industria, tanto que esperan adelantarse cinco años a los plazos de la Unión Europea
Volkswagen ID.4.

Volkswagen no está sola

Las ambiciones de la Comisión Europea son, sin lugar a dudas, una buena noticia para aquellos fabricantes que están apostando todo al coche eléctrico. Pero ni Volkswagen, ni cualquier otra marca, es ajena al reto que nos enfrentamos. El jefe de desarrollo de Daimler, Markus Schaefer apuntaba que los objetivos "no son poco realistas, pero requerirán una transformación profunda de la sociedad". Y da en el quid de la cuestión, de nuevo poniendo la pelota en el tejado de los Estados miembros, recordando que "únicamente el desarrollo de la estructura de recarga es una tarea hercúlea, que requiere transformar por completo el sector energético" (Automotive News).

Otros fabricantes también se han mostrado tan animados como Volkswagen al respecto de los objetivos europeos. Volvo considera que la industria dispone de suficiente tiempo para "eliminar la tecnología del pasado".

Sin ir más lejos, Volvo anunciaba hace tan solo unos días que en 2030 será un fabricante completamente eléctrico.

Skoda Enyaq IV.
0