ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Ford EcoSport: un motor 1.0 tricilíndrico como máximo exponente del downsizing

Mientras Ford calienta motores para el Salón de Detroit con el C-Max Hybrid y con el Shelby Mustang GT500
cabrio
, a unos cuantos miles de kilómetros de Detroit se ha presentado en Nueva Delhi el Ford Ecosport, un SUV de dimensiones contenidas que aspira a ocupar el terreno de los SUV compactos económicos.

Pero su principal arma no llega de la mano de sus dimensiones o de su diseño, llega de un interesante corazón, claro referente de la sucesión de motores cada vez más contenidos y exprimidos hasta las potencias de los propulsores habituales en busca de unos consumos contenidos.

Se trata de un vehículo que a pesar de tener como principal objetivo mercados emergentes, en Sudamérica la anterior generación de este SUV fue todo un éxito, no renuncia a un cuidado diseño, en el que encontramos reflejadas las trazas del actual Ford Fiesta entrelazadas con las líneas de diseño intrducidas por el Ford Evos Concept.

Del Ford Evos nos encontramos, además de una línea asociada que se generaliza por todo su diseño, elementos como la parrilla hexagonal como principal elemento característico de su porte o una característica mirada que a pesar de no contar con la agresividad (en vivo realmente es igual de impresionante) del Ford Evos, si comparte trazas rectilíneas bien definidas en su diseño.

Pero como adelanta en la introducción de estas líneas, su motores es una de las principales características de este modelo. Para mover al EcoSport se ha recurrido a un motor de 1 litro de cilindrada, que si por cubicaje nos sorprende dada su escasa cilindrada, su número de cilindros no se queda atrás, ya que el motor del EcoSport es un tricilíndrico.

Pero de ese 1.0 tricilíndrico, Ford ha conseguido extraer 120 caballos con un par de 170 Nm. La clave de la fórmula pasa por la sobrealimentación del motor a través de un turbo y el resultado de la ecuación sin duda nos depara una buena cifra de consumos y emisiones sin pasar por la hibridación (y el coste añadido de la operación), demostrando, que antes de aquel futuro eléctrico que hace unos años se nos mostraba como inminente, ahora con las crisis mediante, han aparecido una par de escalones que hay que recorrer antes, pasando por el ya patente downsizing y la hibridación.

No sería extraño que este modelo no se quedase sólo en los países emergentes y llegase a Europa como una buena alternativa, no sólo al Dacia Duster, sino que también a modelos de SUV compactos como el Qasqhai – Juke o al Opel Mokka (Buick Encore) que esperamos conocer en el Salón de Detroit la próxima semana.

Fuente: WCF
En Tecmovia: Ford desvela los primeros datos sobre el C-Max hybrid de 2013| Ford ECOnetic Technologies Forum: jugosos adelantos sobre los coches más eficientes de Ford

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Mario Herraiz

Cargando...