27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Regula la amortiguación de tu coche a través de una aplicación en tu iPhone

( @ClaveroD ) el

El fabricante KW nos presenta un kit de suspensión de tipo «coilover» que permite ser regulado a través de una aplicación instalada en tu iPhone. Ni botones, ni reguladores, ni menús en la pantalla táctil de tu vehículo, KW propone emplear directamente tu iPhone para ajustar en tiempo real el programa de dureza para la amortiguación de tu coche, permitiendo su acceso remoto a través de una conexión WiFi.

Este tipo de suspensión supone el actual tope de gama dentro del catálogo de KW para automoción, el kit de suspensiones coilover que ofrece el fabricante arroja un grado de ajuste y personalización de todos los parámetros que pueden afectar al conjunto muelle-amortiguador. Como novedad, se ha incorporado en este gama el control de la dureza empleando la tecnología magnetoreológica que varía la dureza de los amortiguadores en función de un campo magnético que altera las propiedades del fluido alojado en su interior.

Configurando nuestro coche a través de un iPhone

Regula tus KW a través de tu iPhone

Es esta característica que modifica la dureza de la suspensión la que puede ser alterada mediante la aplicación que ha diseñado KW. Tras su descarga a través de la AppStore, el teléfono establece un vínculo con el módulo de control de los amortiguadores empleando un punto WiFi que ha sido ubicado en el sistema, de este modo podemos regular entre varios programas predefinidos con solo acercarnos al vehículo y permanecer dentro de un radio máximo de 5 metros.

Esta tecnología de regulación a través de una aplicación en tu iPhone pone de manifiesto el alcance de los smartphones en la actualidad

Desde el punto de vista tecnológico, KW ofrece una interesante forma de configurar un elemento de nuestro coche como es la amortiguación, olvidándose de los clásicos sistemas que emplean elementos de modificación sobre el mismo conjunto muelle-amortiguador, o control específico que ha de ser situado en una zona de fácil acceso dentro del habitáculo, lo cual resulta difícil dada la nula disposición de espacios extras para sistemas externos después de fábrica.

Esta gama irá extendiéndose por diferentes modelos y fabricantes del mercado, estando ya disponible en algunos vehículos como el Volkswagen Golf de sexta generación, Volkswagen Scirocco, Audi TT o BMW Serie 3 entre otros. La única nota discordante, en países como España dónde si no, es la prohibición expresa de instalar estos sistemas de suspensión tipo «coilover» sin la correspondiente homologación llevada a cabo por un instalador oficial y su obligada visita a la Inspección Técnica por tratarse de una reforma de importancia.

Fuente: KW
En Tecmovia: Amortiguación de frecuencia selectiva FSD en modelos Abarth [Laboratorio Tecmovia] | BMW Motorrad DDC: primer control dinámico de amortiguacion para motocicletas