En el último episodio de Jay Leno ha habido un invitado de lujo, y no nos referimos a Christian Von Koenigsegg que ha estado ofreciendo una Master Class sobre su marca, sino al Koenigsegg CCXR Trevita que ha servido como excusa para grabar este episodio. Como suele ser habitual en los programas de Leno, primero se ha ofrecido una interesante charla para descubrir algunos de los detalles que hacen tan especial a la edición Trevita. Dicho este, ¿Quién mejor que el fundador de Koenigsegg para explicarnos qué hace tan especial a este superdeportivo de más de 1.000 CV?

Continuar leyendo »

20 de mayo de 2015

No todos los días uno tiene la oportunidad de conocer al creador de una marca de superdeportivos tan peculiar como Koenigsegg. Por lo que he visto en salones del automóvil como Ginebra me esperaba a alguien tan elegante como distante. Pero Christian Koenigsegg se aleja de ese estereotipo. Es un tipo cercano con una enorme pasión por los coches. Para muestra un botón: en mis años hablando con gente del sector, nunca me había encontrado con nadie que tuviese ese brillo en los ojos al hablar de su trabajo, ni tampoco a nadie al que casi se le salten las lágrimas cuadro habla de los momentos malos. Eso es Koenigsegg.

Continuar leyendo »

La primicia mundial de Koenigsegg en el Salón de Ginebra ha sido el Agera, un “lavado de cara” de los CCX, lo que podríamos considerar un superdeportivo aún más bruto y radical que sus predecesores. Su mirada es más profunda gracias a unas ópticas LED, pero poco más cambia en el frontal. El cuerpo sigue manteniendo la fabricación en fibra de carbono y la inspiración aeronáutica, patente en la forma del habitáculo cabina. En la parte trasera, de nuevo toques LED de corte amenazador.

Continuar leyendo »

Sí, la respuesta es mucho, muy mucho. Normalmente nos referimos a ellos como vehículos innacesibles debido a un elevado precio de adquisición, pero nos olvidamos de lo que cuesta mantenerlos. Son coches muy aficionados a la gasolina, los neumáticos que llevan son de grandes dimensiones y altas prestaciones, resultando en un precio acorde. Una persona que se compre un Bugatti Veyron no se molestará por estos gastos, para el resto de los mortales me gustaría poner algunos datos en perspectiva.

Continuar leyendo »