comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

Técnica 4x4: chasis de largueros vs chasis monocasco, ventajas e inconvenientes [vídeo]

D02 Chasis Monocasco Lr Defender

Vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de un chasis de largueros frente a un chasis monocasco, para intentar entender por qué casi todos los todoterrenos auténticos, vehículos industriales y vehículos de trabajo escogen una arquitectura aparentemente obsoleta, la de la clásica doble viga también llamada de largueros y travesaños o de escalera, frente a la más moderna y eficiente estructura de chasis autoportante o monocasco que utilizan, desde hace décadas, todos los coches de asfalto.

Para entender a fondo y con ejemplos concretos todo lo relacionado con los chasis de largueros frente a los chasis autoportantes, os recomendamos echar un vistazo al vídeo en el que se explica todo detalladamente:

Qué es un chasis de largueros y travesaños

El chasis de largueros y travesaños, de vigas o de escalera es aquel que, como su propio nombre indica, está formado por dos gruesas vigas longitudinales unidas entre sí por sucesivos travesaños más finos formando una especie de escalera de mano algo irregular.

En este caso, el habitáculo y la carrocería del vehículo irían montados en una estructura independiente, que se atornilla al chasis de largueros que le sirve de base. Todos los elementos mecánicos como dirección, suspensiones, motor y transmisión irían unidos al chasis inferior, mientras que el resto de elementos del coche (carrocería, iluminación e interior) irían unidos a la estructura superior.

La unión entre el chasis de largueros y la estructura superior de la carrocería no es una unión totalmente rígida, sino que lleva una especie de silent-blocks de material ligeramente mullido como una goma muy dura o teflón, que permite un cierto juego entre carrocería y chasis.

Qué es un chasis autoportante o monocasco

Un chasis autoportante o monocasco es aquel que cubre toda la forma del coche, de suelo a techo, con elementos estructurales que se refuerzan y complementan entre sí, formando un entramado tridimensional que a su vez va soldada a la carrocería, formando un cuerpo único mucho más alto y tridimensional que un chasis de largueros.

En este caso no hay distinción entre carrocería y chasis ni tampoco existen como cuerpos separados la base del coche y el habitáculo. Todo es chasis, todo va anclado al chasis y todo va dentro del chasis, que forma un único cuerpo.

VENTAJAS CHASIS DE LARGUEROS Y TRAVESAÑOS

Las ventajas del chasis de largueros se hacen palpables cuando las condiciones de utilización se hacen más duras, especialmente cuando circulamos por terreno no asfaltado o llevando cargas muy pesadas, ya sea sobre el coche o en un remolque.

1. Mejor aislamiento de la carrocería

La primera ventaja de un chasis monocasco es que la estructura del coche y la carrocería, como hemos visto antes, están separados por elementos con una mínima elasticidad y esa separación permite un aislamiento muy alto de los pasajeros respecto a la posible torsión que esté sufriendo el chasis. Esa es la razón de que los vehículos con chasis de largueros no crujan a torsión cuando dejamos ruedas en el aire: aunque el chasis inferior se pueda estar retorciendo ligeramente, esa mínima torsión no se traslada a carrocería y habitáculo.

Esta es también la razón por la que podemos dejar aparcado un coche con esta estructura en cualquier terreno irregular y las puertas abren y cierran perfectamente.

En un chasis autoportante siempre hay crujidos cuando lo sometemos a torsión, porque el esfuerzo se reparte entre toda la estructura y por tanto aunque la torsión real sea incluso menor que la de un chasis de doble viga, siempre será audible desde dentro y tenderá a deformar todo el coche, incluyendo los marcos de las puertas.

2. Mayor resistencia a impactos

La segunda y tal vez mayor ventaja del chasis de largueros es que nos va a proporcionar una especie de "blindaje" de la parte inferior del coche frente a golpes muy fuertes. La razón es que esas dos vigas de acero son durísimas y es muy difícil doblarlas o romperlas, ni siquiera cuando golpeamos el fondo del coche contra una roca o un tronco o cualquier obstáculo rígido.

Por su propia naturaleza, un chasis monocasco que cae con todo su peso sobre una roca, tenderá a repartir la energía del impacto por todos los elementos que conforman la estructura y será mucho más fácil doblarlo o deformarlo si el golpe es lo suficientemente fuerte.

3. Más barato de construir y reparar

Un chasis de doble viga es una estructura tosca y sencilla que se puede reparar y enderezar a martillazos (o casi), mientras que un chasis autoportante requiere una maquinaria muy compleja para volver a enderezarlo una vez que ha perdido su forma original.

VENTAJAS CHASIS MONOCASCO

Las ventajas del chasis monocasco se hace más patentes en carretera, donde un coche más ligero, más rígido, más seguro y espacioso obtiene mucha ventaja frente a un chasis construido para soportar golpes y trabajo duro.

1. Mayor rigidez, mejor comportamiento en carretera

En contra de la intuición, que nos dice que un chasis de doble viga es "mas duro", en realidad esto sólo es cierto frente a impactos directos, pero si lo sometemos a torsión se va a retorcer antes precisamente porque es mucho más plano. La estructura de un chasis monocasco es mucho más alta y por tanto más "tridimensional", por lo que aguanta mejor los esfuerzos de torsión.

El chasis monocasco es más rígido

Tomando un ejemplo concreto y real, la resistencia a la torsión del Mercedes Clase G es de 10 kNm / grado de torsión, mientras que en el nuevo Land Rover Defender con chasis autoportante de aluminio esa resistencia es de casi el triple, 29 kNm/grado de torsión.

La mayor rigidez de un chasis autoportante le da una notable ventaja en carretera, ya que todo el trabajo de las suspensiones está calculado para que el chasis no se retuerza en apoyos fuertes, y cuando esto sucede se está cambiando la geometría de la suspensión y perjudicando el trabajo de las suspensiones.

2. Mayor seguridad

Por su propia facilidad para repartir la energía de un impacto por toda la estructura, un chasis monocasco es más seguro que un chasis de doble viga, al menos en general. La principal razón es que cuando un chasis de largueros choca contra algo de frente, el propio chasis es tan fuerte que provoca una detención demasiado violenta, lo cual causará más daño a los pasajeros que una detención más gradual.

3. Más ligero

Al ser una estructura formada por elementos más finos, el chasis monocasco tiende a acumular menos cantidad de material, por lo que es más ligero.

4. Mayor espacio interior

Esos mismos elementos más finos que componen el chasis autoportante también hacen que este tipo de estructuras encierren en su interior un mayor volumen aprovechable para motor, pasaje y maletero. El chasis de doble viga sacrifica un espesor importante en el fondo del coche, que no se traduce en espacio utilizable.