CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Energías alternativas

3 MIN

Torio, el vehículo nuclear de autonomía «ilimitada» es teóricamente posible

David Villarreal | 3 Sept 2011

Tras lo sucedido en la central nuclear de Fukushima en Japón estoy convencido de que casi nadie quiere oir hablar de energía nuclear y ni que decir tiene que mucho menos tenerla tan cerca como en el propio motor de su coche. Pero entre las posibilidades que nos depara un futuro quizás no tan lejano estaría la de movernos con coches nucleares, alimentados por torio y con una autonomía prácticamente ilimitada. De hecho, una fina lámina de poco más de 8 gramos de torio generaría suficiente energía para recorrer casi 500.000 kilómetros!

Imagínense no tener que pasar por la gasolinera ni tener que repostar, en este caso torio, en toda la vida útil de nuestro automóvil. Definitivamente esta tecnología se presentaría como una fuente casi inagotable de energía para nuestros vehículos y en la solución a prácticamente todos los problemas de las emisiones de gases contaminantes.

¿Ciencia ficción? Ni mucho menos. Esta tecnología aún está siendo investigada y aún es demasiado temprano para que se empiece incluso a poner en práctica. No obstante no se preocupen, el vehículo nuclear jamás de los jamases llegará al ciudadano de a pie. ¿De qué otra forma si no se lucrarían las compañías petrolíferas?

¿Por qué torio?

Vaya por delante que reconozco mi propia falta de conocimientos de química y mucho menos de física nuclear. Pero podemos resumirlo de forma que cualquiera pueda entenderlo en que el torio es un elemento químico con un núcleo inestable y propiedades radiactivas, lo cual lo habilita para ser potencialmente un «combustible» nuclear. Su uso con tal fin ya ha sido investigado e incluso desarrollado, pero no avanzó precisamente porque las potencias económicas que han permitido el avance de la energía nuclear prefirieron desarrollar esta tecnología utilizando uranio como combustible. Y es que el uranio no sólo puede ser empleado como fuente energética sino también para el desarrollo de armamento…

La radiactividad liberada por el torio es tan pequeña, que una fina cobertura de aluminio sería más que suficiente para evitar riesgos en la salud de los seres vivos que estén en las inmediaciones del vehículo.

Teóricamente se podría desarrollar un «motor» en el que un láser «atacase» la lámina de torio, esta liberase energía calorífica que llevase a ebullición un fluido y los vapores generados por este moviesen una turbina y generasen movimiento. Algún investigador cree que un generador energético que funcionase con torio y generase el equivalente a unos 335 CV de potencia de un motor de combustión, podría ser suficientemente compacto para alojarse bajo el capó de un vehículo y pesar poco más de 200 kilogramos.

Lo dicho, esta tecnología aún está en «pañales» y en general todo ello se basa en principios teóricos. No obstante alguien en General Motors ya entendió que esta podría ser una de las soluciones de futuro cuando diseñaron en 2009 en prototipo Cadillac World Thorium Fuel Concept (en las fotografías). Se trataba de un vehículo que en teoría funcionaría con torio, no obstante y por si os lo preguntábais, no disponía de ningún generador eléctrico alimentado con torio.

¿Se imaginan una sociedad propulsada por vehículos nucleares, seguros, con autonomía ilimitada y sin emisiones de CO2?

Fuente: Autoblog | Txchnologist | Wikipedia En Tecmovia: Fusión nuclear, la solución a nuestros problemas energéticos | Compromiso de cero emisiones: la energía solar mueve ficha | Más molinos de viento, ahora para recargar tu eléctrico