CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

¿Qué es un kei car japonés? Te contamos todo sobre estos pequeños y cuadrados microcoches

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 13 Dic 2020
Kei Car Honda Nbox Portada
Kei Car Honda Nbox Portada

Contenido

Si estés leyendo esto es porque en más de una ocasión habrás escuchado el término kei car, el cual se refiere a esos pequeños y cuadrados coches japoneses que deben respetar unas dimensiones máximas y una determinada motorización, para a cambio, disfrutar de ciertas ventajas, como una menor fiscalidad. A continuación te contamos cuáles son todas las características de un kei car, sus ventajas e inconvenientes, así como cuáles son algunos de los modelos que triunfan en el país del sol naciente.


¿Qué es un kei car?

Un kei car es un tipo de coche destinado casi exclusivamente al mercado japonés y que se caracteriza por su pequeño tamaño y formas más bien cuadradas en la mayoría de los casos. Estos coches, que podemos encontrarlos tanto con carrocería de turismo, todoterreno o furgoneta, deben respetar unas dimensiones máximas de 3,4 metros de longitud, 1,48 metros de ancho y 2,0 metros de alto, con un motor que no puede pasar de 660 cc ni desarrollar más de 64 CV. A cambio, los kei cars cuentan con importantes reducciones en impuestos y el seguro, aunque menores que antaño.

Así pues, además de esas ventajas fiscales, también presentan otras muy importantes, como un menor precio de venta y de mantenimiento, contar con un tamaño ideal para moverse por ciudades tan masificadas como Tokio, Yokohama u Osaka, y no por ello renunciar a modernos sistemas de infoentretenimiento y otros avances tecnológicos, como mecánicas con turbocompresor o cambio automático (muchos de ellos cuentan con un cambio CVT) ni a preferencias personales, pues incluso nos los encontramos con carrocerías coupé o descapotables. Por otro lado, sus inconvenientes son relativamente evidentes, como un menor tamaño, motorizaciones que no son aptas para enfrentarse a un gran viaje por carretera ni proporcionar las mejores prestaciones.

Un kei car no puede medir más de 3,4 metros de longitud ni tener un motor de más de 660 cc ni 64 CV.

Actualmente suponen aproximadamente un tercio de las ventas de automóviles nuevos, y en 2018, siete de los diez coches más vendidos eran kei cars. Además, y como curiosidad, portan dos tipos de matrículas diferentes, de fondo amarillo con letras negras si son de uso privado, y al revés en caso de ser de tipo comercial.

Historia de los kei cars japoneses

Para empezar, conviene aclarar que esa idea de crear un pequeño coche de reducidas dimensiones, a modo de lo que hoy día puede ser una mezcla entre microurbano del segmento A y cuadriciclo ligero, no fue una idea exclusiva de Japón, y es que aquí en Europa también tenemos algunos ejemplos a lo largo de la historia, como el Issetta, el Fiat Toppolino o la Vespa 400.

La idea es siempre la misma, la de de ofrecer ese pequeño automóvil que motorizase al pueblo a un reducido coste, con todas las ventajas que ello implica, como el poder acceder a nuevos empleos, por ejemplo, desplazándose a diario a la ciudad, y el consiguiente desarrollo económico del país y de las propias compañías que lo fabricaban, las cuales también generarían nuevos puestos de trabajo ante la posible gran demanda. No obstante, sí que es cierto que ha sido Japón quien mejor ha sabido explotar esta idea.

Centrándonos en los japoneses y sus kei cars, nos remontamos al periodo de posguerra, cuando el japonés medio no tenía suficiente dinero para comprar un coche utilitario típico pero sí una motocicleta o los tan extendidos “motocarros” de tres ruedas, como por ejemplo el Mazda GO. Así fue como en 1949 empezó a legislarse el concepto del kei car con la filosofía expuesta en los párrafos anteriores, estableciendo una limitación máxima de 2,8 metros de longitud y 150 cc para motores de 4 tiempos que se veía reducida a 100 cc para los de dos.

Sin embargo, ese concepto de kei car no distaba mucho de “una moto carrozada”, y fue por ello que durante la primera mitad de la década de los 50 se realizaron varios cambios normativos hasta que el 1 de abril de 1955 se especificó una longitud máxima de 3 metros y una cilindrada de 360 cc. Con ello nacieron grandes superventas que impulsaron este tipo de coches, como el Suzuki Suzulight de 1955 y el Subaru 360 de 1958, o el Mazda R360 Coupé de 1960 que vendió 4.500 unidades el día de su debut.

La importancia de estos coches creció, cumpliendo la misión para la que habían sido creados, sin olvidar las ventajas fiscales con las que contaban. De este modo nuevos fabricantes se iban subiendo al carro. Así, cada vez los kei cars eran más sofisticados, con motores más potentes, cambios automáticos o frenos de disco en el eje delantero, alcanzando un pico de 750.000 unidades vendidas en 1970.

Sin embargo, el gobierno redujo los beneficios fiscales de lo que contaban y endureció la normativa de emisiones, lo que desembocó en una caída de ventas de hasta el 80 % y terminó en una modificación del marco normativo que aumentaba la cilindrada hasta los 550 cc, que hacía más fácil cumplir con la normativa de emisiones, y crecía hasta los 3,2 metros de longitud.

A partir de ahí las ventas se recuperaron, introduciendo la actual limitación de 660 cc y 64 CV en 1990, lo que les permitió a muchos fabricantes compartir sinergias en el desarrollo de esos motores con el de motocicletas deportivas, limitando las autoridades japonesas la velocidad máxima de los kei cars a 140 km/h.

El kei car en Japón hoy día

Como hemos dicho, actualmente los kei cars suponen un segmento realmente importante en Japón, puesto que representan aproximadamente el 30 % de las ventas, colándose estos coches en los rankings de modelos más vendidos (el top 10 está integrado por 7 kei cars). Así pues, de los casi 5,1 millones de vehículos que se vendieron en Japón el año pasado, en torno al 1,5 millones eran kei cars.

Entre las marcas más exitosas nos encontramos con Daihatsu (615.240 unidades), Suzuki (573.986 unidades) y Honda (364.833 unidades), siendo el modelo que acaparó más ventas el Honda N-Box (253.500 unidades), el cual tiene un precio que al cambio son unos diez mil euros.

Más artículos "¿qué es?" en Diariomotor:

- Qué es la fibra de carbono, ese material que por sí solo no vale para nada y que con resina lo vale todo
- ¿Qué es la distribución variable y para qué sirve? Vanos, Valvetronic, Variocam, MultiAir, VTEC… conoce cómo funcionan
- ¿Qué es un turbo de geometría variable?
- ¿Qué es un SUV y un crossover?
- Qué es un auténtico todoterreno y cómo distinguirlo de un SUV (vídeo)