Volkswagen inicia la producción de su crossover eléctrico ID.4 en la factoría alemana de Zwickau

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
The New Volkswagen Id.4

Volkswagen ha anunciado que acabada de iniciar la producción en serie de su crossover eléctrico ID.4 en la planta de Zwickau (Alemania), el cual será presentado en septiembre de este mismo año. Asimismo, en la planta china de Anting ya se ha comenzado a preparar los trabajos de pre-producción y en Chattanooga (EE.UU.) se tiene previsto que la fabricación arranque en 2022.

La planta de Zwickau sólo fabricará vehículos 100 % eléctricos

El Grupo Volkswagen es de sobra consciente de la importancia de la movilidad eléctrica, y sabe que no pueden llegar tarde, siendo este el motivo por el que tienen previsto invertir un total de 33.000 millones de euros hasta 2024 en este campo, de los cuales 1.500 millones se han usado en transformar la planta de Zwickau en una fábrica exclusiva de vehículos eléctricos. Igualmente, y en vista de conseguir la neutralidad de emisiones de CO2 para el año 2050, esta planta (y todas en general) están siendo dotadas de diferentes medios, como panales fotovoltaicos, para poder generar su propia energía de una forma limpia.

Actualmente en Zwickau ya se fabrica el compacto eléctrico ID.3 de la firma de Wolfsburgo, y con la incorporación del ID.4 se estima que en 2021 se producirán 300.000 vehículos eléctricos basados en la plataforma MQE. Así, y gracias también al apoyo de otras fábricas como la de Dresden (2021) y las de Emden y Hanover (2020), Wolkswagen pretende producir 1,5 millones de coches eléctricos en 2025.

El ID.4 es un crossover puramente eléctrico que será presentado en septiembre

Como hemos dicho, el ID.4 es un crossover compacto hermano del ID.3 que será presentado en septiembre, y al igual que él está basado en la plataforma MQE del grupo, la cual está diseñada específicamente para vehículos eléctricos, con todas las ventajas que ello conlleva a la hora de situar las baterías y no sacrificar espacio o dinamismo al elevar el centro de gravedad. En el "no" Salón de Ginebra del pasado mes de marzo pudimos conocer bastante información sobre él, como su diseño con cierto aire coupé y techo flotante, el cual le otorga un coeficiente aerodinámico de 0,28, o una autonomía superior a los 500 km según el ciclo de homologación WLTP.

En un principio solo estará disponible con la configuración de tracción trasera contando con un único propulsor de 150 KW (204 CV) situado sobre el eje posterior. Más adelante se debería incorporar una versión con tracción integral añadiendo un segundo propulsor en el eje delantero, la cual debería contar con una potencia comprendida entre 195 kW (265 CV) y 225 kW (306 CV) según lo anunciado por su primo checo el Skoda Enyaq iV.

Lee a continuación: Volkswagen ID.4: un SUV eléctrico que llegará en 2021 con 500 Km de autonomía

Ver todos los comentarios 1