27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

El futuro de los turbos eléctricos todavía arroja dudas

( @ClaveroD ) el

Audi será el primer constructor en poner en el mercado un automóvil equipado con un compresor eléctrico, sin embargo son ya numerosos los fabricantes que están mostrando su interés o curiosidad en tanto al futuro de esta tecnología que está llamada a revolucionar el mercado de los automóviles. Valeo será el fabricante que suministre los primeros compresores eléctricos, consiguiendo una importante ventaja frente a Honeywell y BorgWarner que también trabajan en modelos de producción en masa sobre esta idea. Sin embargo, todavía existen grandes dudas en tanto a la rentabilidad de esta apuesta, pues los cambios que introducirán no serán precisamente pocos.

Audi A6 TDI concept

El salto de 12 a 48 voltios: la verdadera clave para seguir recortando consumos

El que Audi haya confirmado su particular cruzada haciendo uso de los compresores eléctricos está impulsando a que la industria mueva ficha en este sentido. Firmas como BMW han declarado que aunque las ventajas del compresor eléctrico están ahí, todavía existe suficiente potencial en los sistemas de sobrealimentación convencionales como para conseguir resultados similares. Además, también hay que tener en cuenta que el punto crítico del sistema de sobrealimentación eléctrica está en su elevado consumo, en torno a los 7-8 kW.

Con semejantes cifras de consumo, Audi ha decidido apostar por la integración de arquitecturas de 48 voltios en una infraestructura paralela a los sistemas convencionales de 12 voltios. Ford, Hyundai-KIA y Honda han mostrado interés en la sobrealimentación eléctrica, sin embargo, el importante incremento de los costes que supone integrar toda una nueva arquitectura no termina de despejar dudas.En estos momentos, los primeros prototipos mostrados por Audi han conseguido alcanzar cifras de potencia de 385 CV para un motor 3.0 V6 TDI, mientras que la reducción de emisiones es de 7 gramos por kilómetro recorrido.

Audi RS 5 TDI concept

La necesaria revisión de las arquitecturas de soporte eléctrico, de 12 a 48 voltios, son la pieza clave del futuro de los compresores eléctricos, un punto crítico que todavía necesita de bastante evolución y reducción de costes para convertirse en un sistema estándar.

Fuente: AutomotiveNews
En Tecmovia: El compresor eléctrico hará su debut en el Audi Q7 con hasta un 20% de ahorro en consumos | Los Turbos eléctricos se convierten en la mayor mejora en eficiencia