Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor TecmoviaSearch Icon
Ford
Logo Icon

3 MIN

La conducción autónoma de Ford entra en una interesante segunda fase

A mediados del pasado mes de Diciembre os descubríamos el programa Ford Fusion Hybrid Automated Research Vehicle, un ambicioso programa de investigación sobre conducción autónoma liderado por Ford y en colaboración de la Universidad de Michigan y la aseguradora State Farm. Las conclusiones del programa pusieron sobre la mesa una tecnología completamente capaz, pero aún falta de madurez en campos críticos como la interacción con el mundo real.

Esta falta de madurez es la que pretende ser resuelta en una nueva etapa que da comienzo ahora, aunque colaborando en esta ocasión con el MIT y la Universidad de Stanford. El nuevo de reto de Ford para su programa de conducción autónoma no es otro que alcanzar la capacidad de predecir situaciones y acciones del resto de vehículos y peatones que componen el escenario por el que circulan los vehículos autónomos.

Ver más allá: el nuevo reto de la conducción autónoma

Haciendo uso de la tecnología Lidar, Ford ha conseguido desarrollar un mundo virtual donde el vehículo autónomo es capaz de posicionar todos los objetos circundantes en tres dimensiones. Este hito es todo un avance que permite que a través de una red de vehículos conectados, se pueda crear una base de datos global sobre el tráfico en tiempo real.

La problemática surge cuando los objetos está en constante movimiento y, sobre todo, cuando esos objetos detectados realizan movimiento impredecibles como es el caso de los peatones. Adelantarse a las posibles acciones de un peatón es una tarea harto difícil, pero en esta nueva colaboración se persigue desarrollar un algoritmo capaz de prever un alto porcentaje de las situaciones.

Al mismo tiempo, otro hándicap que sigue mostrando la conducción autónoma es ser capaz de ver más allá de lo que los objetos circundantes permiten. El uso de la tecnología Lidar permite un alto grado de exactitud en la confección de mapas de nuestro entorno gracias al uso de un sistema muy similar al de un sonar donde la imagen se crea a través del análisis del retorno del pulso emitido.

¿Pero que hay más allá? Esta es la pregunta que también se pretende responder en esta nueva etapa, para así evitar que un objeto estático impida ver que tras de él se encuentra un futuro riesgo de colisión o atropello.

Fuente: Ford En Tecmovia: Fusion Hybrid Automated Research Vehicle, el coche autónomo según Ford | Aparcar tu coche sin estar dentro de él, la nueva propuesta de Ford [Laboratorio Tecmovia] | Mercedes Intelligent Drive: el programa de conducción autónoma que transformará el automóvil | 100 Volvo autónomos circularán libremente por las calles de Gotemburgo en 2017 En Diariomotor: ¿Cómo es el mundo real a los ojos de un coche autónomo?