MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Coches eléctricos

3 MIN

Un 15% más de autonomía en eléctricos si incluimos una caja de cambios

Cajas de cambios sí, cajas de cambio no. Este es uno de los dilemas que planea sobre todo vehículo eléctrico. Un dilema que a día de hoy se resuelve con una negativa por la totalidad de la industria ante la necesidad real de añadir un sistema de transmisión que complicaría más de lo necesario estos diseños de propulsión que hacen de la simplicidad técnica y el reducido número de partes móviles uno de sus principales atractivos.

Pero la eficiencia sigue defendiendo la introducción de transmisiones en los propulsores eléctricos de cara a encontrar un salvoconducto para conciliar la movilidad eléctrica con las altas velocidades. Y aquí es done la introducción de un cambio con diferentes relaciones de transmisión encontraría su razón de ser con relaciones capaces de ofrecer 2.000 Nm a la rueda en la relación más corta y una desmultiplicación final que consiguiera estirar la autonomía hasta un 15% más.

¿Es necesaria una caja de cambios en un eléctrico?

La firma británica Drive System Design ha desarrollado un sistema de transmisión con tres velocidades (10.01:1, 7,15:1 y 5,42:1) en el que se integra un propulsor eléctrico de 55 kW de potencia nominal y 100 kW de potencia máxima. Gracias a la relación de transmisión más cerrada, el par motor transmitido alcanza la impresionante cifra de 2.000 Nm.

2.000 Nm de par final y un 15% más de autonomía avalan la introducción de cajas de cambios en los eléctricos

El diseño además, denominado MSYS, hace gala de un grado de eficiencia muy alto con un 91% en total incluyendo propulsor y transmisión. La inclusión del cambio supone mínimas pérdidas en el conjunto, apenas un 2%, lo que consigue que con el total del 91% de eficiencia este diseño pueda competir frente a trenes de propulsión eléctricos con una única desmultiplicación.

Otro punto a favor es el enfoque que le ha dado Drive System Design al conjunto integrando motor, transmisión, lubricación y refrigeración en un único bloque. Con un peso total de 55 kg y mínimo uso de tierras raras en la construcción del propulsor eléctrico, el diseño MSYS pretende hacerse un hueco en el mercado para permitir a los vehículos eléctricos mejorar sus cifras de autonomía en hasta un 15%.

Fuente: GreenCarCongress En Tecmovia: Nuevos detalles de la transmisión de 4 relaciones para eléctricos firmada por Graziano | XTRAC desarrolla un cambio manual pilotado híbrido para hablar de altas prestaciones