25 de octubre de 2017 (*) actualizado a las 09:15

¿Por qué Ford no quiere ser la primera en vender coches autónomos?

( @ClaveroD ) el

Ford no está interesada en ser el primer fabricante en llevar al mercado el coche 100% autónomo, y aunque estas afirmaciones podríamos tomárnoslas de muy diferentes formas, lo cierto es que Ford señala puntos clave que defienden el no interés en esta carrera tecnológica. Ford trabaja desde hace años en su propio programa de conducción autónoma bajo el proyecto Automated Research Program, pero ahora su interés está centrado en explotar sus investigaciones a medio-largo plazo, dejando la carrera por comercializar coches autónomos en otros fabricantes como Google, Mercedes, Volvo o Audi.

Automated Fusion Hybrid Research Vehicle

Existe una realidad y ésta es admitir que el coche 100% autónomo es ya posible, y que de hecho fabricantes como Audi, Mercedes o la propia Ford señalan que existen más impedimentos legales que técnicos para llevar a las calles la tecnología de conducción autónoma. Dicho esto, existe otro factor que pocas veces es tenido en cuenta, y ésta es la falta de madurez de la tecnología y, especialmente, la falta de madurez de los usuarios a la hora de afrontar un sistema de circulación donde la conducción autónoma interfiera de cualquiera forma en nuestros trayectos cotidianos. ¡Tenemos que acostumbrarnos a convivir con coches autónomos!

Automated Fusion Hybrid Research Vehicle

Ford ha confirmado que en estos momentos está trabajando en la segunda de sus tres fases previstas de implantación de las tecnologías de conducción autónoma. Esta segunda fase se traducirá en el acercamiento de los desarrollos e innovaciones al mercado, implantando soluciones de asistencias a la conducción como son el asistente para atascos como función ampliada del control de crucero adaptativo o el aparcamiento automatizado.

Automated Fusion Hybrid Research Vehicle

Curiosamente, Ford subraya la importancia que han cobrado las cámaras en todo lo relacionado con las asistencias a la conducción, y por ende, con el vehículo autónomo. Pero aún más, en pulir los algoritmos empleados y reducir los costes para que las tecnologías de conducción autónoma puedan llegar al mercado global y no solo a los modelos de alta gama. Ford quiere conseguir una tecnología madura lo suficientemente capaz de llegar a sus modelos de aquí a 2020 como parte de su equipamiento, empleando una implantación paulatina de funciones y haciendo madurar la tecnología y reduciendo los costes de su empleo.

Fuente: Ford
En Tecmovia: La conducción autónoma de Ford entra en una interesante segunda fase | ¿Qué significa que Reino Unido legalice el uso de coches autónomos?