CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

Así nació el Volkswagen "Fridolin": cuando el Deutsche Post pidió ayuda a los de Wolfsburgo

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 29 Ago 2021
Volkswagen Fridolin Tipo 147 Historia 05
Volkswagen Fridolin Tipo 147 Historia 05

El mundo del automovilismo está lleno de historias curiosas e increíbles, las cuales forman parte del auténtico encanto del mismo más allá de los superdeportivos anunciados o las soluciones de movilidad ecológicas –siendo políticamente correctos- que nos veremos obligados a usar en el futuro. Y como no, una marca con el linaje Volkswagen no iba a estar exentas de ellas: hoy os contamos cómo surgió el Volkswagen Tipo 147 Kleinlieferwagen (pequeña furgoneta en alemán), “Fridolin” para los amigos.

Nos remontamos a la década de los años 60, momento en el que el servicio postal de Alemania (Deutsche Post) se encontraba buscando un vehículo de reparto. En un primer momento pensaron que el Goggomobil era una solución ideal, pues se trataba de un microcoche que sobre el papel cumplía sus necesidades, pero se encontraron con un cochecito no muy fiable ni eficiente.

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El Fridolin nació como un encargo del Deutsche Post a Volkswagen

Así pues, recurrieron a la todopoderosa Volkswagen, a quien se le entregó una lista con las características que debía reunir ese vehículo postal: un amplio espacio de carga capaz de transportar hasta 340 kg, dos puertas correderas que faciliten el acceso al mismo, un tamaño reducido, una mecánica ahorradora y muy fiable... y un precio contenido.

Los de Wolfsburgo aceptaron el reto y presentaron un prototipo a las autoridades alemanas con el que quedaron francamente satisfechas. Para reducir el coste al mínimo Volkswagen echó mano de su banco de órganos, tomando como base el chasis de un Karmann Ghia, el motor y la transmisión del Beetle, la parte trasera del Tipo 2 Microbús y el capó y faros del Tipo 3 Coupé.

En concreto, nuestro protagonista contaba con un motor refrigerado por aire de 1,2 litros de cilindrada con 35 CV asociado a un cambio de cuatro velocidades, medía 3,97 metros de largo y 1,95 metros de ancho.

Desde 1964 hasta 1974 se produjeron más de seis mil unidades

Sin embargo, no sólo fue usado por el Deutsche Post, sino que sus vecinos de Suiza quedaron tan impresionados que encargaron para ellos mil unidades con ciertas mejoras, como un motor 1,3 litros de cilindrada más potente, frenos de disco, ventanillas adicionales y un interior ligeramente diferente. Pero eso no es todo, pues la aerolínea alemana Lufthansa también se hizo con unas cuantas unidades para desplazarse por las pistas de los aeropuertos.

En total, desde 1964 hasta 1974 se fabricaron 6.390 unidades del Volkswagen Fridolin, de las cuales se estima que aún se conservan unas doscientas. Por cierto, el origen del sobrenombre “Fridolin” se desconoce, pero cuentan los rumores que así fue como lo bautizó un trabajador de la marca debido al razonable parecido que guardaba con un compañero de trabajo así apellidado, mientras que hay quien sostiene que se debe al significado de Fridolin en alemán: niño pequeño.