CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Qué es la junta de la culata, el elemento baratísimo que supone una avería muy costosa

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 6 Sept 2022
Junta De Culata
Junta De Culata

La junta de culata es un sello de mucha importancia que se encuentra entre el bloque del motor y la culata de su coche. La función principal de este sello es evitar que el refrigerante y el aceite se filtren de los cilindros, lo que podría generar daños graves al motor. Aquí vamos a aprender que es la junta de culata y algunos aspectos relacionados.

Qué es la junta de la culata

La junta de la culata es un componente crítico debajo del capó, que proporciona un sello entre la culata y el bloque del motor. Este componente pequeño, pero vital se usa para sellar el proceso de combustión interna, lo que permite que el refrigerante y el aceite viajen por todo el motor para enfriar y lubricar.

Avería típica de junta de la culata

Si bien es bastante raro tener una falla en la junta de la culata, estas pueden quemarse. Una junta de culata quemada puede darse cuando falla el sello entre la culata y el bloque del motor. La junta de culata se encuentra entre estas dos áreas del motor, sellando los cilindros, los pistones, el conducto de refrigerante y los conductos de retorno de aceite.

Al fallar la junta de la culata, se pierde el sello y esto puede provocar fugas de aceite, de refrigerante o escape de gases de la cámara de combustión.

¿Por qué se produce una avería con la junta de la culata?

La junta de la culata debe lidiar cuando el motor está en funcionamiento con temperaturas extremadamente altas y gases de alta presión. Dado los diferentes niveles de alta temperaturas que enfrenta y al área que cubre dentro del motor, puede comenzar a tener fugas después de cierto tiempo.

Es decir, una junta de culata quemada puede darse cuando el motor se sobrecalienta, provocando un aumento en la presión térmica lo cual ejerce una gran presión sobre la junta.

Cómo detectar una avería en la junta de la culata según los posibles síntomas

Como la junta de culata sella los tubos de refrigerante, al igual que la cámara de combustión, no puede verse fácilmente. La única forma de poder verla, es levantar la culata del motor para poder diagnosticar los problemas, lo que es realmente complejo. Las fugas no se pueden ver mediante una inspección visual, por lo que hay que seguir los posibles síntomas:

  • Humo blanco y espeso saliendo del escape, sugiere que el refrigerante y el aceite se están quemando en la cámara de combustión a través de una junta defectuosa.
  • Bajo rendimiento del motor y ruido de ralentí áspero, es señal que la cámara de combustión ya no está sellada.
  • Aceite de motor de color lechoso, es señal que la junta se dañó filtrando el anticongelante hacia los conductos de retorno de aceite.
  • Sobrecalentamiento del motor o burbujas en el radiador es señal de que los gases de la cámara de combustión se escapan al sistema de enfriamiento, provocando que el motor se sobrecaliente.
  • Fugas de aceite o refrigerante en el exterior del coche, que puede suceder cuando el fluido se drena a través de una grieta o falla en el sello de la junta de la culata.

¿Por qué la junta de la culata es tan barata, pero la reparación es tan cara?

La junta de la culata es muy económica, pero la reparación es muy costosa por la mano de obra, ya que para reemplazar la junta de culata hay que llegar al centro del motor. Esto implica tener que desarmar y volver armar el motor, lo que amerita muchas horas de trabajo, eso es lo que hace la reparación tan cara.