Carrocería alta, bastidor de turismo, sensación de espacio interior y líneas agresivas. La fórmula para cocinar un éxito de ventas en los últimos años parece clara, hacer un SUV, pero sin embargo hicieron falta muchos fallos hasta que el Qashqai estableció la receta en 2007. Desde los años 90 muchos coches han nacido con varios de los ingredientes de un suculento crossover, pero en vez de llegar a estrella Michelín se han quedado en un "AARG" de El Comidista. En pleno éxito de los SUV os propongo un vistazo a algunos de esos que, con los ingredientes del éxito delante, fallaron en la receta.

Continuar leyendo »

El fracaso comercial de un automóvil se circunscribe, generalmente, a una mezcla de factores. El cóctel más explosivo se forma, precisamente, cuando se desarrolla un automóvil innovador, ya sea en el fondo o en la forma, que exige una gran inversión, con una planificación comercial demasiado optimista, y el fiasco derivado de convertirse en un incomprendido entre potenciales clientes. En la industria del automóvil nos encontramos con sonoros fiascos, relativamente recientes (ver los 10 fracasos comerciales más sonados). Un fiasco no significa, necesariamente, que se trate de un mal producto. Y es por eso que algunos de aquellos incomprendidos, con la perspectiva que nos han dado los años, nos gustan hoy en día incluso más que antaño. Y he aquí 5 ejemplos perfectos de coches incomprendidos que nos gustan ahora más que antes.

Continuar leyendo »

El mes pasado salía de la fábrica el último Volkswagen Phaeton, y con él se marchaba uno de los fracasos comerciales más sonados. Sucede que un producto que a priori puede parecer brillante no lo es tanto cuando las ventas no alcanzan las cifras inicialmente estimadas, los costes no se amortizan, y el plan de viabilidad del producto fracasa estrepitosamente, de manera que inexorablemente una marca jamás amortizará su desarrollo. En los últimos años hemos visto casos notables, a menudo de productos interesantes, e incluso buenos, que jamás llegaron a amortizarse. Entre los más conocidos está el del Volkswagen Phaeton, pero no es el único, estos diez coches fueron considerados por un estudio de la firma de inversiones AllianceBernstein (ver estudio) como los mayores fracasos de la historia reciente del automóvil.

Continuar leyendo »

Siempre lo he dicho, y siempre lo diré, el Audi A2 era un pequeño prodigio de la técnica. Audi quiso embarcarse en el lanzamiento de un producto que se alejaba, y mucho, de lo que habían ofrecido hasta la fecha. Audi no es una marca que se haya caracterizado precisamente por fabricar monovolúmenes, pero ante ellos se abría una oportunidad realmente interesante para cautivar a un público que probablemente hasta aquellos años no había encontrado en Audi un producto acorde con sus necesidades. 10 años sin el Audi A2 son más que suficientes para entender por qué aquel coche era, y aún hoy en día seguiría siéndolo, un adelantado a su tiempo. Tal vez por eso fracasase estrepitosamente, aunque parezca un contrasentido. Veamos, 10 curiosidades acerca del Audi A2 por las cuales fue un adelantado a su tiempo.

Continuar leyendo »

8 de noviembre de 2015

Hoy me había propuesto reconocer los méritos de un automóvil que pasaría con más pena que gloria por los concesionarios. Seis años de comercialización para un turismo son realmente pocos, sobre todo cuando ese modelo se ha propuesto abrir un segmento en una marca tan importante como Audi, con un proyecto muy ambicioso que lograría varios hitos para la industria del automóvil. En definitiva, el Audi A2 no fue un éxito. Tal vez por esa misma razón los de Ingolstadt aún no tengan nada claro el lanzamiento de su sucesor pese a llevar dos años valorando esta posibilidad mediante prototipos.

Continuar leyendo »

Se cancelan los planes para llevar a producción al Audi A2. Así lo cuentan desde Autocar. Antes del pasado verano de 2012 ya llegaban los detalles de la cancelación del proyecto del nuevo Audi A2, ahora, su muerte a falta de un comunicado oficial, parece totalmente decidida. Una crónica de una muerte anunciada que este nuevo episodio parece dejarnos definitivamente sin este nuevo modelo eléctrico de Audi.

Continuar leyendo »

4 de enero de 2013

En Ingolstadt siguen sin ver del todo claro el sentido y el futuro del vehículo eléctrico. Audi sigue apostando por el eléctrico pero de momento parece que sin el convencimiento de que esta sea una alternativa viable a corto o medio plazo. Sin ir más lejos esperábamos que tanto el Audi A1 e-tron como un hipotético Audi A2 e-tron posicionado como monovolumen del segmento B, se aprovechasen de una mecánica eléctrica para entrar en el negocio de esta clase de utilitarios urbanos en los que sus competidores, y más concretamente BMW, ya están trabajando.

Continuar leyendo »

En el Salón de Frankfurt se nos presentaba el prototipo Audi A2 Concept y con él volvía a resurgir una duda importante: ¿debería concedérsele una segunda oportunidad al concepto del Audi A2? Recordemos que la primera generación de este mini-monovolumen pasó por sus escasos seis años de comercialización con más pena que gloria. Muchos le achacaron un precio bastante alto y aunque parezca un contrasentido, una tecnología demasiado avanzada para la época, de hecho ya en 1999 estaba construido en aluminio y había logrado plantarse en un consumo de 3 litros a los 100 kilómetros.

Continuar leyendo »

A finales del Siglo XX Audi apostaba por un modelo la mar de interesante. Se trataba de un pequeño monovolumen, con una concepción muy práctica y familiar pero también avanzado tecnológicamente. Ya por aquel entonces el Audi A2 contaba con una construcción de aluminio y una eficiencia pionera en su segmento y en comparación con vehículos de su tamaño. Se habían propuesto lanzar un pequeño gran Audi, no necesariamente económico. Tal vez aquí radicase uno de sus pecados originales y de las razones de su fracaso comercial.

Continuar leyendo »

Mucho tiempo se llevaba rumoreando acerca de un nuevo Audi A2, con el que la marca de los cuatro aros resucitaría el concepto del antiguo A2 de primera generación, creando un modelo con la misma denominación que se situase entre el Audi A1 y el Audi A3, pero lógicamente yendo mucho más allá en tecnología o diseño y con una filosofía ligeramente distinta. No es ningún secreto que la primera generación del Audi A2 fue un relativo fracaso, y el nuevo modelo ha de cambiar la suerte de estas siglas.

Continuar leyendo »

2 de septiembre de 2011