27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

¿Son los test de colisión un mero trámite para los fabricantes de automóviles?

( @ClaveroD ) el

Camino peliagudo el que ha escogido el Insurance Institute for Highway Safety, IIHS, que colabora activamente con la National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA, que viene a ser el equivalente norteamericano a nuestro conocido organismo EuroNCAP. El caso es que el IIHS ha desarrollado un nuevo test de choque que está dejando en evidencia a más de un fabricante, y los resultados negativos se acumulan tanda tras tanda.

Los ensayos realizados por los organismos respectivos en cada continente como EuroNCAP o NHTSA, a grosso modo establecen una serie de pruebas y protocolos que se repiten en todas las colisiones para evaluar la amplia mayoría de modelos presentes en el mercado bajo un mismo criterio. De este modo, a grandes rasgos, encontramos en EuroNCAP el choque frontal a 64 Km/h (con el 40% de superficie), el choque lateral a 50 Km/h y el choque lateral contra poste a 29 Km/h. ¿Pero que pasa cuando se dan otro tipo de impactos?

Menor superficie de impacto = mayor gravedad de las consecuencias

El IIHS propone un choque con sólo el 25% de la superficie frontal a una velocidad de 64 Km/h

Este es el hecho que está poniendo de manifiesto el IIHS con cada nueva prueba que realiza bajo el protocolo ideado por ellos y denominado Small overlap frontal test, donde se procede a comprobar el comportamiento del vehículo cuando un 25% de su superficie frontal impacta a 64 Km/h. Aquí la clave reside en la absorción capaz de llevar a cabo la estructura en una mínima sección de la misma, intentando cumplir con una deformación progresiva que consiga proteger a los ocupantes. ¿Resultado? suspenso en una alarmante cantidad de los casos.

La prueba de impacto realizado en varios modelos que han conseguido las ansiadas 5 estrellas otorgadas tras el cumplimiento satisfactorio de las pruebas convencionales ha sido que, en la mayoría de los casos, se hace alarde de una alarmante muestra de la falta de seguridad ante este tipo de impactos. Por regla general, una de las consecuencias más representativa del impacto es la deformación del pilar A y el desplazamiento de volante y consola, provocando una ineficaz actuación de los elementos de seguridad pasiva.

¿Coches diseñados para pasar pruebas, o coches diseñados para afrontar la realidad?

El dilema que se presenta es obvio, dejando al descubierto que los fabricantes apuntan a conseguir el máximo de puntuación en pruebas EuroNCAP o NHTSA

La lista de vehículos probados bajo este nuevo test de choque, que por el momento no cuenta con validez alguna fuera de la propia publicación de resultados, supera las dos docenas, encontrando pocos buenos resultados más allá del actual Volvo S60, el Ford Escape o el Toyota iQ. Desde la perspectiva más negativa encontramos modelos tales como: Toyota Prius+, Volkswagen Passat CC, Lexus IS, Chevrolet Malibu o Mercedes Clase C.

A excepción de Volvo, los fabricantes no han ofrecido explicaciones ni matizaciones al respecto. Desde el propio IIHS y Volvo han dejado caer la importancia del desarrollo y estudio de las estructuras y su diseño en función de condiciones y circunstancias reales, algo que el propio fabricante sueco subraya añadiendo su experiencia en este campo respaldada por ensayos propios llevados a cabo sobre situaciones reales de circulación y, no solo sobre los modelos de choque que los organismos pertinentes ponen bajo la lupa.

Un hecho que invita a endurecer la obtención de estrellas en la actualidad

Se sobreentiende que los test de ensayo son simulaciones escogidas por tratarse de situaciones muy representativas de la realidad común, por lo que en todo caso habría que buscar culpables en los fabricantes. Desde hace mucho tiempo se promueve un endurecimiento de las pruebas llevadas a cabo para incluir nuevos modelos de choque y el comportamiento ante vuelco. Sin duda se puede mejorar, y este nuevo ensayo muestra alto y claro que no solo se puede, sino que se debería obligar a ello.

Fuente: IIHS
En Tecmovia: Últimos resultados EuroNCAP: Dacia Lodgy 3 estrellas y el nuevo Seat León mejor que el Volkswagen Golf | EuroNCAP publica los últimos resultados de impacto: Volvo V40, Ford B-MAX y Renault Clio destacan en sus segmentos | Protección para peatones: la asignatura pendiente en los últimos resultados de EuroNCAP | Latin NCAP nos muestra la diferencia entre continentes en materia de seguridad

Comentarios...

No está permitido comentar.