Koenigsegg Agera

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

¿Y dicen que hay crisis para las marcas escandinavas? Parece que esa palabra jamás ha pasado por la mente de la gente de Koenigsegg que pese a su modesto volumen de ventas y a su corta pero fulgurante trayectoria, siguen siendo uno de los constructores de superdeportivos más importantes del panorama internacional con joyas como ésta.

El Koenigsegg Agera pretende conmemorar los 15 años que lleva la marca dando guerra y fabricando sueños, de hecho este nuevo modelo seguirá utilizando la base del primigenio Koenigsegg CC cuyo chasis monocasco de fibra de carbono, kevlar, nido de abeja y aluminio sigue estando vigente hoy en día y seguirá dando rienda suelta a prestaciones de auténtico infarto durante muchos años más.

Para dar vida a este sueño tenemos un V8 de 4.7 litros con un doble turbo que soplando a máximo rendimiento desarrolla 910 CV de potencia y un par máximo de 1.100 Nm a 5.100 rpm, que con sus escasos 1.300 kg de peso es más que suficiente para dejar a cualquiera pegado al asiento.

No es de extrañar por tanto que el Koenigsegg Agera (Agera proviene del diós griego Ageratos, la deidad de la eterna juventud) consiga hacer el 0 a 100 km/h en 3.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima sobre los 390 km/h.

El Koenigsegg Agera empleará un control de tracción que adaptará automáticamente la funcionalidad del vehículo a las condiciones del pavimento por el que circulamos y a nuestro tipo de conducción en milésimas de segundo. De hecho Koenigsegg presume de que su sistema es el más rápido en reaccionar de todos los que existen en el mercado.

El habitáculo es muy moderno sin renunciar a la deportividad más clásica, combinando materiales como piel, fibra de carbono, plástico y tela con costuras visibles en los paneles y la tapicería.

Los detalles más futuristas están en la consola central con los controles de la climatización y el equipo de sonido iluminados por LED azúl celeste y en el impresionante cuadro de mandos con un cuentakilómetros y cuentarevoluciones pseudoanalógico sobre una pantalla digital que perfectamente podría haberse inspirado en un videojuego de última generación.

En un pequeño espacio se nos muestra información tan dispar como el nivel de combustible del depósito, la temperatura del aceite del motor, la presión del Turbo, la potencia desarrollada por el motor o incluso las fuerzas G que sufrimos en nuestras frenadas, aceleraciones y al tomar curvas.

En fín, se trata de una máquina de esas que probablemente nunca veamos fuera de una presentación o un Salón del Automóvil como el de Ginebra, que se celebrará dentro de un par de días y dónde estaremos el equipo de Diariomotor para traeros toda la información que recabemos de las presentaciones que se irán produciendo esta semana.

Koenigsegg Agera

Vía: Netcarshow
En Diariomotor: NLV Quant | Koenigsegg CCXR Trevita

Lee a continuación: ¿Cuánto cuesta mantener un superdeportivo?

Ver todos los comentarios 22