CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

3 MIN

¿Es bueno contravolantear? Cuándo debes usar esta técnica y por qué es difícil de dominar

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 25 Sept 2022
Que Es Contravolantear
Que Es Contravolantear

A veces, cuando conducimos, se nos presentan situaciones que no son fáciles de controlar y que pueden ser peligrosas. Por ejemplo, cuando tomamos una curva pueden pasarnos dos cosas: el subviraje o el sobreviraje. En estas ocasiones debemos saber qué hacer y una de las cosas que nos pueden ayudar cuando sufrimos sobreviraje, es contravolantear. Es probable que ahora mismo no sepas qué es esto, pero aprenderlo te ayudará a controlar mejor el sobreviraje. Aquí te explicamos lo que es contravolantear y cómo se hace.

¿Qué es el sobreviraje?

Antes de empezar a explicar que es el contravolanteo es necesario saber qué es el sobreviraje.

El sobreviraje es una situación en la que cuando un vehículo, normalmente con tracción trasera, toma una curva, las ruedas traseras pierden adherencia y se deslizan hacia fuera de la curva. Esto hace que la parte trasera del coche derrape y que gire sobre sí mismo. Es como si las ruedas traseras quisieran adelantar a las delanteras. Esta situación es la que conocemos como "derrape" o "trompo".

¿Qué es contravolantear?

Contravolantear es la maniobra que debemos hacer para estabilizar el coche cuando sufrimos sobreviraje. Consiste en girar poco a poco el volante, hacia el mismo lado que las ruedas traseras. De este modo conseguimos que el coche se estabilice y poder trazar bien la curva.

Es una maniobra que se debe hacer con cuidado ya que es bastante complicada de realizar y si no la hacemos bien podríamos derrapar o incluso salirnos de la carretera. Es más, si no conseguimos desahacer el giro del contravolante, cuando las ruedas traseras recuperen tracción el coche puede empezar a dar bandazos.

¿Por qué es complicado contravolantear?

Como hemos comentado antes, si no se hace bien y con cuidado, es probable que acabe mal. Es una maniobra complicada de hacer porque no es fácil de enseñar y tampoco de aprender.

A contravolantear se aprende con la práctica. Con el paso del tiempo desarrollaremos la habilidad y la sensibilidad para saber el momento exacto en el que debemos realizarla y cuánto debemos girar el volante para no pasarnos y acabar fuera de la carretera.

Situaciones en las que nos hará falta contravolantear

Esta maniobra puede ayudarnos en varias situaciones, ya que el sobreviraje depende también del vehículo que llevemos y el momento en el que ocurra:

  • Si el sobreviraje es cuando frenamos fuerte en apoyo, hay que hacer contravolante acelerando de forma suave y progresiva.
  • Si se produce por exceso de aceleración con un vehículo de tracción trasera, no tenemos que levantar el pie del acelerador bruscamente, si no más bien de forma progresiva y sin llegar a dejar de acelerar del todo.
  • Si este fenómeno se da cuando levantamos de golpe el pie del acelerador cuando estamos tomando una curva en pleno apoyo, tendremos que hacer contravolante acelerando fuerte si se trata de un coche con tracción delantera. En el caso de ser un coche con tracción trasera, el contravolante se hace mientras se acelera suavemente.

Como vemos, es una maniobra que nos puede ser muy útil y que debemos tener en cuenta para evitar accidentes cuando tomemos una curva. Pero recuerda que, si nunca has sufrido sobreviraje y es la primera vez que haces contravolante, debes ir con cuidado y poco a poco. En estos casos es mejor quedarse corto que pasarse.