comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Porsche

7 MIN

¿Cuánto cuesta mantener un superdeportivo?

bugatti-veyron-161214-1440-03_1440x655c-1440px

Sí, la respuesta es mucho, muy mucho. Normalmente nos referimos a ellos como vehículos innacesibles debido a un elevado precio de adquisición, pero nos olvidamos de lo que cuesta mantenerlos. Son coches muy aficionados a la gasolina, los neumáticos que llevan son de grandes dimensiones y altas prestaciones, resultando en un precio acorde. Una persona que se compre un Bugatti Veyron no se molestará por estos gastos, para el resto de los mortales me gustaría poner algunos datos en perspectiva.

Gracias a un post en Forocoches me entero de una investigación llevada a cabo por EVO Magazine acerca de lo que cuesta mantener seis de los superdeportivos más deseados. Las cifras que vamos a manejar sólo hablan de revisiones y mantenimiento rutinario, se obvia la sustitución de algunos de elementos de degaste o posibles averías. Espero que estéis sentados, porque estos datos sobre los KoenigseggCCX, Ferrari Enzo, Mercedes McLaren SLR, Pagani Zonda, Porsche Carrera GT y Bugatti Veyron son mareantes.

Koenigsegg CCR y CCX

Empezamos suave. Este superdeportivo sueco se vende en muy escasos números, y en contra de lo que se pudiera pensar sólamente se necesita una revisión anual por valor de 6.000€. Las primeras unidades eran poco fiables pero hoy en día todos se entregan con una garantía total de cinco años. Las primeras unidades no eran demasiado fiables y las facturas podían dar mucho miedo, hoy en día no dan problemas pero también han subido de precio muy notablemente.

Su motor 4.7 V8 montado en posición central entrega 805 CV y un par máximo de 920 Nm. Acelera hasta los 100 km/h en unos 3 segundos y su velocidad máxima es de 395 km/h.

Ferrari Enzo

Sólo 400 unidades se fabricaron y una vez dejaron de salir de las puertas de la fábrica se revalorizaron al instante, tasándose hoy en día a una media de 730.000€. Tampoco es un coche de mantenimiento excesivamente caro – para quien se lo pueda permitir – ya que la revisión semestral cuesta 4.200€. Aunque Ferrari recomienda pasar por el taller cada seis meses, pero muchos propietarios lo hacen una vez al año, evitando de esta manera grandes gastos.

Sin embargo, el embrague se desgasta muy rápidamente y cada 10.000 km hay que cambiarlo, Ferrari factura 7.000€ por este concepto. Al menos conduciremos uno de los vehículos más emblemáticos del Siglo XXI. Lleva un motor 6.0 V12 que entrega 660 CV sin sobrealimentación. Toda la potencia pasa a las ruedas traseras a través de una caja de cambios secuencial Ferrari F1 de seis relaciones. Acelera hasta los 100 km/h en sólo 3.6 segundos y tiene una punta de 350 km/h.

Mercedes McLaren SLR

Por fortuna un superdeportivo para un uso diario no tiene facturas anormalmente caras. No son coches que den problemas mecánicos y se tiene constancia de unidades con muchísimos kilómetros que funcionan adecuadamente. A los 15.000 km se les pasa una revisión por valor de 2.500€, la segunda y siguientes ya cuestan 4.400€. A los cuatro años se le pasa un vistazo muy completo al coche, en forma de una revisión a fondo que costará a sus propietarios 8.000€.

Se han vendido unos 3.500 coches y su producción ha cesado este mismo año. Lleva un motor 5.5 V8 Kompressor con 626 CV de potencia sobrealimentada y 780 Nm de par máximo. Confortable en las largas distancias y con un cambio automático de cinco relaciones es la perfecta encarnación del superdeportivo de uso diario. Aún así es sumamente rápido y eficaz en un circuito revirado, acelera hasta los 100 km/h en 3.7 segundos y roza los 340 km/h en velocidad punta.

Pagani Zonda

Es el más barato de mantener de todos los coches aquí presentes, así que tomadlo como referencia. En parte se debe a que lleva un motor AMG fiable y de fácil acceso por los mecánicos. Pagani recomienda una revisión anual, pero sólo es necesario acudir al taller cada dos años o 10.000 kilómetros. Una revisión menor cuesta 2.200€ y una revisión completa 3.000€, siempre que no haya que cambiar nada. El embrague suele durar bastante, las bujías se cambian a los 60.000 km y las válvulas se van autoajustando a lo largo del tiempo.

Resulta incluso barato de mantener, teniendo en cuenta el nivel de desempeño y refinamiento de evoluciones como el Zonda F. El superdeportivo italo-argentino lleva un motor 7.3 V12 desarrollado por AMG, produce 602 CV y más de 700 Nm de par motor. Sólo con tracción trasera y cambio manual acelera hasta los 100 km/h en 3.5 segundos, a fondo se acerca a los 350 km/h. Emplea piezas de fibra de carbono en chasis y carrocería, por tanto su peso es de únicamente 1.230 kg.

Porsche Carrera GT

Con poco más de un millar de unidades fabricadas y un motor heredado de la alta competición el Porsche Carrera GT es un superdeportivo en toda regla. Encontrar centros donde pasarle las revisiones no es un problema, por ejemplo sólo en Inglaterra hay unos 70 concesionarios autorizados a tocar el Carrera GT. Se requiere una revisión anual de 2.500€, sin especificar el por qué cada año alterno aumenta a 3.500€. Cada cuatro años es necesario un mantenimiento en profundidad, al tono de 7.000€.

En dicho momento se suele cambiar el embrague, Porsche factura 6.000€ adicionales por ese concepto. A modo de curiosidad, si dañamos una de las llantas de magnesio y debemos cambiarla – pues no se pueden reparar – la pieza nos saldrá a 6.500€. El Carrera GT acelera hasta los 100 km/h en 3.9 segundos gracias a un motor 5.7 V10 de 612 CV de potencia a 8.000 rpm. Su velocidad máxima es de 330 km/h. El motor está en posición central y manda la potencia a través de una caja manual al tren trasero.

Bugatti Veyron

Y acompañando a un deportivo superlativo, unos costes de mantenimiento superlativas, que dejan en ridículo a los de sus rivales. La primera revisión cuesta 16.000€, Bugatti alega que se necesitan ingenieros – no mecánicos – para llevarla a cabo y que los materiales empleados tienen una calidad máxima. De dichos 16.000€ unos 6.000€ son mano de obra sólamente. El tema de los neumáticos es especialmente doloroso, son neumáticos fabricados en exclusiva por Michelin para soportar las prestaciones del Veyron.

Ya suena caro, y sólo Bugatti puede montarlos, Michelin no los vende a intermediarios. Se recomienda cambiar un juego cada 5.000 km, cada neumático cuesta 7.300€. No es todo, cada 35.000 km Bugatti recomienda cambiar neumáticos y llantas, aumentando el coste hasta los 35.000€. Y llegamos al tema de la garantía, de serie son dos años, pero si queremos una extensión de un año nos facturarán 44.000€, si pedimos dos años nos hacen una ligera rebaja y nos lo dejan en 73.000€.

Sí, con 73.000€ te puedes comprar un Porsche Cayman S y con la vuelta un Volkswagen Golf. Realmente es una locura, pero la exclusividad es máxima, tanto en la compra como en el mantenimiento. Es el precio a pagar por sentir en tu espalda los 1.001 CV y 1.250 Nm de par máximo del 8.0 quad-turbo del Veyron, capaces de acelerar sus casi dos toneladas en 2.5 segundos hasta los 100 km/h, una celeridad comparable a la de un Fórmula 1. Si nos apetece también podemos romper los 400 km/h.

Como conclusión y dejando a un lado el Veyron, realmente no son precios desorbitados. Proporcionalmente el coste es similar a los 147€ que me cobran por una revisión completa a mi Peugeot 206. Claro que tampoco he precisamente pagado medio millón de euros por él.

Vía: Forocoches En Diariomotor: Supercoches a la venta en eBay, pequeña colección de subastas actuales