comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

5 MIN

Ya nos hemos montado en el nuevo coche eléctrico de Volkswagen, en el Volkswagen ID.3, ¿la primera impresión?

Volkswagen Id 3 Frankfurt Dm Img 5795

Volkswagen nos ha presentado en el Salón de Frankfurt al nuevo Volkswagen ID.3, al primer coche eléctrico de una nueva era, de una nueva familia de productos. Un coche muy esperado, por ser uno de esos coches presentados como democratizadores de la movilidad eléctrica y que ha tenido que sortear en el mencionado salón la atención acaparada por el nuevo Land Rover Defender, el CUPRA Tavascan y el Porsche Taycan. Rodeado constantemente de gente durante el salón hemos tenido la oportunidad ya de ver y tocar al Volkswagen ID.3, ¿las primeras impresiones?

El Volkswagen ID.3 ha sido, junto al CUPRA Tavascan, uno de los coches más destacados del Salón de Frankfurt

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Con un diseño simpático y agradable, con cierto toque futurista y algo conceptual y unas dimensiones ligeramente inferiores a las del Volkswagen Golf, el Volkswagen ID.3 ha debutado con motivo del Salón de Frankfurt tras meses viéndolo camuflado en fotos oficiales, teniendo además presente que Volkswagen había aceptado ya pedidos para la edición especial de lanzamiento.

Desarrollado sobre la plataforma MEB, una plataforma sobre la que el grupo Volkswagen articulará sus próximos coches eléctricos, el Volkswagen ID.3 se presenta, por ahora, con una motorización de 201 CV, con un par de 310 Nm y tres niveles de autonomía, de 330, 420 y 550 km, pero, ¿qué hay de su interior? ¿Cómo se ve en general en persona?

El Volkswagen D.3 tiene una potencia de 201 CV

En persona me gusta la “cara” que conforman sus ópticas y como están engarzadas con la parilla, sus llantas semicarenada, las taloneras o como el alerón trasero y sus luces posteriores ensanchan una carrocería que acaba con un pilar C semejante al del Volkswagen T-Roc. Tiene cierto aire de coche “simpático” como decía anteriormente y eso que sus ópticas delanteras tienen “algo de mala leche” en sus formas y en general me parece un coche compacto atractivo, introduciéndonos además en un nuevo lenguaje de diseño que veremos implementado en futuros lanzamientos de esta familia de productos, los ID.

La parte trasera queda protagonizada por una superficie con un acabado en negro piano que, como imaginarás se ensucia fácilmente y será fácil que en nuestro día a día vayamos con nuestras huellas grabadas allí donde se suele poner las manos para cerrar el portón y sobre este portón Volkswagen ha puesto el nuevo logo de la marca.

El Volkswagen ID.3 tiene una autonomía de hasta 550 km

Además en el Salón de Frankfurt lo hemos visto en un colorido despliegue que nos hace pensar en una generosa paleta de colores cuando se inicie su comercialización, en verano de 2020 para aquellos que no se hagan con una de las unidades de la edición especial de lanzamiento.

El interior del Volkswagen ID.3 luce con un aspecto muy innovador, destacando la doble pantalla de su instrumentación, sin la clásica cobertura y la pantalla del sistema multimedia, con un selector del cambio que se lleva hasta el lateral de la instrumentación y que se acciona girándolo.

El interior del Volkswagen ID.3 se ve moderno sí, pero ligeramente inferior en calidades al Volkswagen Golf

La unidad en la que me he montado luce una peculiar combinación de blanco y naranja en su interior y los gráficos a todo color de la pareja de pantallas es lo primer que te llama la atención, como la particular superficie de los botones del volante multifunción o la zona desde donde se regula el volumen o la climatización, algo que podemos hacer deslizando el dedo en lugar de mediante pulsación.

En lo que a acabados y ajustes se refiere el Volkswagen ID.3 no ofrece buenos ajustes, un buen empaque generalizado pero contrapunto a esta sensación abundan los materiales duros, más propios de un coche de un segmento inferior. Es algo similar a lo que ocurre con el Volkswagen T-Roc.

Por ahora Volkswagen no ha anunciado el precio del Volkswagen ID.3

Un punto positivo del Volkswagen ID.3 es su habitabilidad, con una sensación de espacio superior a la que inicialmente podríamos imaginar, con la ventaja de que no tiene un túnel central marcado. Cn el asiento configurado para mi altura, 1.80 metros, hay espacio más que suficiente en la butaca posterior para que se monte un adulto de semejante estatura. Su maletero es de 380 litros que es una cifra correcta para un coche compacto. Por ejemplo el SEAT León tiene un maletero parejo, como el Renault Mégane.

Por ahora Volkswagen no ha anunciado los precios para nuestro mercado del Volkswagen ID.3 por lo que tendremos que esperar para ver como queda posicionado en el mercado frente a alternativas como el Nissan Leaf o el BMW I3, teniendo presente que en Alemania se espera un precio inferior a los 30.000 euros para el modelo de acceso.

Vídeo destacado del Volkswagen ID.3